• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

OIT insta al gobierno a que instaure el diálogo social en Venezuela

Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, fue electo miembro del Consejo de Administración de la OIT hasta el 2018 / Cortesía

Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, fue electo miembro del Consejo de Administración de la OIT hasta el 2018 / Cortesía

Jorge Roig dijo que existe una profunda preocupación ante las graves y diferentes formas de estigmatización e intimidación por  parte de  las  autoridades  o grupos afectos al gobierno contra Fedecámaras, sus organizaciones afiliadas, dirigentes y contra el sector privado en general

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El  Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) instó al gobierno nacional a que adopte  medidas tangibles en materia de diálogo social y consultas tripartitas. 

“El urgente que se adopten acciones que generen un clima de confianza basado en el respeto de las organizaciones empresariales y sindicales  con  miras  a  promover  relaciones  estables  y  sólidas”, dijo Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, quien fue electo miembro del Consejo de Administración de la OIT hasta el 2018.

Roig dijo que existe una profunda preocupación ante las "graves y diferentes formas  de  estigmatización  e  intimidación  por  parte  de  las  autoridades  o grupos afectos al gobierno; contra Fedecámaras, contra sus organizaciones afiliadas, contra  sus dirigentes  y  contra el sector privado en general".

El directivo aseguró que Fedecámaras procederá a solicitar la activación del art 26, Comisión de Encuesta, que permitirá a la Organización Internacional del Trabajo visitar nuestro país para poder así constatar los diferentes reclamos que han presentado. Venezuela estaría sujeta a sanciones de no cumplir con los convenios internacionales.

Jorge Roig recordó que la OIT es una organización presidida por los trabajadores y  defensora de los derechos del trabajador. "Es una organización que promueve el diálogo social y el trabajo decente y Fedecámaras apuesta que para corregir el rumbo debemos empezar por alcanzar acuerdos que se traduzcan en acciones. Queremos ser parte de una sólida alianza nacional". 

El líder gremial reitera que el país reclama diálogo, así como la OIT urge al gobierno a que dé cumplimiento sin demora a las conclusiones de la Misión Tripartita de Alto Nivel ratificadas por el Consejo de Administración y a evitar actos y declaraciones que vayan en contra de personas y organizaciones que defiendan legítimamente intereses en el marco de los Convenios 87 y 98, ratificados por Venezuela.

"No es atacando a la empresa privada, no es encarcelando a empresarios o a líderes gremiales que lograremos enrumbarnos por la senda del desarrollo y el bienestar", acotó- 

Fedecámaras ratifica que “la única guerra económica que existe en el país la lleva adelante quien maneja el monopolio de los dólares. Quien controla de manera exclusiva toda la distribución de alimentos, quien incentivó una economía de puertos aun en detrimento de la producción nacional”. En Venezuela no existe un control de precios, lo que existe es una imposición arbitraria, un congelamiento de precios que desconoce la verdadera estructura de costos de las empresas.

También, sostienen que la crisis económica actual es la consecuencia de imponer medidas que en la práctica sólo crean obstáculos para la producción en lugar de incentivar su desarrollo. "Fedecámaras reitera que cada sector que reduce su producción y cada empresa que se paraliza o cierra, significa para los venezolanos menos abastecimiento y menos empleos". 

El gremio rechazó que se les señales de responsables de la crisis económica.  "El desabastecimiento, la inflación, la falta de materias primas, que las industrias estén operando en promedio a 50% de su capacidad instalada, la merma de los servicios públicos, los altos niveles de inseguridad, el éxodo de profesionales que huyen de nuestro país en búsqueda de mejores oportunidades, es única y exclusivamente resultado de un errado modelo económico". 

Roig opinió que en Venezuela se ha convertido en delito producir empleo, “se persigue a quien genera empleo productivo y se es indulgente con quien roba sin producir empleos”. Esta es una sociedad sin equilibrios entre los deberes y los derechos. Los que tenemos deberes no tenemos derechos y los que tienen privilegios no tienen deberes”.

Añadió finalmente que el caso de Venezuela será nuevamente discutido en la Conferencia Internacional del Trabajo, que se realizará en Ginebra desde el primero al 13 de junio del año en curso.