• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

PSUV niega que plantee suspensión de elecciones

Elías Jaua

El candidato a la gobernación de Miranda, Elías Jaua

Elías Jaua exhortó a deponer intereses grupales y a ser leales, disciplinados y no caer en provocaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El oficialismo se reunió ayer de emergencia en Caracas. El vicepresidente Nicolás Maduro, el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, ministros y candidatos a las gobernaciones evaluaron el nuevo escenario político ahora con la ausencia de Hugo Chávez por su enfermedad y acordaron firmar un “compromiso por la patria y Chávez”, trabajar por mantener la estabilidad política, respaldar a Maduro como vicepresidente y negaron que propongan la suspensión de las elecciones el 16-D.

“Quienes no quieren elecciones son los que van a perder. El Presidente instruyó que la campaña continúe; que logremos una victoria en toda la línea”, sostuvo Elías Jaua, candidato a la Gobernación de Miranda, quien asumió la vocería de los abanderados y del PSUV, primero desde el Palacio Municipal de Libertador y, luego, en la plaza Bolívar, donde instó a la dirigencia y a la militancia a acompañar a Maduro ya ser leales y disciplinados. “No hay que caer en provocaciones de la derecha, que quiere generar desórdenes. El pueblo ha madurado”, afirmó.

Jaua defendió el permiso otorgado por la Asamblea Nacional al Presidente para que viaje a efectuarse otra operación en Cuba y criticó a la oposición, que exige aplicar la Constitución, que prevé opciones ante la falta de Chávez. “No hay ningún tipo de vacío de poder. Es el mismo discurso del 11-A. Apuestan a que Chávez no esté; Chávez está y va a estar siempre. La Constitución es muy clara: el Presidente puede salir más de cinco días del país; eso es un debate estéril”, replicó.
 
Resoluciones

En el Palacio Municipal Jaua tenía a su lado a los otros 22 candidatos del PSUV, quienes aplaudieron cada expresión del ex vicepresidente, aunque en sus rostros reflejaban tristeza.

“El chavismo no es fuerza de luto; es viva, llena de fe y esperanza. ¡Estamos orgullosos de ser chavistas y vamos a ganar para hacer mejor a Venezuela y cumplir todos los objetivos que nos propusimos!”, gritó Jaua quien, sin embargo, indicó que si había alguien que quisiera llorar, orar o expresarse por el mandatario que lo hiciera, pues, entiende que puedan combinarse “el sentimiento y el amor a Chávez con la tarea política que estremezca la patria”.

La dirección nacional del partido acordó, a partir de hoy lunes, reunirse con los equipos regionales, con los aliados; respaldar las decisiones del Presidente y del vicepresidente; replantearse la campaña y trabajar por la victoria en los 23 estados, como una forma de rendirle un tributo a Chávez.

Jaua esbozó lo que constituye una preocupación del Gobierno: la estabilidad. “Esta circunstancia significa para los enemigos de la independencia y del socialismo un intento para desestabilizar y dividir al país. Exhortamos a garantizar la paz y la estabilidad, y a afrontar cualquier asalto al poder. No es la primera vez que la revolución sufre una situación compleja. 200 años de lucha, pero somos hijos de Bolívar y de Chávez y vamos a vencer las dificultades. Venezuela no será nunca más el patrimonio de un grupo; no es momento de pequeñeces, de intereses grupales. El chavismo es fuerza combatiente, irreverente pero leal a las creencias, valores de la independencia, la igualdad, la tolerancia y el respeto. Ninguna gobernación será usada como un instrumento para la desestabilización del país, como ha sucedido”.

Antes de gritar: “¡Viva Chávez, carajo!”, dijo que los candidatos se comprometen con Maduro a garantizar “la estabilidad política y la paz de la nación venezolana”.