• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oficialismo culpó a opositores de plan magnicida y de golpe

El alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, acusó al embajador de EE UU en Colombia, Kevin Whitaker, de ser el financista de planes desestabilizadores | Foto AVN

El alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, acusó al embajador de EE UU en Colombia, Kevin Whitaker, de ser el financista de planes desestabilizadores | Foto AVN

El gobierno se basó en correos que establecerían conexiones con el Departamento de EE UU y Eligio Cedeño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El alto mando político de la revolución presentó la “Parte I” de una supuesta desestabilización, que involucraría a nueve opositores. “Plan magnicida y golpe de Estado”, fue el título dado por el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez. En la “Parte II” develaría a los civiles que contactaron a militares.

Las pruebas son una serie de correos electrónicos atribuidos a María Corina Machado, Gustavo Tarre Briceño, Diego Arria, Henrique Salas Römer, Pedro María Burelli, Ricardo Koeslin y Robert Alonso, y que establecerían conexiones con representantes del Departamento de Estado de de Estados Unidos y Eligio Cedeño como los responsables del aporte financiero para promocionar las protestas en Venezuela y un plan contra el presidente Nicolás Maduro.

“Ellos saben que es absolutamente cierto todo lo que denunciamos”, aseguró Rodríguez, junto a la primera dama, Cilia Flores; los gobernadores Tareck el Aissami (Aragua), Francisco Ameliach (Carabobo), y los ministros Rafael Ramírez (Energía), Miguel Rodríguez Torres (Interior) y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, entre otros.

El primer correo, de fecha 23 de marzo de 2014, habría sido enviado desde la cuenta 77galla@gmail.com (de Machado) a gtarre@gmail.com, en el cual califica a Cabello de patán por haberla sacado del Parlamento y menciona al futuro embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, de ser el financista de las acciones en Venezuela. “”Whitaker cuenta con una chequera más fuerte que el régimen”, habría escrito Machado. 

En un segundo email, enviado por Machado a Salas Römer (cuenta 19xxhale2261@gmail.com) el 12 de mayo, le indica que el Senado norteamericano cumpliría “lo prometido” (sanciones contra funcionarios del gobierno) y que Cedeño “está claro en lo que le toca”: “poner la chequera; Machado dice: ‘Vamos por más’”.

En el tercer mensaje, Machado señalaría a Arria (darria@gmail.com) el 23 de mayo: “Hay que limpiar esta porquería, comenzando con la cabeza. Aprovechemos el clima con Ucrania y el golpe de Tailandia; cuanto antes mejor”. Rodríguez percibió “desesperación y obsesión” en Machado por sacar a Maduro del poder y anunció que en los próximos días revelarán los medios que emplearían los golpistas para atentar contra Cabello, El Aissami y Rodríguez Torres.

En un cuarto mensaje, Arria habría consultado a Burelli sobre si Machado tendría respaldo de Estados Unidos. Este le respondió que sí y que el periodista Nelson Bocaranda recibía instrucciones de Whitaker.


A la Fiscalía
Desde Venezuela y no desde Panamá, donde aseguró el alto mando político del gobierno que estaba, María Corina Machado rechazó las acusaciones del oficialismo en su contra. Al presidente le aclaró: “Yo de Nicolás Maduro solo quiero su renuncia, ni magnicidio ni golpe de Estado”.

Calificó de vergüenza la actuación de los órganos de inteligencia del Estado que, aseguró, inventaron correos electrónicos. “Todos los correos y cada una de las palabras utilizadas son falsas”, expresó. 

Machado denunciará hoy ante la Fiscalía las acusaciones en su contra porque son una “simulación de hechos punibles, usurpación de identidad, instigación al odio y violación de la Lopna”. Aclaró que no ha tenido contacto con Eligio Cedeño y sí con el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, pero para denunciar las violaciones de la democracia en Venezuela.

La MUD estaba reunida en el momento de las acusaciones del gobierno. Fuentes informaron que no aceptará reunirse con el oficialismo para recibir detalles de las denuncias, como propuso Jorge Rodríguez.