• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oficialismo se prepara para retomar ley que limita trabajo de las ONG

El diputado Leomagno Flores (AD) calificó el instrumento de “una trampajaula para las ONG”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de nueve años engavetada en el escritorio de la presidencia de la Comisión de Política Exterior el oficialismo desempolvó el proyecto de ley de cooperación internacional y parece dispuesto a sancionarla antes de que termine la actual legislatura, el 4 de enero de 2016.

El instrumento entró en el orden del día de la sesión de ayer, pero a último momento el presidente de la Comisión de Política Exterior, Yul Jabour (PCV) solicitó a la plenaria un aplazamiento: “Pedimos que se difiera el inicio de la segunda discusión, ya que integrantes de la mesa técnica instalada con organismos del Estado han propuesto la inserción de varios artículos y queremos llevarlo a la comisión nuevamente y traerlo la próxima semana”.

La norma contempla serias restricciones para el financiamiento y operatividad de las ONG, las cuales quedarían sujetas a autorizaciones y registros manejados por el Ejecutivo.

En 2010 y en 2011 hubo amenazas del oficialismo de sancionar el proyecto, pero al ver afectados los intereses de sus propios movimientos sociales para las presidenciales de 2012, decidieron frenar el debate y volver a engavetar el texto.

En el artículo 1 el proyecto señala: “Esta norma, tiene como objeto establecer el régimen jurídico de la cooperación internacional del Estado venezolano, en cuanto a la promoción y ejecución de acciones y programas de cooperación entre el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y los gobiernos de otros países, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales y en general, de todas aquellas instituciones, organizaciones, fundaciones o asociaciones sin fines de lucro, públicas o privadas, que establezcan y realicen actividades de cooperación internacional”

Una trampajaula. El informe para iniciar la segunda discusión fue aprobado el 21 de octubre pasado en la Comisión de Política Exterior, con observaciones de la oposición, cuyos diputados no estuvieron de acuerdo con aspectos de forma y de fondo. Así lo explicó Leomagno Flores (AD): “El proyecto discutido en la comisión tenía errores conceptuales y no tiene pies ni cabeza. Hicimos observaciones porque todo ese proyecto es una trampajaula para ir contra las ONG. Por ejemplo, ordena hacer un registro de las ONG, ordena que todas las ONG que reciban fondos o que se dediquen a la actividad internacional tienen que seguir las pautas que les dicte el gobierno; es decir, si la ONG equis recibe fondos para un proyecto pero el gobierno difiere de sus objetivos o preceptos, no lo puede ejecutar”.

Flores indicó que el instrumento crea además un “organismo asesor que lo nombra el presidente y que está encargado de administrar un fondo para coordinar la ayuda internacional”.