• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

OEV considera fundamental despejar dudas sobre legitimidad de elecciones del 14-A

El Observatorio Electoral Venezolano considera que una decisión que atienda la solicitud planteada puede ayudar de manera significativa a aliviar las presiones suscitadas en la sociedad venezolana, generadas por un resultado electoral tan apretado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Observatorio Electoral Venezolano (OEV), acreditado  por el CNE como organización observadora nacional, trabajo en las elecciones presidenciales celebradas el 14 de abril con base a una red integrada por cerca de 500 personas, desplegadas en todo el país.

A partir de la información recogida y procesada  se pudo evaluar la marcha del proceso electoral, desde el momento de la instalación de las mesas hasta su cierre en horas de la tarde. Al respecto el OEV  expresó su opinión, la cual quedará clarmaente reflejada en el informe final que entregará a las autoridades del Poder Electoral.

OEV sobre elecciones presidenciales

El OEV advirtió durante los días previos a las elecciones, acerca de las notables ventajas que tuvo el candidato oficial a lo largo de la campaña, poniendo de manifiesto, una vez más, la importancia de encarar temas inadecuadamente tratados en nuestra legislación, entre ellos la regulación de la actuación del Presidente de la República cuando es, a la vez, candidato a la re-elección, y el financiamiento de las campañas electorales.
 
A través de la información suministrada por su red y con base a una muestra diseñada por su equipo de estadísticos, el OEV llevó a cabo, igualmente, un conteo rápido que dio como resultado lo que puede interpretarse como un “empate técnico”. En otras palabras, la diferencia arrojada fue mínima y no permitió, con esos datos, establecer con seguridad cual candidato había sido el ganador. Otros conteos rápidos realizados el día domingo confirmaban, asimismo, una diferencia numérica muy pequeña y, por otro lado, el boletín oficial emitido por CNE en horas de la noche del día domingo lo ratificó al dar ganador a Nicolás Maduro con una diferencia de menos del 2%, por encima de Henrique Capriles.
 
En un país marcado por una polarización extrema, como es el caso de Venezuela, resulta comprensible que una diferencia electoral tan pequeña haya generado polémicas. De hecho, el candidato Capriles ya ha planteado algunas exigencias como condición para aceptar los números anunciados por el CNE.  Así las cosas, ante la inconformidad con los mismos, le corresponde ahora a su comando de campaña revisar exhaustivamente las actas de escrutinios recogidas por sus testigos  y las de verificación ciudadana, a fin de compararlas con los resultados presentados por el CNE. Cualquier inconsistencia numérica o irregularidad de procedimiento que sustenten la impugnación de algún resultado deberían ser, entonces, presentados ante las instancias competentes, exigiendo pronta respuesta.
 
Debiera ser del interés de todos los actores participantes en el reciente proceso comicial –institucionales, partidos políticos y ciudadanía en general– despejar cualquier incertidumbre sobre la legitimidad del proceso electoral del domingo. Sin embargo, la iniciativa, sugerida por el rector Vicente Diaz y respaldada inicialmente por el candidato Maduro y el jefe de su comando, Jorge Rodriguez, ha sido denegada por el CNE.
 
Desde el punto de vista político, el OEV considera que una decisión que atienda la solicitud planteada puede ayudar de manera significativa a aliviar las presiones suscitadas en la sociedad venezolana, generadas por un resultado electoral tan apretado.  Es importante, en este sentido, que durante el próximo sexenio puedan abrirse pronto los espacios para un diálogo amplio e incluyente, condición indispensable a fin de que el país reflejado en las urnas de votación pueda convivir y avanzar como toca en las sociedades democráticas y de acuerdo a las complejas exigencias que le plantean estos tiempos al  país.