• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Padres de Leopoldo López denuncian irregularidades del juicio en España

Lamentaron que los líderes políticos de Latinoamérica no se pronuncien ante el juicio de Leopoldo López | Foto: Cortesía El País

Lamentaron que los líderes políticos de Latinoamérica no se pronuncien ante el juicio de Leopoldo López | Foto: Cortesía El País

Leopoldo López Gil y Antonieta Mendoza denunciaron en entrevista a El País que las audiencias estuvieron militarizadas: cerraban las adyacencias del Palacio de Justicia y se realizaron sin acceso a medios de comunicación ni observadores internacionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Leopoldo López y Antonieta Mendoza, padres del líder opositor Leopoldo López, se encuentran en Madrid, España, para entrevistarse con representantes políticos para denunciar las irregularidades que, según dijeron, se cometieron en el juicio de su hijo.

Lamentaron que los líderes políticos de Latinoamérica no se pronuncien ante esto. Su esperanza la depositan en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Señalaron en entrevista con El País que, a pesar de que escucharon por 20 minutos la sentencia de su hijo, no han recibido notificación escrita. Destacaron que legalmente después de nueve días laborales la condena debe ser pública.

Antonieta Mendoza dijo que entre las irregularidades del juicio de su hijo están que las audiencias estuvieron militarizadas, cerraban las adyacencias del Palacio de Justicia. El juicio, aunque fue oral y público, era a puertas cerradas. La defensa presentó 75 testigos mientras que la Fiscalía 108, de estos, solo uno de la defensa fue aceptado. 30 pruebas entre fotos y videos de Fiscalía y ninguno de la defensa.

78 presos políticos hay actualmente en el país, indicaron los padres de López; entre ellos se encuentran 15 estudiantes. No obstante, aseveraron que confían en que la oposición gane las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Pero exigen que se hagan libremente, es decir, con permisos a que vengan observadores internacionales o auditorías sobre los resultados. 

Lea más en El País