• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Pablo Iglesias se burla de la investigación que planea hacer la AN en su contra

Pablo Iglesias junto a Nicolás maduro

Pablo Iglesias junto a Nicolás maduro

El líder de Podemos defendió en una entrevista con la emisora pública Radio Nacional de España (RNE) que quien tiene la "competencia para investigar y perseguir la financiación ilegal son los tribunales españoles, no los partidos extranjeros"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El líder del partido español Podemos (izquierda), Pablo Iglesias, dijo hoy que ve "absolutamente ridículo" que un "grupo de partidos extranjeros" pretenda investigar un presunto delito de financiación ilegal de su partido y rechazó la citación de la Asamblea venezolana para declarar el 6 de julio.

Iglesias defendió en una entrevista con la emisora pública Radio Nacional de España (RNE) que quien tiene la "competencia para investigar y perseguir la financiación ilegal son los tribunales españoles, no los partidos extranjeros".

El político hizo hincapié en que el Tribunal Supremo español "ha dicho ya cinco veces" que no se produjo ese delito.

La Asamblea Nacional venezolana pidió ayer a varios diputados de Podemos que comparezcan ante este parlamento para informar sobre el supuesto dinero recibido entre 2003 y 2011 del Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez por la fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales), próxima a Podemos.

Iglesias se mostró convencido de que con este asunto algunas formaciones políticas españolas solo pretenden "hacer ruido" en plena campaña para las elecciones del próximo domingo.

En otra entrevista concedida a la televisión pública TVE, Iglesias sostuvo que "va contra el Estado de derecho que un grupo de partidos (de otro país) se erijan en tribunal".

"A nosotros nos juzgan los tribunales españoles", advirtió el candidato a presidente del Gobierno español por la coalición Unidos Podemos.

La polémica por la presunta financiación irregular de Podemos por parte de Venezuela ha estado presente en la vida política española en los últimos meses, con insistentes referencias a su supuesta vinculación con el chavismo.