• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oposición advierte presiones para forzar renuncia de magistrados

El diputado Enrique Márquez aseveró que el oficialismo intenta renovar el TSJ antes de tiempo para mantener su control

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Comando Venezuela Unida denunció que desde el gobierno se presiona a cinco magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, cuyo periodo finaliza el año que viene, para que renuncien este año, lo que le permitiría al oficialismo renovarlos con la mayoría que en este momento tiene en la Asamblea Nacional.

El integrante del equipo Ejecutivo del CVU Enrique Márquez aseveró que las presiones buscan mantener el control sobre el TSJ ante una eventual pérdida del control del Parlamento.

“El gobierno está perdido. La Constitución establece los mecanismos para que la Asamblea Nacional escoja los poderes. Estos magistrados deben designarse el año que viene, cuando nosotros seremos mayoría. Ellos saben que van a perder y por eso hacen esto”, señaló.

El diputado Elvis Amoroso (PSUV), que preside el Comité de Postulaciones Judiciales, anunció que ayer inició el proceso para esa renovación.

Si bien la Ley Orgánica del TSJ señala que para escoger a los magistrados se requiere el voto de las dos terceras partes de los diputados del Parlamento, si en 3 sesiones eso no se logra, se pueden elegir con mayoría simple, como ya ocurrió en diciembre pasado, cuando se renovaron 16 magistrados (entre principales y suplentes).

Fuentes afirmaron que en noviembre de 2016 se jubilarán 13 magistrados y que en este momento no hay vacante para magistrado principal en el TSJ.

Amoroso, que fijo el 15 de noviembre como fecha tope para la renovación del TSJ, dijo que incluso las cinco vacantes pudieran aumentar, en caso de que se presentasen renuncias de magistrados o solicitudes de jubilación antes del vencimiento del plazo correspondiente.

Voto. El diputado Márquez, que también coordina el equipo electoral del CVU, confirmó que la oposición adelanta su campaña con visitas casa por casa y aseguró que el decreto de estado de excepción en algunas entidades del país no ha detenido ese proceso. “Solo se impide en la frontera de Táchira”, dijo.

Dijo que estas parlamentarias serán las más difíciles que le ha tocado enfrentar al chavismo: “Se desarrollan en un ambiente de fracaso rotundo. Además, la MUD se ha fortalecido. El gobierno no puede hacer visitas casa por casa como nosotros. No pueden decir ‘vota por mí, para que todo siga igual”.

Prometió que el CVU insistirá en que haya una observación internacional calificada, si es posible de la OEA y la ONU, a pesar del rechazo del CNE, y aseguró que la MUD lleva muy adelantado el proceso de formación de testigos para el 6-D.

“Es un proceso descentralizado, responsabilidad de cada candidato. Una vez que ganemos, con las herramientas de la Constitución, propiciaremos el cambio, la reinstitucionalización del país. Vamos a ganar la Asamblea, pero el resto de los poderes no son inmóviles y tienen conciencia”, indicó.

Márquez dijo que una de las primeras leyes será la de amnistía para liberar a los presos políticos.