• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oposición busca estrategia contra ventajismo electoral

Derecho al voto

Derecho al voto

En la MUD hay dos visiones: unos dudan y piden verificar la tinta indeleble en cada centro, otros confían en el sistema de identificación biométrica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El debate en la oposición venezolana sobre la manera en que deben abordarse las diferencias con el funcionamiento del Consejo Nacional Electoral es de vieja data. Ante la cercanía de las elecciones municipales y una eventual elección presidencial, los actores políticos lo revivieron.

Un grupo confía en que una campaña adecuada puede conseguir los votos necesarios para ganarle al chavismo y que las irregularidades en los procesos de votación no son lo suficientemente importantes como para inclinar la balanza hacia el chavismo. Los cercanos a esta opinión creen que el CNE debe ser tratado con guante de seda porque criticarlo produciría temor en algunos electores ­especialmente en los indecisos­ y abstención.

Otros opinan que hay que luchar por un equilibrio en los procesos electorales porque, con las condiciones actuales, la oposición jamás le ganará una elección importante al chavismo.

Quince diputados de la Mesa de la Unidad Democrática, encabezados por María Corina Machado y Andrés Velásquez, entregaron el miércoles un documento con seis exigencias al CNE. Son peticiones que buscan que el proceso electoral sea "transparente y equilibrado", como ellos afirmaron.

Representan a ese grupo que considera que si se exige y se presiona para que el CNE cambie las condiciones, se acabará la desconfianza de muchos venezolanos y los resultados electorales en el futuro favorecerán a la oposición.

Vicente Bello, coordinador electoral de la Mesa de la Unidad Democrática, aclaró que ese documento no fue elaborado por todos los integrantes de la alianza y que su contenido arropa sólo a quienes lo firmaron.

Estas son las exigencias: que se garantice la premisa un elector, un voto, con una tinta de votación "verdaderamente indeleble" y que los venezolanos en el extranjero se inscriban sólo con su cédula. Piden también que se eliminen las captahuellas y el Sistema de Identificación del Elector; que se cuenten todas las boletas de votación; que las instituciones del Gobierno sean imparciales y no utilicen los recursos del Estado para hacer proselitismo político.

Asimismo, que la Fuerza Armada y el Plan República se limiten a garantizar la seguridad de las personas y del material electoral y que se saque a la Milicia del Plan República, por "estar identificada con el partido de gobierno", y que se garantice la equidad en el acceso a los centros de votación con la eliminación de los que se crearon arbitrariamente.

Bello aclaró que las propuestas de los diputados no coinciden con las exigencias que planteó la Mesa para las elecciones de octubre y diciembre de 2012, sino que se asemejan más a lo que pedía la oposición en 2004.

Explicó que existen problemas principales y secundarios en los procesos electorales y que para la MUD lo más importante será evitar el ventajismo que caracteriza los comicios. Una coincidencia con el documento de los parlamentarios.

"Ese ventajismo se refleja en el uso de los recursos del Estado por parte del PSUV y sus candidatos, que no es controlado por el CNE o que se desarrolla frente a su silencio cómplice. El uso del Sistema Nacional de Medios Públicos para hacer campaña, eso es mucho más importante que cualquier otro de los planteamientos realizados en ese documento", expresó.

Dijo que durante la campaña es necesario restringir el tiempo que la Ley Resorte le otorga a las instituciones del Gobierno en radio y televisión (10 minutos diarios) porque de esa manera el oficialismo cuenta con 13 minutos, los 10 institucionales más los 3 minutos para campaña, mientras que la oposición sólo goza de los 3 minutos de campaña. "Ese ventajismo, para mí, es el problema, no es uno de los problemas", añadió.

Bello opinó que algunas de las exigencias de los diputados no son factibles, como la eliminación del sistema de identificación biométrica de las nuevas máquinas de votación.

"Para ese sistema el CNE realizó una inversión desde 2011 hasta 2012, con la creación de un centro de datos en Plaza Venezuela. Hay que preguntarse si el CNE estaría dispuesto a desechar esa inversión, hay que planteárselo en términos reales", dijo.

Preguntó cuál es la mejor manera, según la lógica, de verificar la correcta identidad de los electores: la tinta indeleble o la huella dactilar. "Creo que la huella", dijo.

El representante electoral de la MUD indicó que en el proceso de reestructuración de la organización se formó una comisión electoral, coordinada por Carlos Vecchio, que elabora un informe que planteará, entre otros aspectos, la forma correcta de relacionarse con el CNE, para evitar errores del pasado en las próximas elecciones.

La otra visión

Gustavo Delfino, integrante de Esdata, admitió que en la oposición existe una división sobre las condiciones que hacen que los procesos electorales no sean justos.

