• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oposición dice que falta la mediación de un "tercero de buena fe"

Ramón Guillermo Aveledo / José Pacheco

Ramón Guillermo Aveledo | José Pacheco / El Nacional

La alianza de partidos opositores venezolanos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se manifestó hoy a favor de que un "tercero de buena fe" intervenga en la crisis política por la que pasa el país y que se ha agudizado con las protestas que desde hace más de un mes se realizan contra el Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Sin duda hace falta un testigo de buena fe porque nosotros no confiamos en el Gobierno y, a juzgar por lo que dice el Gobierno, no confía en nosotros, entonces un tercero de buena fe que garantice, que facilite y, si es necesario, que medie, eso parece una cosa sensata", dijo el secretario de la MUD Ramón Guillermo Aveledo.

El dirigente opositor reiteró durante una entrevista a un canal de televisión que la idea de esta mediación es "una cosa lógica, si queremos que en este país haya un diálogo constructivo y creíble".

Apuntó que la misión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que visitará al país la semana que viene para "acompañar" el diálogo político debe tener en cuenta todos los pronunciamientos hechos por la comunidad internacional sobre la situación el tema y que "en su mayoría", asegura, han sido críticos.

"¿Qué uno observa en la comunidad internacional? eso es interesante, observa que la mayor parte de los pronunciamientos han sido críticos al Gobierno", dijo y señaló que no solo el Gobierno de Estados Unidos y su Congreso o el Parlamento Europeo han cuestionado la actuación del Ejecutivo ante la crisis. Señaló que incluso desde la Unasur, "que es un ámbito de los más favorables que hay para el Gobierno de venezuela" se "reconoce que hay un problema muy serio en Venezuela, que hay una crisis y que debe hablarse con todos los sectores en Venezuela y eso es muy significativo".

Venezuela vive una oleada de protestas desde el pasado 12 de febrero contra el Gobierno de Nicolás Maduro que ha dejado hechos de violencia y un saldo oficial de 31 muertos, más de 450 heridos y casi 2.000 detenidos, 121 de ellos aún en prisión.