• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Oficialismo: Las concesiones ponen en peligro el proceso

En abril gobierno y MUD se encontraron en Miraflores y hablaron en cadena nacional, sin lograr acuerdos políticos | Foto EFE / Archivo

En abril gobierno y MUD se encontraron en Miraflores y hablaron en cadena nacional, sin lograr acuerdos políticos | Foto EFE / Archivo

Copei se reunirá con el secretario de Estado del Vatícano, Pietro Parolin, para que interceda ante el gobierno. Unasur presiona por la vuelta a la mesa 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el oficialismo ponen una condición a la oposición para un eventual regreso a la mesa de diálogo: confesión de culpas, a cambio de lo cual recibirá indulgencia.

PSUV, PCV y PPT no objetan los encuentros con sectores sociales, pero expresan dudas sobre la posibilidad de sentarse otra vez con la MUD, como ocurrió en abril.

El buró político del PSUV esperaba la orden del presidente Nicolás Maduro para reunirse y tratar ese y otros asuntos. Sin embargo, en el PCV y PPT exigen que la MUD se desmarque de los supuestos planes violentos de Lorent Saleh y de cualquier alteración de la Constitución para poder hablar.

“Con el diálogo se hacen concesiones que ponen en peligro al proceso; el gobierno tiene derecho de dialogar, pero debe ver qué concede”, dijo el secretario sindical del PCV, Pedro Eusse.

Recordó cómo la Mesa de Diálogo Económico logró 56 de 59 acuerdos, que se tradujeron en aumentos de productos de la cesta básica.

 

Hablar con el pueblo. El PCV avala encuentros con movimientos sociales y que el gobierno impulse una dirección colectiva del proceso político.

“El diálogo debe ser con el pueblo y el gobierno; solo así, y con la participación protagónica de los trabajadores, se fortalecerá el diálogo”, indicó Eusse.

El dirigente sindical recordó, por ejemplo, que el PCV estableció una agenda de trabajo con el PSUV y Miraflores, que les permitió hablar con el ministro del Trabajo, Jesús Martínez. Ahora esperan reunirse con el presidente Nicolás Maduro.

Eusse reveló que le reclamaron a Martínez que las inspectorías del trabajo favorecen al patrono privado y que los tribunales han ordenado la detención de dirigentes laborales.

“A pesar de los encuentros mantendremos el plan de movilización de los trabajadores y el jueves 2 de octubre marcharemos desde Plaza Venezuela hasta el Ministerio del Trabajo, en Caracas”, anunció.

El secretario general de PPT, Rafael Uzcátegui, considera imposible un retorno a la mesa. Criticó que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, insista en eso: “El diálogo requiere reconocer los errores, aceptar la vía democrática y aprovechar el momento para aclarar si apoyan las conductas nazistas de Saleh. El silencio es complicidad ante hechos graves que demuestran que hubo una conspiración con apoyo internacional, concretamente del ex presidente Álvaro Uribe, planeada en territorio de Colombia”.

Uzcátegui dijo sobre Insulza: “En Chile propuso no investigar a Pinochet, así que es un mal ejemplo para llamar al consenso” en Venezuela.

Ante las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a favor de Leopoldo López, el PCV y PPT expresaron que evidencian relación MUD-Washington para sacar a Maduro del poder.

“López es un servil de Obama”, afirmó Pedro Eusse. Uzcátegui opinó: “Por primera vez un presidente de Estados Unidos pide libertad para un preso político en Venezuela, lo que indica sus planes imperialistas con López”.

Unasur, Copei y el MAS buscan soluciones
La presión internacional funcionó para reactivar los esfuerzos por el diálogo. El vicepresidente de Copei, Nelson Maldonado, se encuentra en Roma para reunirse con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

La dirigente Mercedes Malavé dijo que Maldonado entregará el miércoles a Parolin 1 millón de firmas a favor de los presos políticos.

En la MUD no descartan que se retome el proceso de diálogo por los dirigentes y estudiantes encarcelados.

Fuentes políticas confirmaron que países de la Unasur, distintos de los que median en el proceso, presionan para que se retomen las conversaciones.

El secretario general de ese organismo, Ernesto Samper, escribió en Twitter: “Reabrir el diálogo político en Venezuela dará resultados si es discreto y concreto. No como recurso mediático”.

El MAS está en contacto con Jesús “Chúo” Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD,  y con representantes del gobierno para destrancar el proceso. El secretario general del partido, Felipe Mujica, destacó la necesidad de reconciliación.

El diputado Tomás Guanipa, de Primero Justicia, dijo que hay una necesidad de cambio para superar la crisis que obliga a exigir al gobierno que dialogue con todo el país.

“A través de la presión nacional e internacional tenemos que obligarlo a buscar caminos democráticos”, señaló.