• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

El PSUV y la MUD jugaron sus fichas para sacar a la gente a votar

Venezolanos dijeron sí a la participación | Fotos Williams Marrero y Raúl Romero

Venezolanos dijeron sí a la participación | Fotos Williams Marrero y Raúl Romero

Cerca de centros de votación el oficialismo instaló puntos rojos, que en esta oportunidad se veían desolados, y utilizó  vehículos de rutas comunales para movilizar votantes. La oposición empleó vehículos que voluntarios pusieron a disposición, dispuso call center y aprovechó el 1 x 10 y los comandos familiares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Puntos rojos estuvieron solitarios
HUMBERTO SÁNCHEZ AMAYA
hsanchez@el-nacional.com
@HumbertoSanchez

La diana sonó a la hora prevista en varios sectores del 23 de Enero, pero no todos atendieron el llamado para ir temprano a los centros de votación. El Liceo Manuel Palacio Fajardo sorprendió a varias personas, acostumbradas en otros tiempos a la algarabía que había cuando votaba Hugo Chávez.

Faltaban pocos minutos para las 10:00 am y Violeta Corredor llevó sombrilla y silla previendo una larga fila. “Es extraño que esté tan vacío. A esta hora siempre había un gentío”, afirmó.

A pocos metros del centro educativo, el punto rojo del PSUV responsable de logística y propaganda estaba desolado. Apenas cuatro personas aguardaban más concurrencia en unas calles donde grafiti y altares recuerdan al gobernante fallecido, pero a varios les extrañaba el silencio. No había música ni parlante que invitara a salir a sufragar.

Sin embargo, en la Unidad Educativa Nacional Bolivariana Miguel Antonio Caro, en la avenida Sucre, la situación era diferente. La fila era más larga. Aproximadamente 600 personas esperaban para revisarse en las listas fijadas en la entrada del Parque Alí Primera, donde justo al lado había un toldo rojo en el que repartían información sobre cómo votar por el PSUV. Al frente, en otro punto, organizaban bandejas de comida y volantes de Ernesto Villegas y Freddy Bernal. “Esto es para que lo distribuyan a los que estamos movilizando”, dijo una mujer que ordenaba bolsas con la comida. Había menos de 10 personas en el toldo, cifra promedio en varios puestos similares de El Paraíso, Antímano y Caricuao.

En el parque dos grúas de Corpoelec prestaban apoyo a la vigilancia de Casa Militar, que se preparaba para la llegada del presidente Nicolás Maduro, que votaría allí. En lugar de los técnicos que suelen usar esos vehículos para arreglar alumbrado público y cableado, dos soldados veían desde las alturas lo que acontecía en la avenida.

En la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales en antímano la asistencia era poca después de la 1:00 pm. El movimiento era mayor en el galpón en una calle transversal. Dentro había taxis y camionetas de las que Pdvsa entrega para rutas troncales. Sirvieron para movilizar a algunos votantes.

De allí no solo salían alimentos, sino también afiches de Jacqueline Faría y Juan Carlos Alemán.

“En la mañana hubo muchos votos nulos y salí a informar cómo votar apropiadamente. Los militares del Plan República me lo prohibieron, pero no estas irregularidades”, contó Tomás Reyes, testigo de la MUD. Motos iban, motos venían, algunos llevaban carteles que invitaban a “votar por la patria”.

Después de las 2:00 pm los motorizados empezaron a ser más frecuentes en la avenida Intercomunal de El Valle. Tocaron corneta y vociferaron consignas en esa vía y en los alrededores.

“Son varios. Hace poco también pasaron dos autobuses llenos de personas que gritaban. Estuve una hora en cola y los vi cuatro veces”, dijo Tabatha Rondón al salir del Carlos Delgado Chalbaud, que coexiste a pocos metros con un centro de logística del PSUV, que se encargó de colocar el rostro del candidato Jesús Farías en los muros circundantes al punto rojo.

La Esquina Caliente de la plaza Bolívar, donde personas de la tercera edad se dedican a ver cadenas de años anteriores del fallecido Chávez, no estuvo operativa. Solo quedó el toldo marcando el lugar.

En la plaza El Cristo, en Petare, hubo cinco toldos del PSUV y dos de la MUD, ambos tenían propaganda. Al frente, en el colegio José De Jesús Arocha, votó cerca de las 3:00 pm Haiman el Troudi, candidato lista por Miranda. Aseguró que no sabía nada de repartición de volantes en las inmediaciones, pero rechazó que haya iniciativas de ese tipo. Expresó preocupación por los votos nulos. “Parece que ocurre cuando no se oprime con fuerza la opción seleccionar todo”, expresó.

