• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oscar Pérez: “Ofrecimiento de Chávez no debe ser visto como una señal de debilidad”

Oscar Pérez | Foto: Nelson Castro

Oscar Pérez | Foto: Nelson Castro

El opositor cree que hay una verdadera intención de revisar los casos de los presos y exiliados políticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Oscar Pérez, dirigente político exiliado en Perú desde hace tres años, cree que pronto podrá volver a Venezuela gracias al llamado al diálogo que hizo el presidente Hugo Chávez, que considera no debe ser visto como una flaqueza del mandatario.
“Hay un ofrecimiento de Chávez que nadie debe observar como una señal de debilidad. Esto debe asumirse con mucha humildad”, dijo por teléfono desde Lima.
“Creo que hay una clara disposición de revisar los casos de presos políticos y exiliados. No tengo por qué dudar de la palabra del Presidente”, agregó Pérez, que llegó a Perú en septiembre de 2009 después de que el Tribunal 37° de Control Penal de Caracas dictó una medida de detención en su contra pues el dirigente convocó y participó en una marcha en contra de la Ley Orgánica de Educación que fue reprimida por la Guardia Nacional.
“Desde el exilio estamos esperanzados y entusiasmados con la posibilidad de que pueda haber una amnistía. Y debo advertir que no soy de los que cree que una amnistía puede pedirse con piedras en las manos”, señaló.
El miembro del partido Alianza Bravo Pueblo, que actualmente se gana la vida como chofer de un autobús turístico en Lima, cree que es Venezuela la que saldrá victoriosa si se logra la liberación de los presos políticos y el regreso de los exiliados.
Al ser consultado sobre su visión de la situación actual del país, Pérez contestó: “Hay una realidad. El pueblo se expresó y decidió”.
Considera que la oposición tiene la responsabilidad de evaluar qué es lo que se está haciendo mal y cuáles son las políticas que le han permitido a Chávez mantenerse en el poder.

La realidad de su familia. Pérez contó que desde Perú no sólo ha observado el desarrollo del acontecer político y social en Venezuela, sino que también ha visto cómo se ha desmembrado su familia.
“Me perdí el matrimonio de mi hija, su embarazo y el nacimiento de mi nieto. Estoy perdiendo momentos por compartir con mis dos hijos mayores y el crecimiento de mis dos nietos. El primer año fue el más duro porque vivía completamente solo”, relató el dirigente, que ahora está en Lima con su esposa y su hija menor, una adolescente de 14 años.
Sus dos hijos mayores –Oscar, de 27 años de edad, y Osmary, de 24 años– viven en Venezuela, al igual que sus dos nietos, uno de 4 meses y otro de 3 años de edad.
“A mi mamá la he visto 2 veces en 3 años, y a mi nieto más pequeño me lo trajeron por 15 días y me quedó la fiebre de seguirlo abrazando”, expresó.
“Debe entenderse que cuando hablo sobre mí hablo de una realidad que es igual para todos los exiliados y presos políticos”, indicó.
Pérez aseguró que aunque espera con humildad una amnistía continuará siendo de oposición y defendiendo los ideales en los que cree: “Una vez una persona afecta al oficialismo que estaba en Lima me reconoció y empezó a gritarme: ‘Oscar Pérez, chofer, para lo que quedaste’. Lo que esa persona no sabe es que en realidad estoy contento con lo que hago, no me avergüenzo. Estoy orgulloso de quien soy y de mis ideales, que no han cambiado para nada”.

