• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

PJ quiere explicación sobre supuesta venta del oro del BCV

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges / José Pacheco/El Nacional

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges / José Pacheco/El Nacional

“Vamos a pedir este martes en la Asamblea Nacional explicaciones sobre este nuevo desacierto”, dijo el dipuado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, se refirió hoy al anuncio de que el Gobierno estaría vendiendo el oro del BCV para llenar el hueco económico.

 “Vamos a pedir este martes en la Asamblea Nacional explicaciones sobre este nuevo desacierto del gobierno nacional”, acotó el parlamentario.

El diputado se pronunció este domingo en torno a los planes de vivienda del gobierno, al referir que lamentablemente estas iniciativas no han cumplido con las metas trazadas agudizando el déficit habitacional en el país.

El parlamentario presentó un estudio realizado por la tolda amarilla mediante su Operación Lupa al tema de vivienda en el país, al tiempo que recordó que todavía existen familias damnificadas que llevan años esperando por sus viviendas.

En este sentido, Borges recordó los planes habitacionales del gobierno como el Plan Avispa (1999) la Misión Hábitat ((2004), la Misión Villanueva (2007) y la Gran Misión Vivienda Venezuela lanzada en el año 2011.

El diputado a la Asamblea Nacional se refirió a los resultados en este tema al indicar que entre 1999 y 2010, el Gobierno Central prometió la construcción de al menos 900 mil viviendas. Sin embargo, “según cifras precisadas por el propio Ministro de Vivienda, Ricardo Molina, entre 1999 y 2010 el Gobierno Central construyó 310.284 viviendas; es decir, 34,5% de lo prometido”.

Explicó que para el año 2011, el Gobierno Central prometió 153 mil viviendas, “pero las cifras del BCV demuestran que el sector público sólo construyó 62.783, es decir 41% de lo prometido. Mientras que para el año 2012, el Gobierno Central prometió 200 mil viviendas, pero en prensa solo se reseñó la entrega de 94.410 viviendas, es decir 47% de lo prometido”.

De igual forma aseveró que las cifras del Banco Central de Venezuela BCV “reflejan la construcción de 62.995 viviendas por parte del sector público y 83.900 por parte del Poder Popular a través del Programa de Sustitución de Viviendas (SUVI). Es decir, el Gobierno Central cumplió con 31,5% de la meta de 2012, mientras que el Poder Popular asumió 42% de la meta del sector público”. En este sentido el parlamentario explicó que las cifras de autoconstrucción de casas no están sometidas a auditoría del Banco Central, “por eso vemos que el gobierno las infla para tratar de sostener sus mentiras”.

En cuanto al déficit habitacional explicó que en diciembre de 1998 Chávez precisaba un déficit habitacional de 1,5 millones de viviendas. Luego en el año 2001, según el Censo de Población y Vivienda, “53% de las viviendas venezolanas, las cuales albergaban a 12 millones de venezolanos, se ubicaban en barrios y zonas de alto riesgo, y contaban con servicios y equipamientos precarios”.

 

Mientras que para el 2004 el Instituto Nacional de Estadística INE estimaba un déficit habitacional base de 1,8 millones de viviendas, que llegaba a 2,5 millones si se incluían las viviendas inadecuadas.

En 2011, el Censo de Población y Vivienda reflejó que de los más de 2,2 millones de viviendas construidas desde 2001, 72,6% (1,6 millones) fueron construcciones no permisadas y para el año 2012 “se estimó que el déficit es de 2,5 millones de viviendas, incluyendo las viviendas inadecuadas. Es decir, la situación se mantuvo similar a la del año 2004”.

El coordinador nacional de la tolda amarilla realizó también un balance de la construcción de viviendas en el país al explicar que el sector público “terminó 40.124 viviendas en el I semestre de 2013, de las que 26.547 (66%) corresponden a viviendas del Programa de Sustitución de Viviendas (SUVI) llevado por el Poder Popular”.

Refirió que para el cierre del II trimestre de 2013, el sector tenía: 102.624 viviendas en construcción. 203.812 viviendas sin iniciar. 1.978 viviendas paralizadas.

Destacó que el sector privado para los mismos períodos terminó 17.151 viviendas en el I semestre de 2013, el, 21% menos que en el I semestre de 2012. Para el cierre del II trimestre de 2013, el sector tenía 40.993 viviendas en construcción. 92.738 viviendas sin iniciar. 25.725 viviendas paralizadas.

Luego de presentar este análisis el coordinador nacional de Primero Justicia concluyó que este estudio demuestra “el fracaso de las políticas del gobierno nacional en materia de vivienda, aunado a las erradas políticas gubernamentales en materia económica, que han generado un retroceso en el sector de la construcción agudizando la crisis habitacional en el país. “Todavía hay más de 10.000 familias damnificadas viviendo en refugios y gran cantidad de venezolanos habitando en zonas de alto riesgo”.

En este sentido Borges propuso “recuperar la confianza para que se generen inversiones en el país, mediante el respeto a la propiedad privada y a la normativa vigente. Sólo trabajando de la mano y de manera coordinada el sector público y el sector privado se podrá solventar la grave crisis habitacional que vive el país”.