LA CIFRA
2.700 personas movilizó la UBCH del colegio José De Jesús Arocha de Petare después de las 3:00 pm

 

Voluntarios movieron los votos de la oposición
EMILY AVENDAÑO
eavendano@el-nacional.com
@Emily_Avendano

El seis a las seis. La consigna de la Mesa de la Unidad Democrática se cumplió y a las 6:00 am los movilizadores de la oposición hacía rato que habían comenzado la jornada. Noris García y Andrea Díaz aprovecharon el transporte que ofrecían en el Conjunto Residencial El Morro, en Petare, y fueron las primeras en ser llevadas a votar a las 5:30 am. Su centro de votación es la unidad educativa Instituto San Lucas, en El Llanito. Entre el colegio y su vivienda –sin mucho tránsito– son más de 20 minutos de recorrido a través de las calles zigzagueantes del barrio más grande de Latinoamérica.

“A esa hora no hay transporte y a mí me gusta ir a sufragar temprano porque en el centro hay más de 5.000 votantes. Aprovechamos la movilización porque la zona es peligrosa”, manifestó Díaz.

Leonardo Landaeta, vecino de El Morro, prestó su camioneta para los traslados. Asegura que entre las 5:30 am y las 4:00 pm había hecho más de 20 viajes para llevar a votantes que figuraban en una lista. “Si hace falta, sigo bajando”, aseguró.

Alfonso Brazón puso a la orden su motocicleta. Él, en cambio, perdió la cuenta de los votantes trasladados: “Han sido muchísimos. Sobre todo a quienes votan lejos de su casa, en Macaracuay, La Urbina, El Llanito, El Marqués. Me metí en esto porque quiero un cambio”.

Mensajes de aliento. La movilización de la MUD incluyó 1 x 10, comandos familiares y llamadas telefónicas. Los candidatos por el circuito 5 de Distrito Capital, Stalin González y Richard Blanco, tenían un call center en El Paraíso. A lo largo de la jornada debían contactar a más de 12.000 personas que durante la campaña manifestaron su deseo de la votar por la MUD. “Vote con calma, no se apresure”, aconsejaban los voluntarios a cargo de las llamadas.

“Nuestro objetivo es hablarle a gente que ya está comprometida. Darles un mensaje de aliento, demostrarles que estamos pendientes; y, en algunos casos, quienes ya votaron reportan si han ocurrido incidentes en su centro”, explicó Héctor Urgelles, concejal de Baruta.

En la mañana había 18 voluntarios en el lugar, pero durante la semana hubo 40. Quienes faltaron estaban en centros electorales como testigos o yendo a sufragar.

Yumelis Acosta, vecina de El Paraíso, explicó que en ningún caso se  preguntaba a la gente por quién votó: “Lo dicen espontáneamente. Primero me identifico y después muchos responden con alegría que están dispuestos al cambio. Son una minoría quienes están reticentes a contestar”.

Acosta acababa de colgar una llamada en la que le reportaron un punto rojo a menos de 200 metros del Centro de Educación Inicial Bolivariano Amanda de Schnell.

En ese circuito, pero en Antímano, Alexander López era el motorizado encargado de trasladar a votantes. Cada uno de los 65 centros de esa parroquia tenía un coordinador y un equipo de movilización.

López es chofer de grúa y mototaxista. Calzado con cholas, en su moto movió a electores por Caricuao, La Vega, El Paraíso y Antímano. “No estoy de acuerdo con el miedo o con que le digan a la gente que le van a quitar su pensión. Lo hago por el futuro de mis hijos, porque no haya más colas ni escasez”.

Argenis Travieso, dueño de un jeep, llevó a electores en la mañana, a mediodía cubrió su ruta y en la tarde retomó el voluntariado para la MUD.

En familia. En El Valle, Mario Laverde, coordinador por la MUD, dijo que en ese circuito no había tanto dinero para contratar vehículos para la movilización: “Quienes colaboraron lo hacen voluntariamente. Ayudan a sus vecinos o prestan vehículos. Se hace el 1 x 10 y también tenemos un call center”.

En el 23 de Enero Manuel Mir, jefe del comando de Jorge Millán, destacó que había comandos familiares por cada uno de los centros de votación. Afirmó que en esa zona se contaban más de 400 de esos comandos.

LA CIFRA
222 electores movilizaron hasta las 4:00 pm voluntarios del conjunto residencial El Morro, en Petare