La Cifra
127 perseguidos políticos es la cifra incluida en el informe del año pasado de la Comisión de Derechos Humanos de la Mesa de la Unidad Democrática sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Presos políticos (*)
Marco Hurtado: está detenido desde hace 9 años y 7 meses. Fue condenado a 16 años y 8 meses de cárcel por los hechos de abril de 2002. Hace 4 años completó el tiempo necesario en prisión para quedar sometido a régimen abierto. Permanece recluido en Ramo Verde.
Arube Pérez: está privado de libertad desde hace 9 años y 7 meses. Fue sentenciado a 17 años y 10 meses de cárcel por los hechos de abril de 2002. Desde hace más de 3 años tiene derecho a terminar de cumplir su condena en régimen abierto. Permanece recluido en Ramo Verde.
Erasmo Bolívar: está preso desde hace 9 años y 7 meses. Fue sentenciado a 30 años de cárcel por los hechos de abril de 2002. Hace 2 años completó la cuarta parte de su condena, por lo que podría completar el resto mediante destacamento de trabajo, que consiste en salir de prisión durante el día para ir a trabajar. Permanece detenido en Ramo Verde.
Luis Molina: está detenido desde hace 9 años y 7 meses. Fue condenado a 30 años de cárcel por los hechos de abril de 2002. Hace 2 años completó la cuarta parte de la sentencia, lo que le da derecho a completar el resto mediante destacamento de trabajo. Permanece recluido en Ramo Verde.
Héctor Rovain: está privado de libertad desde hace 9 años y 7 meses. Fue condenado a 30 años de cárcel por los hechos de abril de 2002. Hace 2 años completó la cuarta parte de la sentencia, por lo que podría completar el resto mediante destacamento de trabajo. Permanece detenido en Ramo Verde.
Iván Simonovis: el jueves cumplirá 8 años preso. Fue condenado a 30 años de cárcel por los hechos de abril de 2002. Hace 7 meses completó en prisión el tiempo necesario para salir a trabajar durante el día. Está detenido en el Sebin.
Juan Bautista Guevara: tiene 8 años detenido. Fue sentenciado a 27 años y 9 meses de prisión por el asesinato del fiscal Danilo Anderson, ocurrido en noviembre de 2004. Desde hace un año tiene derecho a salir de prisión durante el día para ir a trabajar, hasta completar lo que resta de su condena. Está preso en el Sebin.
Otoniel Guevara: el viernes cumplirá 8 años preso. Fue sentenciado a 27 años y 9 meses de prisión por el asesinato del fiscal Danilo Anderson. Desde hace un año tiene derecho a salir de prisión durante el día para ir a trabajar, hasta completar lo que resta de su condena. Permanece recluido en el Sebin.
Rolando Guevara: el viernes cumplirá 8 años detenido. Fue sentenciado a 27 años y 9 meses de prisión por el asesinato del fiscal Danilo Anderson. Desde hace un año tiene derecho a salir de prisión durante el día para ir a trabajar, hasta completar lo que resta de su condena. Está preso en el Sebin.
César Camejo: en enero cumplirá dos años preso, sin que haya comenzado el juicio en su contra. Es señalado por la supuesta comisión de los delitos de distracción de fondos de ahorristas, aprobación indebida de créditos, publicación de información financiera falsa y asociación para delinquir, mientras formaba parte de la junta directiva de la entidad de ahorro y préstamo Casa Propia. Está detenido en el Sebin.
Antonio Márquez: el 10 de diciembre cumplirá tres años privado de libertad sin que haya comenzado el proceso judicial en su contra. Es señalado por apropiación de recursos de ahorristas y asociación para delinquir en calidad de cómplice no necesario. Su defensa ha alegado que los delitos que le imputan fueron despenalizados y no están tipificados en la Ley de Bancos vigente, pero el TSJ sentenció que el juicio debe ajustarse a la norma derogada. Está preso en el Sebin.
César Medina Gómez: el domingo cumplirá dos años preso sin que haya comenzado el juicio en su contra. Es señalado por conspiración, instigación a la insurrección y rebelión –por su supuesto apoyo a los llamados oficiales de plaza Altamira, que se declararon en desobediencia en 2002–, a pesar de que la Ley de Amnistía de 2007 estableció dejar en el olvido los delitos por rebelión cometidos en 2002. Permanece detenido en la sede de Polimiranda en Charallave.
Mario Dickson: fue detenido en septiembre de 2010. Es señalado por apropiación de recursos de ahorristas y asociación para delinquir en calidad de cómplice no necesario. Sus abogados alegan que la Ley de Bancos en vigencia desde diciembre de ese año despenalizó esos delitos. Estuvo preso en el Sebin hasta marzo, cuando le concedieron arresto domiciliario por razones de salud.
María Lourdes Afiuni: el 10 de diciembre completará tres años presa sin que haya comenzado el juicio en su contra. El Poder Judicial acordó la solicitud fiscal de prorrogar hasta diciembre de 2013 su detención preventiva, a pesar de que la ley indica que una persona no puede permanecer recluida sin sentencia por más de dos años, salvo en casos excepcionales. Fue aprehendida por otorgar libertad condicional al banquero Eligio Cedeño, que tenía más de dos años privado de libertad sin condena. Cumple arresto domiciliario.
(*) Con información tomada del Informe 2012 sobre Presos Políticos de Fundepro