• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oposición inició un proceso de revisión interna luego del 16-D

El alcalde Metropolitano Antonio Ledezma / Captura Globovisión

El alcalde Metropolitano Antonio Ledezma / Captura Globovisión

Ledezma dijo que hay que trabajar el mensaje y entender “cómo ganaron los paracaidistas”. Borges opina que el Gobierno no da para más

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después del golpe que significó ganar sólo tres gobernaciones –Bolívar aún está discutida–, la oposición se enfocó en analizar los resultados de las elecciones regionales del 16 de diciembre para saber cómo actuar.

Antonio Ledezma, coordinador de la Unidad de Apoyo a las Regiones de la Mesa de la Unidad Democrática, explicó que comenzó un proceso de reuniones para revisar en qué se falló. “No estamos aquí para celebrar sino para analizar los resultados”, dijo.

Considera que es necesario que la oposición se reinvente para enfrentar futuros desafíos. “Mientras más se complican los problemas del país, más aguda debe ser la voluntad de trabajo de todos los sectores políticos que hacemos vida en la unidad. No estamos contentos, pero sí dispuestos a dar la pelea por la democracia y el país. Todo el mundo tiene que revisarse, pero la idea no es maltratarse unos con otros”, señaló.

El alcalde metropolitano planteó la necesidad de encontrar la manera idónea de enfrentar la abstención sin sermonear a quienes decidieron no votar. “Muchos votaron para protestar y muchos se abstuvieron porque consideraron que era la mejor manera de protestar”, expresó.

La Mesa de la Unidad Democrática también diseñará una estrategia más efectiva para que el mensaje de la oposición llegué: “Todos los días me pregunto cómo ganaron unos candidatos paracaidistas en Trujillo y Anzoátegui; ¿cómo Aragua, que sufre los embates de la inseguridad, eligió al corresponsable de las políticas de seguridad fallidas?”, agregó.

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, también admitió que la unidad debe someterse a un proceso de reflexión en todo el país para determinar por qué no se pudieron lograr más triunfos. Aclaró que la Mesa de la Unidad Democrática no puede centrarse sólo en las fallas del Consejo Nacional Electoral o en el problema de la abstención, sino que “hay que meter la lupa para saber qué hay que cambiar”.

Borges, sin embargo, hizo una lectura del resultado desde una óptica más positiva para la oposición: opina que en la era del postchavismo esta es la última elección que gana un sistema que no da para más. “El chavismo no ganó, arrebató, se impuso por las malas en una democracia que está amarrada”, dijo.

El diputado pidió no centrarse sólo en el número de estados que se perdieron y aclaró que si todos los que votaron por Capriles el 7 de octubre lo hubiesen hecho en las regionales se hubiesen ganado 18 gobernaciones. “Todo lo que se hizo fue impulsar artificialmente a unos candidatos sin raíz en sus estados. Fue una demostración de fuerza, no de democracia. Este es uno de los últimos capítulos de un gobierno que se está pudriendo”, añadió.


Abusos

Para la oposición las elecciones del 16 de diciembre estuvieron marcadas por las injusticias del oficialismo. Borges dijo que esa elección llegó a la cima del abuso, algo que se evidenció en las migraciones, los cambios extemporáneos en el tarjetón electoral, el dinero del Gobierno que se utilizó en la campaña, el proselitismo de Nicolás Maduro y de Jorge Arreaza y de “la manipulación asquerosa que se hizo con la enfermedad del Presidente”.

Ledezma criticó el ventajismo, el uso abusivo de los medios de comunicación, rechazó que el CNE manipulara las fechas de las elecciones a su antojo, permitiera las migraciones extemporáneas y mantuviera “la obsesión por la aplicación de máquinas electorales”.