• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oposición busca evitar a toda costa cambios en circuitos

El oficialismo descarta modificaciones. Afirman que la lucha es estratégica | Foto Omar Véliz / Archivo

El oficialismo descarta modificaciones. Afirman que la lucha es estratégica | Foto Omar Véliz / Archivo

El CNE puede cambiar las circunscripciones electorales para los comicios de 2015. Fuentes políticas aseguran que se están revisando, pero informantes del directorio del organismo comicial lo niegan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la oposición existe un objetivo que consideran tan importante como la propia renovación del CNE: que en 2015 se empleen las mismas circunscripciones electorales que se utilizaron en las parlamentarias de 2010.

De acuerdo con la Ley Orgánica de los Procesos Electorales, el organismo comicial puede cambiarlas cuando quiera, pero informantes del directorio aseguran que eso no está planteado.

Fuentes políticas, sin embargo, informaron que las circunscripciones se están revisando. “Mucha gente sabe cómo funcionan los procedimientos, la geografía; van conformando escenarios con base en cada circuito y tienen análisis de lo que podría suceder”, señalaron.  

El sistema electoral venezolano sobrerrepresenta a quien tiene mayoría. Fue lo que ocurrió en 2010, cuando la oposición aseguró haber sacado más votos, pero obtuvo menos diputados. ¿Por qué defender esos circuitos ahora?

El profesor José Huerta, de la Escuela de Estudios Políticos de la UCV, explicó que en muchos de los circuitos de 2010 las encuestas dan como ganadora a la oposición en este momento, lo que podría otorgarle una mayoría de diputados en las parlamentarias de 2015.

“Si ganan los circuitos que están sobrerrepresentados, podría pasar. Hay un conjunto de circuitos que están en la frontera, en los que hay cerca de 5 y 10 puntos de diferencia entre chavismo y oposición. De ganarse, se gana la mayoría de la Asamblea”, señaló.

El representante de la MUD ante el CNE, Vicente Bello, manifestó que defenderán las circunscripciones que ya existen porque, con el actual CNE, si son modificadas, no van a favorecer a la oposición.

El diputado Stalin González no cree que el CNE cambie las circunscripciones, y opinó que el chavismo trabaja para usar las mismas de 2010.

Bello señaló que antes de la Lopre de 2009, la forma de modificar las circunscripciones estaba delineada, de manera que no podía beneficiar a ninguna opción. Pero la Ley —que aprobó el oficialismo sin oposición en la Asamblea Nacional— permite que las circunscripciones puedan ser orientadas para favorecer a una opción.  

“Una reingeniería de circuitos es posible, pero creemos que no debe irse a una modificación porque va a estar completamente sesgada. El CNE actual no va a beneficiar a la oposición”, agregó Bello.

Aclaró que hablar de una victoria de la oposición en las parlamentarias con estas circunscripciones es prematuro, aunque admitió que podrían favorecerla. Explicó que aunque haya bajado la popularidad del gobierno, las encuestas solo miden el presente y mucho puede cambiar.

“Hacer cálculos es aventurado, ahí está lo que pasó con las municipales y el Dakazo. Tenemos que enfocarnos en que se logre mantener un clima de confianza en el nuevo CNE, con reglas claras y que no tenga un desbalance hacia ninguna opción”, indicó.

El coordinador electoral de AD, Félix Arroyo, coincidió con Bello: “Si cambian los circuitos, no van a beneficiar a la oposición. Aunque en 2010 favorecieron al oficialismo, ahora ya se conocen; y es mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Admitió que existe el riesgo de que se pretenda modificar las circunscripciones: “Puede que analicen la realidad electoral, y en un circuito en el que pierden por 5%, le agreguen parte de la población de otro espacio en el que son fuertes y ganan. Es un riesgo, pero lo sensato es que se mantengan”.

Arroyo aseguró que la oposición tiene amplias posibilidades de ganar las parlamentarias, porque en muchos circuitos en los que perdió en 2010 las cosas cambiaron.

Otro objetivo de la oposición, indicó Bello, será evitar que el oficialismo intente beneficiarse electoralmente con alguna modificación de la Lopre. Sin embargo, en el artículo 203 la Constitución aclara que cualquier cambio a una ley orgánica debe aprobarse con el “voto de las dos terceras partes de los o las integrantes presentes antes de iniciarse la discusión”. Si los parlamentarios de la MUD no faltan, el oficialismo no cuenta con los votos para cambiar la Ley Orgánica de los Procesos Electorales.
 
Golpe. En el oficialismo descartan que se dé un cambio de circunscripciones. El diputado Orlando Zambrano, del Comité de Postulaciones Electorales, expresó: “Dicen que buscamos una reforma de las circunscripciones, pero eso no está en discusión. Lo que nos estamos planteando es la estrategia para ganar la Asamblea con una mayoría amplia”.

Aseguró que las parlamentarias son un proceso electoral de orden estratégico y que “la derecha busca impulsar un golpe parlamentario, la modalidad de Paraguay”.

“Aseguran que después de esas elecciones el país va a cambiar, quieren impulsar desde ahí el golpe parlamentario. Nosotros nos enfocaremos en trabajar para que la AN siga al servicio del pueblo”, señaló.

Un voto lo entrega todo
Un ejemplo de cómo la conformación de los circuitos que se usaron en 2010 favorece a quien tenga mayoría se puede observar en lo que sucedió en el Distrito Capital, donde el oficialismo obtuvo seis diputados y la oposición uno.

Aunque sorprenda, la votación fue bastante pareja, pues el oficialismo sacó 484.844 votos y la oposición 484.103. Pero la forma en que se agruparon los circuitos hizo que el oficialismo obtuviera más votos en 6 de estos. Si en 2010 se hubiesen utilizado los mismos circuitos que se usaron en 2005 (cuando el oficialismo no tuvo competencia en las parlamentarias), la oposición hubiese obtenido tres diputados.

El coordinador electoral de AD, Félix Arroyo, señaló: “El problema es que por un voto ganas todo. Con este sistema solo tienen vida dos partidos y se benefician quienes tienen una mayoría”.

Cifras
57% fue el porcentaje de votos que la oposición logró en Miranda en 2010, frente a 41% del PSUV, pero el oficialismo logró seis diputados y la MUD cuatro
54% de los votos sacó la oposición en Zulia, y el PSUV 44,4%; sin embargo, el sistema electoral en este caso favoreció a la MUD, que se llevó 10 de 12 diputados