• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La OEA homenajeo a Chávez por combatir la pobreza

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza / EFE

Insulza dijo que Chávez fue un hombre polémico que dejó una huella / EFE

La representante de EE UU, Carmen Lomellín, aseguró que su país seguirá apoyando a Venezuela en este difícil momento en su historia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo Permanente de la OEA rindió hoy un homenaje al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, en el que se destacó su aporte a la unidad y la integración latinoamericanas, y su empeño en luchar contra la pobreza.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, encabezó los actos en honor a Chávez, que coincidieron con el traslado de sus restos mortales desde el lugar donde estuvo instalada la capilla ardiente hasta el Museo de la Revolución, seguido por miles de personas en Caracas.

Chávez fue un “huracán”, un “fenómeno de la naturaleza que todos recuerdan cuando pasa”, dado que la vida del Presidente “dejó su huella en todos nosotros”, subrayó Insulza. El homenaje comenzó con la colocación de una ofrenda floral ante la estatua de Simón Bolívar que hay en el jardín de la sede del organismo y fue seguido por una sesión extraordinaria en el Consejo Permanente, que comenzó con un minuto de silencio y duró dos horas y media.

Acudieron los embajadores de los países miembros, incluidos los de Estados Unidos y Canadá, y a su término Insulza agradeció la “enorme manifestación de unidad y solidaridad que se ha presentado hoy en el Consejo Permanente de la organización”. El secretario general de la OEA reivindicó a “un Hugo Chávez que es muchas veces poco recordado, porque se recuerdan sus polémicas, pero no tanto el esfuerzo enorme que hizo, sobre todo al final de su vida, por la unidad de su región”. “Él creía que había que polemizar cuando había que polemizar, pero también que era necesario ponerse de acuerdo, más allá de las polémicas, encontrar un espacio de amistad y fraternidad”, añadió.

“Espero sinceramente que toda América conserve esta doble posibilidad de decirse cosas y polemizar cuando sea necesario, y ponerse de acuerdo para las grandes cosas que marcarán nuestro futuro”, agregó Insulza, que también destacó la lucha contra la pobreza del mandatario venezolano, fallecido el 5 de marzo.

 

Un hombre de acción. “No era difícil descifrar a Chávez. Él creía que los pobres tenían derecho a lo que se les había negado por generaciones. Creía en la historia de su país; no creía, como otros líderes revolucionarios, que él era el comienzo de la historia. No era sólo un hombre de palabra, sobre todo era un hombre de acción”, afirmó Insulza.

Por su parte, el embajador de Venezuela en el organismo, Roy Chaderton, agradeció las muestras de apoyo de todos los gobiernos y afirmó: “Chávez está muerto, por ahora”.

“El presidente Chávez fue un titán pletórico de amor, de humanismo y de sensibilidad; un gigante latinoamericano y caribeño; un adalid en la lucha por la unidad y la integración en nuestros países”, dijo el representante nicaragüense, Denis Moncada, que preside el Consejo Permanente. Brasil, a través de su representante interino Breno Dias da Costa, destacó la fe de Chávez en el “desarrollo como camino para un mundo mejor” y la “fuerza que dio a la integración de la región”, lo que compartieron los embajadores de Uruguay, Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia y, con especial sentimiento, los países caribeños. “El Caribe tiene una deuda de gratitud con el pueblo de Venezuela por compartir con nosotros a Chávez”, expresó la embajadora de Antigua y Barbuda, Deborah Mae Lovell. La representante de Estados Unidos, Carmen Lomellín, expresó sus condolencias al pueblo venezolano y aseguró que Washington “seguirá apoyando sus deseos de paz, seguridad y prosperidad”. “Como nación, Venezuela enfrentará retos a medida que avance en este difícil momento en su historia, y nosotros estamos dispuestos a apoyar a Venezuela en este período”, aseguró Lomellín, que se expresó de forma similar al embajador canadiense, Allan Culham.