• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Nícmer Evans: “Una alternativa puede canalizar el descontento”

Chavismo busca pasar del modelo “personalista y arbitral” de Chávez a uno más abierto | Foto AVN / Archivo

Chavismo busca pasar del modelo “personalista y arbitral” de Chávez a uno más abierto | Foto AVN / Archivo

La psicóloga social Colette Capriles opinó que hay condiciones para que surja un nuevo liderazgo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno atraviesa un momento de transición política: de un “régimen personalista y arbitral”, en el que Hugo Chávez fue amo y señor, el oficialismo tiene que abrirse para mantenerse en el poder. Es la opinión de la psicóloga social Colette Capriles, quien advierte, sin embargo, que en 14 años el chavismo no supo institucionalizarse para hacer efectiva esa transición.

“En 2012 dio la impresión de que esa maquinaria electoral surgió producto de ideas, que serviría de relevo no solo en lo electoral; pero se demostró que era más de utilería. Las elecciones de abril demostraron que se agotó”, expresó Capriles en su intervención en el foro Hacia Dónde Va el País, organizado por la Fundación Espacio Abierto.

El politólogo Nícmer Evans opinó que la crisis política dentro del oficialismo, reflejada en la separación de figuras como Jorge Giordani y Héctor Navarro, evidencia los cuestionamientos al proceso revolucionario y la “obsesión por el mantenimiento del poder”.

El historiador Diego Bautista Urbaneja señaló que en el chavismo se observa un desprendimiento de lo ideológico, y la única preocupación de sus dirigentes es preservar el poder. “Se constituye una oligarquía militar, con rivalidades y enfrentamientos de intereses”, agregó.

A pesar del proceso que atraviesa, Evans considera que el chavismo no se va a dividir: “Hay una reconfiguración de las fuerzas del debate, hay posiciones estalinistas que tratan de imponerse. Es posible que el PSUV se divida, pero que el chavismo se divida: hasta ahora no”.

El politólogo admite que en Venezuela, en el oficialismo y en la oposición, hay una crisis de liderazgo. “Al no estar Chávez se generó un vacío que se trata de solventar a punta de pulso. La oposición está más de luto, porque estaba acostumbrada a pelar con Chávez, ahora debe construir un guión. En el chavismo hay serias críticas al estilo de liderazgo que impera. Hemos pasado del hiperliderazgo a la hipersensibilidad”, señaló.

Capriles y Evans coinciden en que el momento político que atraviesa el país es oportuno para el surgimiento de un nuevo liderazgo, que puede estar vinculado a cualquier bando político. “En este momento hay posibilidad de que aparezca algún actor que capitalice, coincido con Nícmer, la desconfianza de la sociedad venezolana”, expresó la psicóloga social.

Evans, al respecto, señaló: “Hay condiciones para que emerja un tercer actor, no un tercer camino. Busquen debajo de las piedras, Chávez el 4-F estaba debajo de las piedras. Con esto no quiero decir que estemos en la antesala de un golpe”.

El politólogo admitió que la popularidad de Maduro, de acuerdo con las encuestas, es baja (entre 30% y 40%), pero aclaró que eso no se transmite directamente a la oposición: “En el chavismo puede surgir una organización alterna que canalice el descontento”.

Capriles opinó que hay una consolidación de la figura de Maduro que no se menciona, que se evidencia cuando se atreve a asumir responsabilidad ante problemas.