• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Nicolás Maduro: la oposición no quiere diálogo

Maduro prometió no decir más "Chucky Lucky" ni "kilúos" a la oposición | Captura VTV

Maduro prometió no decir más "Chucky Lucky" ni "kilúos" a la oposición | Captura VTV

El presidente dijo que aceptó recomendaciones de los cancilleres de la Unasur pero aseguró que la oposición no acudirá a dialogar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro encabezó el acto de lanzamiento de la Misión Transporte (la misión 35 del gobierno, según el propio mandatario) desde el estado Vargas. Desde allí, hizo varios comentarios acerca de los resultados obtenidos de las reuniones efectuadas por los cancilleres de la Unasur. Uno de esos comentarios presidenciales tuvo que ver con la negativa de la oposición a integrar la conferencia de paz.

“La oposición, así yo les cumpla todo lo que ellos piden (…), no quiere diálogo, no quiere reunirse (…) porque no quieren la paz, la tranquilidad, que se estabilice todo. Me propusieron que aceptara un testigo internacional para la oposición, ahora sí, reunirse. Yo dije: ‘Elijan el testigo’. Yo necesitaría es un notario público para que deje constancia de todo lo que vamos a hablar allí, pero está bien, retiro la propuesta del notario público. ¿Quieren un testigo? Vamos a un testigo, pues”, afirmó.

Maduro añadió: “Estoy de acuerdo que Unasur elija un grupo de cancilleres para que sean testigos y se sienten a la conversación (…). No acepto condiciones porque no las estoy poniendo, ni acepto agenda previa porque no la estoy poniendo. El que quiera venir a dialogar por la paz tiene las puertas de Miraflores abiertas para que venga a dialogar”.

Insistió, sobre ese particular: “Que venga el secretario de Estado, canciller del Vaticano, Pietro Parolin, que fue embajador aquí. Que venga, pues. Pobrecito, le van a hacer perder el tiempo (…). El que quiere besar, busca la boca. El que quiere la paz, va a dialogar así sea en el infierno. No está buscando condiciones para excusarse”.

No más Chucky Lucky
Incluso prometió bajar el tono en su discurso: “No les digo más Chuky Lucky, de verdad, me comprometo. No va a haber más palabras de ese tipo, de esta boquita. Más nunca les digo Chucky Lucky. Está bien, me comprometo. Y voy a cumplir. Ante ustedes me comprometo que no les digo más Chucky ni Chucky Lucky. Ni kilúo ni nada. Los voy a tratar así suavecito para que vayan a Miraflores. Vayan a Miraflores. No le tengan miedo al diálogo (…). No jueguen al colapso del país, señores de la MUD, no sean tan malos (…). Vengan a dialogar, hasta cuándo. Tengo cinco semanas llamándolos. Ya toda Venezuela está trabajando en la conferencia nacional de paz y ustedes no quieren dialogar”.

Dijo que lo mismo le había hecho la oposición a Hugo Chávez, con el ex presidente Jimmy Carter en Venezuela. Y, tras aceptar una serie de condiciones, la oposición no acudió a dialogar.

Agregó que el acto podía ser en cadena, pero eso no dependía de la oposición: “De repente es en cadena pero no porque ustedes van a condicionar. Eso tiene su cosa, su cadencia. Unos actos son en cadena y otros no. Depende de la cadencia, del espíritu del momento”.