• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La ODCA califica de abusivas acciones contra El Nacional

Miguel Henrique Otero y el abogado Juan Garantón acudieron a tribunales en 2010 por el caso contra el diario / Omar Véliz

Miguel Henrique Otero y el abogado Juan Garantón acudieron a tribunales en 2010 por el caso contra el diario / Omar Véliz

Los miembros de la organización regional se comprometieron a denunciar en sus países lo que consideran amenazas a la libertad de expresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), en su congreso número 20, rechazó las acciones que desde el Gobierno se han ordenado contra El Nacional.

La reunión, celebrada en México los días 23 y 24 de agosto, aprobó una resolución en la que se solidariza con el presidente-editor del diario, Miguel Henrique Otero, “quien es víctima de  acoso judicial y político”. Acusan al Ejecutivo de “pretender coaccionar de manera abusiva la libertad de expresión”, se lee en la resolución número 8 emitida por la ODCA.

Además, los 26 partidos que integran la organización –de 21 países de la región– se comprometieron a denunciar en sus respectivos países y ante las instancias internacionales correspondientes las constantes amenazas a la libertad de expresión, y en particular, a los medios de comunicación independientes de Venezuela.

El 27 de julio de este año, el Ministerio Público solicitó la congelación de las cuentas bancarias personales de Otero a raíz de una investigación de supuesto peculado contra el ex alcalde Alfredo Peña. “Buscan esconder problemas, no nos van a censurar”, declaró Otero días después de conocerse la medida.

También, el 1º de agosto pasado el Tribunal Tercero de Juicio de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de Caracas emitió un fallo en el que se le prohíbe a El Nacional publicar fotos que muestren “sangre, armas, mensajes de terror, agresión física”.
Miguel Henrique Otero considera que la decisión “busca eliminar de la prensa las noticias sobre inseguridad”.

Preocupación

En la ODCA expresan preocupación no sólo por la situación con los medios de comunicación, también por los presos políticos en Venezuela. “Es donde el derecho a la vida está en inminente peligro”, reza la resolución de la organización.

El texto añade: “La precaria situación de los exiliados venezolanos nos convoca a todos a la práctica viva de la solidaridad. Demandamos del gobierno venezolano cerrar el ciclo de esta vergonzosa forma de persecución política”.

“Los socialcristianos de América vemos con preocupación los elevados niveles de intolerancia y crispación que se viven en la hermana República de Venezuela. Le recordamos al gobierno venezolano que tiene la primera responsabilidad de convocar ese diálogo para la tranquilidad de todo el pueblo venezolano”, reza el primer considerando de la resolución.

En el congreso, además de discutir sobre la situación política y social de la región, también se renovaron los directivos de la organización.

El presidente nacional del partido Copei, Roberto Enríquez, fue elegido vicepresidente de la Región Andina. Otros políticos de la tolda verde han asumido funciones directivas en la ODCA, tal es el caso de Arístides Calvani, Pedro Pablo Aguilar y Eduardo Fernández.

La junta seleccionó las autoridades para el periodo 2013-2016 con la visión de “fortalecer los partidos, la democracia ante las dificultades que se viven en algunos países de América por gobiernos autoritarios y populistas, e incrementar la comunicación interna y externa”, de acuerdo con el comunicado de prensa de la organización.

En el transcurso de la semana se conocerá el resto de las resoluciones y de los documentos aprobados por la ODCA en su 20° congreso. El sábado se realizó una reunión privada “para analizar cinco documentos de carácter regional y hacer observaciones y consideraciones pertinentes a fin de tener un proyecto definido de acción política”.

El fin de la resolución, de acuerdo con sus miembros, es exhortar “a todas las fuerzas políticas venezolanas a promover el diálogo como forma de convivencia para garantizar los valores de paz, fraternidad, respeto a la dignidad humana y la unidad nacional”.