• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Miguel Henrique Otero denuncia falta de libertades en Venezuela

Otero fue recibido en la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa por el senador Aloysio Nunes Ferreira | Foto Cortesía Mariana Di Pietri

Otero fue recibido en la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa por el senador Aloysio Nunes Ferreira | Foto Cortesía Mariana Di Pietro

El presidente editor de El Nacional destacó que el control de los medios va desde la violencia física y la restricción de papel hasta la represión administrativa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, dijo en el Senado de Brasil que en Venezuela hay una dictadura, aunque “los regímenes autoritarios del siglo XXI operan supuestamente bajo el marco de la ley”.

“El régimen de (Nicolás) Maduro es una dictadura en cualquier descripción que hagamos. Los poderes públicos están secuestrados por el Ejecutivo”, destacó.

El también propietario del diario fue recibido, entre otros, por los senadores José Agripino Maia y Aloysio Nunes Ferreira en la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa del Senado brasileño, ante la cual denunció que en Venezuela no se respetan las libertades, incluida la de expresión, y alertó en el sentido de que la crisis que vive su país puede tener “consecuencias muy graves” para el resto de Latinoamérica.

Otero se encuentra fuera de Venezuela desde hace más de tres meses, cuando el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, demandó a propietarios y directivos de El Nacional y de otros dos medios, un semanario y un portal web, por reproducir informaciones de otros medios de comunicación en las que se le vinculaba con el narcotráfico.

Subrayó que el control de los medios de comunicación venezolanos va desde la violencia física contra los periodistas y la restricción de papel –suministrado por otros diarios latinoamericanos– hasta la represión administrativa. “Los regímenes autoritarios del siglo XXI operan supuestamente bajo el marco de la ley, pero en la práctica son similares a la dictadura”, declaró.

Otero denunció terribles casos de tortura en su país, criticó el encarcelamiento de 70 presos políticos sin sentencia y comparó la “crisis humanitaria” de Venezuela con la que “vivió Haití en algún momento”.

Defendió la presencia de observadores internacionales en las elecciones parlamentarias fijadas para diciembre, pero matizó que la supervisión, aunque puede aminorar el fraude, no garantiza que no existan trampas.

“El gobierno dice que es una democracia porque hace elecciones. Las elecciones no son las únicas características de una democracia, tienen que ser libres, equilibradas y transparentes”, sostuvo.

Petición a la OEA. El senador y líder opositor brasileño Aécio Neves sugirió a la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa del Senado que haga un pedido formal a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que envíe observadores, independientemente del visto bueno de Maduro, para seguir las elecciones parlamentarias.

Neves, derrotado por Dilma Rousseff en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2014 en Brasil, expresó preocupación por el desarrollo de los comicios y subrayó que “cuando se trata de libertad no hay que respetar fronteras”.

En junio pasado el líder de la oposición brasileña integró una misión de senadores que pretendía visitar a algunos de los dirigentes opositores presos en Venezuela, pero no pudo llegar a Caracas porque la autopista que conducía del aeropuerto de Maiquetía a la capital estaba bloqueada.

Además, la furgoneta que trasladaba a los parlamentarios fue interceptada por simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro, que aparte de impedir el paso del vehículo golpearon los cristales de manera amenazante, como se constató en videos difundidos por los senadores.

El suceso obligó al gobierno de Rousseff, que mantiene lazos de amistad con Maduro, a elevar su tono ante el Ejecutivo venezolano y calificar de inaceptable el episodio.