• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Morel Rodríguez: En el país hay dos modelos: el democrático y el comunista

Morel Rodríguez, ex gobernador de Nueva Esparta | Archivo El Nacional

Morel Rodríguez, ex gobernador de Nueva Esparta | Archivo El Nacional

El ex gobernador de Nueva Esparta considera que "a los estudiantes hay que apoyarlos con toda fuerza, sinceridad y agradecimiento"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Morel Rodríguez, ex gobernador de Nueva Esparta, afirma que en Venezuela hay dos modelos de país: el democrático frente al comunista.

"Los venezolanos están cada día dando mayores muestras que prefieren vivir en libertad, que la protege, permite y fomenta el primero y no bajo el totalitarismo que lo representa el segundo de los sistemas que hay en nuestro país", opina.

Rodríguez sostiene  que "de todos es sabido, y así lo prueba la historia, que en los países donde a sangre y fuego se impuso el comunismo, sólo creció la represión, el hambre y el atraso. Si los venezolanos dejamos que aquí se implante este sistema, terminaremos igual que en Cuba, por citar un solo ejemplo. Y hacia allá es donde nos quiere conducir este Gobierno, con sus erráticas y perjudiciales medidas y su afán de instaurar su ideología, su pensamiento único".

Cree, asimismo, que "en el país se está dando en los actuales momentos la confrontación más importante de toda nuestra lucha por asegurarle a Venezuela la democracia. Como nunca antes ese enfrentamiento, entre los dos modelos ideológicos, uno que se logra a punta de votos, respeto a la independencia de los poderes, a los derechos humanos y al pueblo sin engaños; y el otro a punta de imposiciones, por ahora, requiere que todas y todos responsablemente lo examinemos, para entender su pesada y peligrosa carga y significado para el futuro nacional".

A su juicio, "con las pruebas en la mano, que ya son suficientes, es necesario comparar lo que la democracia hizo por los venezolanos en todos sentido, que fue una exitosa gestión, a pesar de sus errores, frente a lo que hoy en día nos acontece, una situación de creciente empeoramiento, repito, en lo social, en lo económico y, claro está, en lo político". Añadió que "para dimensionar lo que a Venezuela le podría ocurrir si el modelo comunista termina imponiéndose, basta repasar los libros de historia para saber cuáles fueron los resultados en los pueblos que lo sufrieron: ni un solo beneficio".

Para Rodríguez, "nadie puede negar que el país atraviesa la peor crisis de todos sus tiempos, no sólo en materia social, porque el pueblo antes que encontrar soluciones a sus inmediatas necesidades, por el contrario resulta cada vez más perjudicado, sino en materia económica al extremo que se debate entre la escasez y la inflación, el hambre y el desempleo mientras el Gobierno abusa, con medidas que no conducen a ninguna satisfacción, y sigue campeando en todas partes la inseguridad".

El ex mandatario regional considera que "las manifestaciones que últimamente se han visto en las calles de pueblos y ciudades de todo el país, es una muestra palpable de que el pueblo no quiere que le quiten su libertad ni menos seguir viviendo entre tanto problema. Allí está la clave que el Gobierno no ha querido entender pero sí reprimir. Y si llamó al diálogo fue para intentar salir a flote ya que la crisis, que no ha resuelto, porque no sabe resolverla, lo estaba hundiendo".

Indicó que "los estudiantes, que siempre han sido valientes en cada tiempo y circunstancias nacionales, una vez más dieron el ejemplo. Su lucha hay que aplaudirla y su intento por obligar a que el gobierno entendiera que lo estaba haciendo mal, que llevaba al país hacia el abismo, fue necesario. Hay que apoyarlos con toda fuerza sinceridad y agradecimiento".

Finalizó recomendando a la Mesa de la Unidad Democrática "estar alerta y medir muy bien sus pasos, ya que aceptó dialogar con un Gobierno y con un partido que suficientes muestras de intolerancia ha dado. El país les agradecerá que logren convencer al oficialismo que un Gobierno está obligado a buscar la felicidad de todos y no de sus allegados solamente, que el país no es suyo sino de todos y que deba trabajar por el progreso y no el atraso. Pero también los venezolanos le podrán reclamar, con mucha fuerza, si se dejan embarcar. Aquí no habrán peros que valgan".

Fuente: Nota de prensa.