• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

PSUV llama a debatir en la calle tema del aumento de la gasolina

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosadado Cabello

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosadado Cabello

Diputados y patrulleros divulgarán medidas económicas. Reglamento de primarias se queda como está

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de 14 años en el Gobierno, la alta dirigencia del partido de Hugo Chávez comienza a considerar necesario ajustar el precio de la gasolina. El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, reconoció que es más caro llevar una gandola a una estación de gasolina para que surta los contenedores, que el monto recaudado por la venta del combustible.
“Que se debata en la calle. Estamos de acuerdo en que se genere la discusión y el pueblo diga si está de acuerdo con aumentar el precio”, dijo.
Cabello recordó que, según el ministro Rafael Ramírez, no se ha propuesto aumentar la gasolina a corto plazo, pero llamó a la militancia roja a discutir el tema y a los medios a sondear la opinión pública.
“A los dueños de las estaciones de gasolina no les reporta ganancia la venta de la gasolina y tienen que poner negocios de venta de comida para compensar. No se trata de llamar a un referéndum consultivo porque esa es una decisión que se toma y listo, pero que se abra el debate”, aseguró.
Dijo que la creación del Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario no tiene como finalidad aumentar el control político del Gobierno en la asignación de divisas al sector privado, sino incrementar la eficiencia. “Se les entregan dólares a algunas personas y no traen lo que deberían traer”, dijo.

Maduro responsable. El vicepresidente Nicolás Maduro y el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, participaron ayer en la reunión de la dirección nacional del PSUV. Este último explicó a la dirigencia roja el fundamento y ventajas de la devaluación.
Cabello dejó claro quién asumirá las consecuencias de la medida: “Se toman las decisiones y el Gobierno nacional las asume con responsabilidad: el vicepresidente Maduro, los ministros del gabinete económico, el compañero Giordani, Rafael Ramírez, todos”.
Acotó que el partido bajará la línea a toda su militancia para que salga a la calle a informar a la colectividad sobre la pertinencia de las acciones económicas adoptadas por el Gobierno.

Sin cambios. Diosdado Cabello admitió que el reglamento aprobado por la dirección nacional para las primarias internas generó disconformidades y críticas, mas no habrá cambios. “Cuando era cooptación, no les gustaba. Ahora son las elecciones internas y a muchos no les gusta. Es difícil”, señaló.
Negó que en el partido o en el Gobierno estén ocupados en preparar una elección presidencial para este año. “Los únicos que están desesperados por unas elecciones son los de la oposición. Aquí hay un presidente reelecto que fue muy claro cuando dijo que si por alguna razón él no está presente, (el candidato) será el compañero Nicolás Maduro. No hay otra posibilidad”, dijo.
Con respecto a la solicitud de reunión enviada por el Colegio Nacional de Periodistas a la directiva de la Asamblea Nacional para dialogar sobre las condiciones de la cobertura informativa, Cabello dijo: “No estamos interesados en reunirnos con el CNP. En la AN no hay restricciones, sino reglas”.

Torniquete
El vicepresidente Nicolás Maduro aseguró que las medidas económicas continuarán porque “son necesarias para atajar el ataque especulativo contra la moneda”.
En una inspección a una planta de enlatados en Maracaibo vaticinó que el crecimiento de la economía al cierre de este año será de 6% como mínimo.
Para el vicepresidente, la reacción de la oposición ante el anuncio de devaluación del bolívar revela que “están chillando por la herida, porque el control del cambio les puso un torniquete”. Indicó que ahora los dólares se invierten en proyectos que benefician al país.
Advirtió que desde la oposición se inició una guerra para impedir la transición al socialismo, pero aseguró que el Gobierno tiene la fuerza necesaria para enfrentarlos. A su juicio, el desabastecimiento de productos es una muestra de ese plan opositor.
Como el presidente Hugo Chávez en los viejos tiempos, Maduro no desaprovechó la ocasión para atacar a Fedecámaras y acusarla de “los desastres económicos” ocurridos en la cuarta república. “Ha sido una de las organizaciones más dañinas que ha tenido Venezuela en los últimos 70 años”, dijo.