• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oposición exige no aprovechar ataques con granadas para ampliar estado de excepción

Leyenda: Jesús Torrealba opinó que la política de desarme del gobierno solo ha servido para desarmar a la policía

Leyenda: Jesús Torrealba opinó que la política de desarme del gobierno solo ha servido para desarmar a la policía

El Comando Venezuela Unida aseveró que la situación evidencia que en Venezuela no hay gobierno. Henrique Capriles exigió explicaciones al ministro de la Defensa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Comando Venezuela Unida calificó de inaceptable que en menos de 48 horas se hayan perpetrado cinco ataques con granadas a funcionarios policiales y aseveró que la situación deja en evidencia que en Venezuela “no hay gobierno”.

“Esto es inaceptable, es condenable. Hay un joven en condición extremadamente delicada. Manifestamos nuestra solidaridad con los afectados.  Nosotros no vamos a estar señalando presuntos culpables, pero una cosa es el culpable y otra los responsables, así que quede claro: el gobierno es responsable de esta situación”, señaló el jefe de campaña, Jesús Torrealba. 

Al presidente Nicolás Maduro le pidió no aprovechar la situación como “situación peregrina” para decretar nuevos estados de excepción en el centro del país. “Si lo haces, la gente te va a castigar con más fuerza”, advirtió. 

Torrealba opinó que la política de desarme del gobierno solo ha servido para desarmar a la policía, mientras el hampa cuenta con armamento de guerra, como se ha evidenciado en los ataques. “Los tres eventos revelan una fuerte capacidad organizativa de los perpetradores: 60 motorizados con armas largas recorrieron Caracas. Que un grupo así se movilice con esas armas es evidencia de que el gobierno está detrás o, peor aún, de que no hay gobierno”. 


Guyana. El CVU agradeció el esfuerzo de Naciones Unidas por mediar en el conflicto limítrofe entre Venezuela y Guyana, pero advirtió que esa decisión cambia la dinámica que siempre ha defendido Caracas respecto a la disputa, a saber, que los acuerdos a los que se llegue sean bilaterales. “Lo sucedido ayer en la reunión entre el secretario general de la ONU, Ban-Ki Moon, y los presidentes Maduro y David Granger (de Guyana) evidencia que se perdió el control bilateral de la negociación, transfiriéndosele la decisión a un tercero: las Naciones Unidas”, expresó Timoteo Zambrano, coordinador del equipo de Relaciones Internacionales del CVU.

Con Zambrano estuvo el ex embajador Fernando Ochoa Antich, quien aclaró que el CVU no critica la presencia de la ONU, pero opinó que lo ideal habría sido otro tipo de mediación –que el CVU propone– con un actor escogido entre ambas partes. “En este escenario la solución que presente el mediador no sería obligatoria”, dijo. 


Inconsistencias. Zambrano leyó un comunicado del CVU que señala que la posición asumida por Guyana es consecuencia de las acciones equivocadas del gobierno venezolano sobre el conflicto, que dieron señales de que no estaba interesado en la reclamación de territorio Esequibo.  

En el texto se recuerda cuando el fallecido presidente Hugo Chávez dijo en 2004 que “Venezuela no se opone a ningún proyecto de desarrollo en el Esequibo autorizado unilateralmente por Guyana si beneficia a su pueblo”.

El CVU aclara que la conducta de Maduro también genera confusión, pues cuando fue canciller guardó silencio sobre la decisión de Guyana de extender su plataforma continental y durante su visita como presidente a Guyana en 2013 no protestó la entrega de concesiones a trasnacionales.

Zambrano dijo que esas políticas erradas permitieron a Guyana lograr que el embajador de Brasil en ese país, Lineu Pupo De Paula, la apoyara en su controversia, desestimando las reclamaciones territoriales de Venezuela. “Ante un hecho tan grave, el gobierno volvió a guardar silencio”, añadió.


¿Plan político? 

Henrique Capriles, gobernador de Miranda, exigió al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, que inicie las investigaciones necesarias para determinar quiénes son los responsables de los cinco ataques con granadas a funcionarios policiales, entre ellos a los que estaban en la sede de la Policía de Miranda, en La Urbina, municipio Sucre.

“Fueron cinco ataques que evidencian que la violencia en Venezuela crece y que al gobierno se le fue de las manos el tema de la seguridad. Tenemos que exigir a las instituciones como el Cicpc y Fiscalía que estos hechos no queden impunes. Esperamos que esto no forme parte de un plan político para afectar las elecciones”, expresó. 

Criticó que haya granadas en manos de civiles: “Hay que preguntarle al ministro de la Defensa cómo sale una granada a la calle. Las granadas tienen que estar en manos exclusivas de la Fuerza Armada”. 


El Dato

Sobre la próxima reunión entre los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela, y Juan Manuel Santos, de Colombia, el coordinador del equipo de Relaciones Internacionales del Comando Venezuela Unida, Timoteo Zambrano, recordó que del encuentro anterior no se desprendió ningún resultado y que la frontera sigue cerrada sin mayor justificación. “Solo quieren influir en el tema electoral”, advirtió.