"Hay un grupo que se limita a decir que el ventajismo es lo que hace que las elecciones no sean justas, así como la intimidación a los electores, el miedo que tienen a que sepan por quién votarán y así pierdan algún beneficio, pero hay muchos otros factores que influyen", expresó.

Mencionó algunos aspectos que, a su juicio, alteran la transparencia de los comicios.

Dijo que es indispensable contar las actas de todas las mesas de votación.

"Es importante el escrutinio público, que se haga el conteo de todos los votos en todas las mesas de votación. Una vez que se cierra la mesa, se agarra el cuaderno y se va contando. El número de personas que votó se contrasta con el total de votos que imprime la máquina y debe coincidir. El acta de escrutinio tiene un cuadrito para que se incluya el número. Esto se debió hacer en todas las mesas, y sólo se hizo en 5,7%", explicó.

A diferencia de Bello, considera que la eliminación de las captahuellas es factible. "Ya ha ocurrido dos veces. En 2005 se solicitó que se quitaran y el CNE accedió. En las primarias de la oposición se solicitó que no hubiera captahuellas y así fue", aclaró.

Destacó que otro tema fundamental es garantizar el equilibrio con la nueva selección de rectores del CNE. A Tibisay Lucena, Sandra Oblitas y Vicente Díaz se les vence el período el 28 de abril.

Delfino apoya la tesis de confrontar al organismo electoral.

Manifestó que si no se critica al CNE y se corrigen las condiciones desfavorables en los procesos electorales, la percepción de que se puede ganar una elección no va a crecer en los ciudadanos que desconfían.

"Es preferible exigir, aunque pueda haber alguien que se asuste. Nunca se había criticado tanto al CNE como para las elecciones del 7 de octubre y fue cuando menos abstención hubo. Para que los cambios se logren debe haber la presión necesaria en el ámbito político", agregó.

Los grandes ausentes

En el documento con seis exigencias al Consejo Nacional Electoral que presentaron 15 diputados de la Mesa de la Unidad Democrática no se mencionan 2 puntos que algunos dirigentes consideran fundamentales: una revisión exhaustiva del Registro Electoral y la presencia de observadores internacionales en los comicios.

La razón, señalaron los diputados, es que se trata de 2 puntos que necesitan varios meses para poder realizarse y, en caso de una eventual convocatoria a una elección presidencial, sólo se contaría con 30 días para preparar los comicios.

El integrante de Esdata Gustavo Delfino admite que una revisión exhaustiva del RE no se puede hacer en 30 días, pero aclaró que es necesaria.

La organización ha planteado en varias ocasiones que se debe crear un nuevo RE para eliminar los vicios del presente.

Criticó que la MUD no exija la revisión del RE porque considera que sólo tiene 0,7% de problemas. "Eso es una información sacada de la manga porque no se puede saber si no se hace una verdadera auditoría que vaya hasta las partidas de nacimiento de las personas. La MUD sólo trabaja con cruces de bases de datos que da el propio Gobierno, y sólo revisa la información de los que se inscribieron luego del último proceso electoral.

Hay que revisar todo el RE", explicó.

Dijo que, ante el tiempo que tomaría crear un nuevo RE, el uso de una tinta indeleble realmente efectiva, como plantean los diputados, resolvería el problema a corto plazo. "Se necesita una composición química diferente, que no se caiga con cloro", dijo.

El coordinador electoral de Vente Venezuela Táchira, Jose Gregorio Solórzano, expresó que una observación electoral internacional para unos comicios es un asunto que ni siquiera tiene que exigirse al árbitro electoral, sino que, como ocurre en otros países, es algo que debe ser inherente a cada proceso electoral. "Causa mucha sospecha que no se permitan observadores internacionales", agregó.

Para que el CNE preste atención a las exigencias, opinó, las propuestas no pueden surgir sólo de los políticos, sino que los ciudadanos deben organizarse. Propuso que en cada estado los ciudadanos acudan a las juntas electorales regionales con las exigencias. La organización confía en que la presión social rendirá más frutos que la política. "Debemos perder el miedo y enfrentarnos con valentía a estos abusos que hemos visto durante muchos años; somos mayoría y al final no elegimos", añadió.

En discusión

Un consenso en la MUD: equilibrar el contenido de los canales del Estado durante las elecciones, especialmente Venezolana de Televisión, canal que se ve en regiones a las que no llegan otros.

Un asunto que causa división: que la foto del elector aparezca en los cuadernos de votación. Algunos opinan que con el sistema de identificación biométrica es suficiente para evitar la usurpación de identidad.