• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

PSUV tiene testigos garantizados ante las máquinas de prechequeo

Consejo Nacional Electoral (CNE)

Consejo Nacional Electoral (CNE)

La oposición refuerza a sus veedores en el sorteo de las máquinas para la auditoría, el horario de cierre y el voto asistido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión adoptada por la Escuela de Formación de Testigos del PSUV, en una reunión el 23 de octubre, de aumentar el número de testigos entrenados por mesa de tres a cinco para las elecciones regionales, le permitirá a la tolda oficialista garantizar, además de los veedores por mesa, a representantes ante el Sistema de Información del Elector.

A partir de mañana y hasta el 9 de diciembre, los partidos políticos podrán consignar los requisitos establecidos por el Consejo Nacional Electoral para acreditar a sus representantes. De acuerdo con el documento Procedimiento para Extender las Credenciales de las y los Testigos en las Elecciones Regionales 2012, aprobado por el directorio el 31 de octubre, en los comicios de diciembre habrá “testigos regionales, testigos ante las juntas regionales, testigos ante las juntas municipales, testigos de mesa y testigos ante la estación del Sistema de Información al Elector”.

La novedad es que en la elección presidencial había cuatro tipos de testigos: nacionales, ante el CNE, ante las juntas municipales y ante las mesas de votación. El testigo ante el SIE no existía.

Reforzamiento. La decisión del PSUV de aumentar sus veedores no sólo parece haberle picado adelante al directorio, sino que podría darle una ventaja comparativa frente a la oposición, que mantiene su rechazo al SIE y no ha dicho nada sobre sus veedores ante el dispositivo.

Para las elecciones regionales, la Mesa de la Unidad Democrática decidió descentralizar la campaña. Antonio Ledezma, jefe de la Unidad de Apoyo a las Regiones, declaró que todo lo relativo al proceso de formación de testigos corre por cuenta de los equipos de campaña regionales: “Lo principal será tener presencia en todas las mesas y corregir las fallas en cuanto al sorteo de las máquinas para la auditoría, la exigencia de las actas de mesa, el horario de cierre de las mesas y el voto asistido, entre otros.

Reforzaremos el trabajo de los testigos que participaron con nuevos voluntarios que están siendo formados”.
Señaló que no maneja una cifra nacional de los testigos porque todo el proceso depende de los estados: “Nosotros somos una unidad de apoyo. Cada estado monta su propio padrón”.

Un batallón. En esta elección estarán activas 12 circunscripciones regionales, 23 juntas regionales, 334 juntas municipales, 36.220 mesas y 5.000 máquinas de prechequeo. El Procedimiento para la Acreditación, aprobado por el CNE, establece que en las elecciones regionales los partidos políticos podrán acreditar un testigo por circunscripción regional y tres (un principal y dos suplentes) ante cada junta regional, cada junta municipal, cada mesa electoral y cada Sistema de Información del Elector.

En otras palabras, un partido que lograra formar todos los principales y suplentes autorizados para las elecciones regionales podría acreditar a un total de 124.743 testigos distribuidos de la siguiente forma: 12 representantes para las circunscripciones regionales, 69 para las juntas regionales, 1.002 ante las juntas municipales, 108.660 ante las mesas de votación y 15.000 para las máquinas de prechequeo.
El mínimo de testigos de mesa en las presidenciales era de 117.966. El PSUV acreditó a 131.086 personas y la oposición contó con 117.730 al inicio del proceso.
Los testigos están facultados para “exigir que se deje constancia en acta de aquellos hechos irregulares que hubiese observado”.

Un obstáculo
El rector Vicente Díaz describió el SIE como un “dispositivo que, además de no estar contemplado en la Ley, implica un despilfarro de recursos”. No obstante, en el directorio del 15 de noviembre, las rectoras Tibisay Lucena, Sandra Oblitas, Socorro Hernández y Tania D’Amelio aprobaron mejorarle el software y hacerlo de uso obligatorio el 16-D.

Un dirigente de nivel medio del PSUV, que pidió resguardar su nombre, cree que el directorio del CNE debería revertir su resolución. “Ese dispositivo debería ser retirado porque fue un obstáculo en una elección en la que sólo se votaba una vez. El 16-D serán más votos, el procedimiento tardará más y no es conveniente sumarle otro factor de retardo a las colas”, dijo la fuente.

Antonio Ledezma considera que al hacerlo obligante, lo que se persigue es desalentar a la ciudadanía, provocar conflictos el día de la votación y complicar el proceso. “Nosotros tenemos que responder con táctica. Para mí esa estación es sobrevenida, pero la decisión que tomemos tiene que ser reflexiva”, indicó.