• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Opinar por Twitter se convirtió en delito

imagen twitter

imagen twitter

De los ocho tuiteros detenidos por sus mensajes, seis siguen presos en el Sebin y comparten celda con los procesados por protestar. Algunos han sido trasladados en aviones militares para las audiencias en las regiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“El caso contra Leonel Sánchez Camero es irregular. Fue allanada la pequeña finca donde vive con su mamá en Barinas. Le incautaron equipos de computación, celulares, y en un avión de la Fuerza Armada fue trasladado al Sebin, detenido por órdenes directas de Diosdado Cabello. Luego lo llevaron al Tribunal Quinto de Control en un avión de la Fuerza Aérea para la audiencia de presentación. Durante la fase preliminar la juez admitió las pruebas de la defensa, pero luego de una contraorden anuló la audiencia, lo que es inconstitucional, para ir al juicio sin pruebas”, contó su abogado José Vicente Haro.

El juicio comenzará el 23 de este mes. El tuitero manejaba la cuenta @AnonymusWar y se identifica “como Organización de Resistencia Radical contra el Actual Régimen que Gobierna Venezuela”. Sánchez es economista, soltero, tiene más de 40 años de edad, pertenece al Opus Dei y fue acusado de instigación al odio, conspiración, ultraje, acceso indebido por supuesto hackeo a las cuentas de la ex defensora del pueblo Gabriela Ramírez y de Jacqueline Faría, y posesión de equipo para falsificación.

 “Se le juzga por tener más de 100.000 seguidores. Sánchez es un preso político. Fue detenido por emitir opiniones contra el gobierno en el ejercicio de su libertad de expresión, que es un derecho político”, indicó Haro.

El abogado rechaza una acusación basada en testimonios de patriotas cooperantes, pues atenta contra el debido proceso. Destaca que hay violación del derecho a la defensa, la presunción de inocencia y del derecho a no ser detenido sin orden judicial o en flagrancia.

Aprehendido el 22 de agosto, Sánchez es parte de la lista de los ocho tuiteros detenidos entre agosto y octubre de 2014. Le acompañan Inés González Árraga, Víctor Andrés Ugas, Lessy Marcano y Ginette Hernández –tío y sobrina que son investigados por la misma cuenta– María Magaly Contreras, Daniely Benítez y Abraham Muñoz. Los dos últimos están bajo libertad condicional.

El estudiante Gerardo Resplandor, preso en el Sebin desde mayo de 2014, escribió en Twitter: “Salió en libertad mi compañero de prisión el tuitero Abrahan Muñoz VENEZUELA #FaltaPoco#6-F”. Muñoz tiene 18 años de edad y estudia Ingeniería en la Universidad de Carabobo.

Algunos casos fueron asumidos inicialmente por el Foro Penal, que los registró como detenciones arbitrarias. Posteriormente los tuiteros cambiaron de abogados.

El director de la asociación civil Espacio Público, Carlos Correa, considera que los procesos contra los tuiteros “generan autocensura e inhibición, son intimidantes; se da el efecto silenciamiento, silencio al conjunto de la sociedad, de lo bueno y lo malo”.

Señaló que en los delitos de opinión resulta difícil que no haya violación de derechos humanos. “La libertad de expresión garantiza que nadie puede ser molestado a causa de sus opiniones y sus valoraciones. Algunos de ellos están detenidos por las fotografías de Serra que debieron ser protegidas por funcionarios, en este caso de la morgue. El punto es si una falla ética puede verse como un delito, no hay garantías ni claridad”, explicó.

Cuestionó que las causas se basen en el testimonio de patriotas cooperantes con rostros desconocidos. Indicó que a la vulneración de derechos se suma el calvario de estar preso lejos de casa, pero juzgado en sus regiones de origen. Esta situación, dijo, significa mayor costo de traslado de los familiares y de la defensa.

 

Efectos de la detención. Inés González Árraga, cuya cuenta es @inesitaterrible, pasó en la cárcel su cumpleaños 42. Allí está con otras 12 mujeres, algunas tuiteras y manifestantes. Se arrepintió ante la jueza 13ª de Control de Zulia de los mensajes contra el diputado Robert Serra en su cuenta de 64K seguidores. Doctora en Química, González también tiene nacionalidad española.

Celia Dao, abogada del Foro Penal que defendió a González hasta hace una semana, dijo que la investigadora del IVIC está muy afectada por su reclusión. “Inés viene de una familia muy linda. Ahora vive en hacinamiento, en un lugar donde algunas son fuertes y otras débiles. Aunque en el Sebin no le aplican tortura física, ha estado sometida a tortura psicológica”, expresó.

La audiencia preliminar de González, nacida en Maracaibo, será el 24 de este mes. De los 3 delitos que le atribuyeron –ultraje violento, ultraje a funcionario e instigación públicamente– finalmente fue acusada por el último. Dao indicó que no se le podía acusar de ultrajar a Serra porque los comentarios sobre el diputado se hicieron después de su muerte, cuando ya no era funcionario.

La zuliana María Magaly Contreras de 55 años de edad, fue detenida el 28 de octubre. En la cuenta @marletmaga se identifica como tarotista, vidente y guía espiritual. Tiene 5.771 seguidores.

El abogado Carlos González, que forma parte de su defensa, refirió que Contreras tiene dos hijos, padece de gastritis y solo cuenta con un riñón.

“El procedimiento contra Magaly Contreras ha sido tedioso y tortuoso. Ha pasado por tres tribunales de control, dos salas de la Corte de Apelaciones y dos amparos”, señaló. Añadió que Contreras no es vidente y que usó ese nombre para atraer seguidores.

snederr@el-nacional.com