• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Un Nuevo Tiempo: "El gobierno privatizó al Estado y estatizó la economía"

 Afirmó que desde 1999 el gobierno ha destruido cualquier institución que se podía dedicar a limitar el poder y a controlar la corrupción

Afirmó que desde 1999 el gobierno ha destruido cualquier institución que se podía dedicar a limitar el poder y a controlar la corrupción

Camero destacó que Venezuela se encuentra en el puesto 161 de 179 en el índice de Percepción de Corrupción de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela, en el marco de la Cumbre de Las Américas , cuyo tema gira en torno a la prosperidad y a la equidad , se presenta con un evidente aumento de la pobreza y con mayores niveles de exclusión social, según lo expresado por el secretario nacional de Políticas Públicas de Un Nuevo Tiempo, Ysrrael Camero. “Este empobrecimiento se vincula con el saqueo a los fondos públicos, derivado de la corrupción gubernamental, ya que la privatizaron del Estado para entregárselo a una pequeña elite, mientras estatizaban la economía, ahora el pueblo lo paga con pobreza y escasez",indicó.


Durante la rueda de prensa expresó que la escasez que se vive en Venezuela y la destrucción  de la producción nacional deriva en gran parte de la generalizada corrupción. "Presentamos las cifras de un saqueo, de una depredación de los recursos públicos, de la corrupción que se ha entronizado en el país, y de la manera en que esto se ha traducido en pobreza y exclusión" acotó.


Destacó que Venezuela se encuentra en el puesto 161 de 179 en el índice de Percepción de Corrupción de 2014, habiendo estado en el puesto 160 en 2013, y en el 165 en 2012, evidenciándose, según el secretario, como uno de los países más corruptos del continente y del mundo.

"Generalmente la corrupción es vista como un problema periférico en las sociedades. En el caso venezolano la corrupción, el robo y el saqueo de los recursos públicos es consustancial con el modelo político y económico que este gobierno desarrolla, que se ha convertido en el saqueo general de los
recursos de los venezolanos”, aseguró.


Camero afirmó que desde 1999 el gobierno ha destruido cualquier institución que se podía dedicar a limitar al poder y a controlar la corrupción. "Destruyeron la Contraloría General de la República, la capacidad contralora de la Asamblea Nacional, la autonomía del Tribunal Supremo de Justicia y, en la medida en que construyeron un poder centralizado sin ningún tipo de  control, el gobierno se convirtió en el principal promotor de la corrupción", manifestó.


Indicó  que la destrucción del Poder Judicial contribuyó a la impunidad y que una muestra de ello es lo que se publicó en el informe anual de la Fiscalía General de la República, presentado ante la Asamblea Nacional, donde se puede constatar, según sus palabras, que en el año 2014, en materia de corrupción, se registró 97,7 por ciento de impunidad.

"Por otro lado la política de controles económicos ha creado una inmensa madeja de trabas y alcabalas que estimulan la corrupción. Detrás de cada alcabala de control hay un funcionario corrupto buscando su tajada", añadió.

 Indicó que, de acuerdo a cifras del propio gobierno, entre 1999 y 2014 el país ha recibido solo por ingresos petroleros más de 972 mil millones de dólares, hasta 2012 el país percibió por ingresos totales más de un billón 295 mil millones de dólares, recursos que, según Camero, fueron dilapidados en corrupción.


"Rompieron la unidad del tesoro y del presupuesto nacional, crearon un presupuesto paralelo y empezaron a desarrollar y desatar fondos paralelos fuera del control parlamentario y ciudadano. ¿Qué hicieron con esos reales?”, cuestionó.


Enfatizó que la corrupción no es un accidente dentro del gobierno, sino una práctica regular. “ En el Plan Bolívar  se perdieron 2000 , con 150 millones de dólares desaparecidos; el caso PDVAL, donde se perdieron 120 mil toneladas de alimentos, una pérdida de 2.200 millones de dólares. La compra de equipos eléctricos, por asignación directa y con un sobreprecio estimado entre 350 y 403,7 millones de
dólares”, dijo.

Finalmente,  concluyó que una pequeña élite se ha enriquecido , mientras la gran mayoría de la población se ha vuelto más dependiente, vulnerable y pobre.