• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

PSUV proyecta fortalecer el TSJ en caso de perder el Parlamento

Elvis Amoroso confirmó que está previsto reabrir las postulaciones | Foto Raúl Romero / Archivo

Elvis Amoroso confirmó que está previsto reabrir las postulaciones | Foto Raúl Romero / Archivo

César Rincones (AD) ve la estrategia clara porque con el máximo tribunal podrían avalar cualquier decisión del partido de gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la aprobación en primera discusión de la “ley habilitante antiimperialista” el PSUV dio el primer paso de su estrategia de aseguramiento institucional, en caso de producirse una derrota en las elecciones parlamentarias. El siguiente paso sería el blindaje del Tribunal Supremo de Justicia con una mayoría incuestionable de magistrados elegidos bajo la trilogía Maduro-Flores-Cabello.

El actual primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y presidente del Comité de Postulaciones Judiciales, Elvis Amoroso (PSUV), encabeza la lista de diputados que sacrificarían la curul para ir a donde la revolución los requiera, en este sería caso el TSJ. En ello coinciden fuentes del Parlamento y del máximo tribunal.

Desde el TSJ agregan que “los diputados están presionando para que 12 magistrados principales se jubilen antes del tiempo”. Se trata de los 12 magistrados designados en 2004, cuyos períodos vencen en 2016. Desde la AN ratifican: “Hay varios magistrados principales que serán jubilados antes de tiempo”. Si la operación se concreta, los 12 nuevos jueces se sumarían a los 12 designados en diciembre con el visto bueno de Miraflores.

El diputado César Rincones (AD), miembro del Comité de Postulaciones Judiciales, ve la estrategia clara: “El plan del PSUV es meter en el TSJ a 12 diputados ‘patria o muerte’, que tras perder la mayoría en la Asamblea les permitan utilizar el TSJ para avalar cualquier actuación del PSUV o torpedear cualquier decisión contraria a los intereses del gobierno”.

La estrategia permitiría al PSUV asegurarse 24 de 32 magistrados principales (12 electos en diciembre y 12 este año). 

Proceso pendiente. Amoroso admitió que varios magistrados analizan adelantar su jubilación, pero descartó tener planes de cambiar de rama del poder público: “Ni el comité ni la AN tienen potestad para pedirles la jubilación; es una decisión personalísima. Tengo entendido que hay tres magistrados que quieren acogerse a la jubilación por razones personales. En cuanto a mí, no tengo planteado, de momento, asumir ni postularme para otra función”.

Confirmó que el comité tiene previsto reabrir la convocatoria para elegir cinco magistrados suplentes, “y si se producen las jubilaciones de estos tres magistrados o más, se incluirían en ese proceso”.

Mientras tanto, las fuentes judiciales aseguran que la idea de jubilar a los 12 “tiene el apoyo de Gladys Gutiérrez y el rechazo de la mayoría de los magistrados, entre ellos Luisa Estella Morales y Fernando Vega”.