• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"La Criatura" se las cantó todas al gobierno desde la AN

Nacho asistió a la Asamblea Nacional por el Día de la Juventud | Foto: Captura

Nacho asistió a la Asamblea Nacional por el Día de la Juventud | Foto: Captura

El cantante Miguel Ignacio Mendoza, conocido como “Nacho”, fue el orador invitado por el parlamento para un acto por Día de la Juventud realizado en el Palacio Federal Legislativo, lugar que hoy se vende como una ventana para que los venezolanos, incluso si no son políticos, le hablen al país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Su voz ha deleitado a miles de fanáticos en los escenarios más grandes del mundo y aunque este viernes el recinto era pequeño, su público era del tamaño de un país. “Creo que hoy me siento más nervioso que nunca”, confesó Miguel Ignacio Mendoza, el popular “Nacho”, antes de dirigirse a toda Venezuela desde la Asamblea Nacional. 

El cantante del dúo musical venezolano Chino y Nacho fue el orador invitado por el parlamento para un acto en honor al Día de la Juventud realizado este viernes desde el Palacio Federal Legislativo, lugar que hoy se vende como una ventana para que los venezolanos, incluso si no son políticos, le hablen al país. Eso fue lo que hizo Mendoza desde el hemiciclo parlamentario, donde históricamente se han sostenido debates eternos para dar con las soluciones de una patria cada vez más golpeada. Este 12 de febrero, una Criatura irreverente se paró frente a Venezuela y habló. 

Vestido con saco, camisa y corbata, Nacho fue afinando la garganta para dejar claro su mensaje ante un salón lleno pero no repleto. Leyó, porque no quería perder esos detalles que a veces se escapan de la improvisación, como él mismo dijo. Su primer verso se lo dedicó a los protagonistas de la polarización y con la contundencia de un poeta crítico fijó postura. “Puedo dar argumentos concretos que respaldan mi decisión a negarme a ser imparcial, el porqué, con base y con orgullo, soy un joven opositor”, cantó luego desmechar en críticas a los culpables de “la peor crisis social y económica de la historia moderna de Venezuela. ¿O me equivoco?”. Los aplausos celebraron la diana de un hombre que alguna vez protagonizó esas “tiraderas”, típicas contiendas entre cantantes urbanos.  

Pero este contrapunteo no tuvo respuesta, al menos no inmediata: las víctimas de sus palabras prefirieron observar desde casa el desahogo de "un venezolano que piensa que todavía existe algo de democracia”. Para ellos, quienes “nunca tienen la culpa” porque siempre arman una “teoría conspirativa”, la criatura no tuvo contemplación: “Los he visto comprándose zapatos de 1.500 dólares, porque yo también me los he comprado. Pero yo me los gané cantando”. Otro punto para el orador: El diputado Julio Borges y compañía se levantaron de un aplauso para celebrar la audacia de este hombre que las canta todas cuando está frente a un micrófono.

Ni el traje incomodó a Nacho, quien suele vestir con prendas holgadas para tener frescas las ideas. Hablaba como si interpretara esas melódicas piezas que han puesto a bailar a millones sin importar su carnet político. Sin tomar agua y con acento bien venezolano puso las tildes a cada uno de sus oyentes. A los radicales les recomendó no “sumarles bloques al muro que impide el paso de la comprensión y la tolerancia en nuestras vidas” y a los políticos de la vieja guardia les planteó hablar “como queremos que los jóvenes hablen”.

Siempre mirando a la derecha (la suya), el intérprete de “Mi cachorrita” (ese éxito musical de la agrupación Calle Ciega que bailó una generación hace 13 años) se dirigió a un grupo de bachilleres que estaban en las gradas del salón. “Les quiero pedir que sean objetivos y desarrollen criterios” porque, para él, “la historia se escribe a conveniencia del autor” y “nosotros, la juventud, somos una historia que aún está por escribirse”.

Este 12 de febrero, Nacho recordó a las víctimas de una estampida juvenil que tomó las calles hace dos años por soñar con otro futuro. Bassil Da Costa, Robert Redman y "Juancho" Montoya se ganaron la mención del intérprete de “Mi Libertad” y el aplauso de la Asamblea Nacional. Hoy, La Criatura compuso un nuevo éxito, se paseó por todas los dolientes de su “niña bonita”, Venezuela, y dedicó un mensaje para el futuro, una canción “brutal brutal”.