• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Necesito que Yonny Bolívar sea enjuiciado”

Manuela Pérez, madre de Adriana Urquiola | Foto Raúl Romero

Manuela Pérez, madre de Adriana Urquiola | Foto Raúl Romero

A un año del asesinato de la intérprete  de señas de Venevisión, su madre asegura que no descansará hasta que el autor del crimen pague condena

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Twitter fue una de las herramientas que le permitió a Manuela Pérez vencer el shock que le causó el asesinato de la menor de sus dos hijas, Adriana Urquiola, de 28 años de edad y con siete meses de embarazo. La mujer asegura que cuatro meses después del crimen aún no reaccionaba. Pero su cuenta @manuelita1504, que tenía cuatro seguidores, fue el canal para iniciar el camino que emprendió con el fin de exigir, entre otras cosas, que Yonny Bolívar, homicida de su hija, fuese incluido en la boleta roja de Interpol. Y lo logró.

El 23 de marzo de 2014 en la noche, Urquiola, que se desempeñaba como intérprete de señas de Venevisión, fue asesinada de dos tiros por un hombre que conducía una Toyota 4Runner negra, placas AD442FD, en la urbanización Los Nuevos Teques. La mujer se estaba bajando de una unidad de transporte público e iba a atravesar una barricada para llegar a su casa. El 30 de abril Bolívar admitió en una entrevista con El Nacional que él disparó.

“Yo venía de Valencia, eran más de las 8:00 de la noche, y cuando estaba en la semicurva de Los Nuevos Teques, luego de salir por Las Tejerías, había una barricada. Se veía el fuego y había encapuchados que comenzaron a lanzar piedras y botellas. Varios vinieron hacia mi carro, se escuchaban gritos y escuché tres tiros. Fue un gran error, me bajé, desenfundé mi pistola (Beretta 9 milímetros) y lancé unos tiros al aire como en 50 grados. En la planimetría del Cicpc se ve que una de las balas pegó en el poste, rebotó y le segó la vida a Adriana Urquiola”, dijo en aquel momento Bolívar.

La confesión no ha conducido a su captura a un año del homicidio. Con los días, la cuenta de Twitter de la madre de la víctima suma 1.500 seguidores y por esa vía logró una entrevista con el defensor del pueblo, Tarek William Saab, que condujo a que se incluyera a Bolívar en la lista de los más buscados de Interpol el mes pasado.

“Necesito que Yonny Bolívar sea enjuiciado para cerrar este capítulo. Twitter ha sido uno de los principales consuelos y medios que he tenido para exigir que él sea buscado y capturado. Vivo denunciando las 24 horas. No podemos estar en paz con un delincuente así en la calle”.

Aunque Bolívar aseguró a El Nacional que huyó del país después del crimen de Urquiola para evitar que el caso fuese politizado, a la madre de la joven le han asegurado que el hombre ha sido visto en el oriente del país desplazándose en un vehículo oscuro, sin placas y rodeado de escoltas con armas largas.

En la información de uso oficial que aparece en la boleta roja de Interpol se señala que los lugares o países en los que pudiera desplazarse son Aruba, Colombia, Curazao y Bonaire.

Las investigaciones del caso en Venezuela ya no están a cargo del fiscal 1º de Miranda, Jimmy Hernández. Recientemente fue designada la fiscal nacional 59°, Marisol Zacarías.

Conexiones con el poder. Yonny Bolívar ha utilizado una credencial de la PNB que lo identifica como comisionado. El carnet lo mostró en la medicatura forense de Valencia antes de iniciar el traslado, desde esa ciudad hasta Caracas, de los cadáveres de Mónica Spear y su pareja Thomas Berry. Esa misma identificación la presentó un día después del crimen contra Urquiola en el Cicpc de Los Teques, donde aseguró que él no disparó. Tras esas declaraciones no fue detenido.

Una semana después los periodistas Daniel Murolo, del diario La Región, y Altagracia Anzola, de El Nuevo País, fueron interrogados durante horas para que respondieran qué fuentes de información les suministraron datos de las pesquisas. Esos reporteros no han sido los únicos contactados por el caso. Un periodista de un canal de televisión recibió una llamada directamente de Yonny Bolívar antes de la emisión de un programa sobre el caso; cinco meses después la periodista del Diario 2001 Jenny Oropeza fue amenazada por el homicida.

“Cuando recordé en una nota que el asesino de Urquiola seguía libre y que se movía por las fronteras entre Táchira y Colombia, una tercera persona vino a mí y me dijo que ‘el capitán Bolívar’ estaba molesto porque me seguía metiendo con él y que iba a tener que mandarme a  joder. Denuncié en Fiscalía, pero el 13 de marzo pasado me llamaron de la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio Público para que retirara la denuncia, pues no había vuelto a ser amenazada”, contó Oropeza.

Extraoficialmente se conoció que el extinto Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia vigilaba a Bolívar por sus vínculos con  Freddy Valero, miembro del cuerpo consular de Venezuela en Medellín. “El DAS vigilaba a Bolívar, que se movía por Colombia utilizando diferentes cédulas, y cuando Valero entró en contacto con él fue incluido en el radar del organismo”, precisó una fuente.


Prontuario de larga data

* En 1996 Yonny Bolívar fue condenado por el Juzgado 21º de Primera Instancia en lo Penal del Área Metropolitana de Caracas a seis meses de prisión por hurtar un celular en el CCCT.

* Hace más de 10 años fue apodado “capitán Bolívar” por usurpar un título de la Aviación y hacerse pasar por piloto de la Fuerza Aérea. En 2000 la entonces primera dama Marisabel de Chávez denunció la existencia de un falso teniente edecán de la GNB, que resultó ser Bolívar.

* En marzo de 2004 fue condenado a 22 años de cárcel por el Tribunal Tercero de Lara por secuestro de un comerciante, ocultamiento de armas de fuego y de guerra y usurpación de título militar. Se ordenó la confiscación de sus propiedades, incluida una lancha y 2 vehículos.

* Tras las rejas, fue señalado de ser uno de los autores de una masacre ocurrida en Uribana en septiembre de 2004. Pero en abril de 2005 la jueza  Menfis Álvarez Núñez, a cargo del Juzgado Quinto de Primera Instancia de Lara, decidió otorgarle libertad y la devolución de propiedades.

*En 2006 fue publicada otra sentencia en su contra, dictada por el juzgado Cuarto de Juicio de Lara por los mismos delitos de 2004.

*También estuvo recluido en Tocorón, Vista Hermosa y Ramo Verde, donde mantuvo el control de negocios de armas, licor y prostitutas. Su paso por la cárcel terminó a finales de 2012, cuando logró salir en libertad.