• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Miguel Henrique Otero: Ahora viene el control de las redes

Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional

Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional

Observa desde su privilegiada atalaya periodística los golpes mediáticos del chavismo sin Chávez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Nacional se prepara para celebrar su 70 cumpleaños en plena embestida del chavismo contra la prensa independiente. Miguel Henrique Otero, nieto e hijo de sus fundadores y actual director, observa desde su privilegiada atalaya periodística los golpes mediáticos del chavismo sin Chávez, adaptado tal vez a sobrevivir al borde del acantilado. “Nosotros hemos vivido toda la vida en crisis. Éste es un periódico que se ha enfrentado a todos los Gobiernos”, se vanagloria.

Recién llegado a Caracas tras participar en Bangkok en el Congreso Mundial de Periódicos y en el Foro Mundial de Editores, se ha reconfortado comprobando, una vez más, que el mundo periodístico vislumbra a Venezuela con una mirada parecida a la suya: “Piensan que es una semidictadura, que hacen trampas, que los poderes públicos están secuestrados por el Ejecutivo, que tienen reprimido al país…”.

DL: -¿Tiene algo que ver la debilidad política del Gobierno de Nicolás Maduro con la nueva embestida del chavismo?

MHO: Estamos ante una fórmula tendencial para lograr lo que han logrado los cubanos: no es un objetivo de un solo golpe, sino algo progresivo. Para ello han utilizado muchas estrategias, desde la agresión directa a medios y periodistas; la elaboración de leyes aprobadas en la Asamblea que está en manos del chavismo, la más significativa la ley resorte; la utilización del sistema de justicia, que no tiene ninguna independencia… Hubo periodistas presos, ahora hay una cantidad de periodistas exiliados. Y, por supuesto, la utilización de los medios estatales que cada día crecen para desprestigiar, insultar y amenazar al periodismo independiente. Pero se dieron cuenta que otros medios resistían, entonces comienzan a comprar esos medios: Globovisión y ahora la Cadena Capriles.

DL: La joya de la Cadena Capriles es “Últimas Noticias”, el diario más popular dirigido por un periodista que milita en el chavismo.

MHO: Sí, es un periódico chavista, pero con una cultura corporativa de la denuncia. Puedes tener chavista la primera página, el editorial, el tratamiento de la geopolítica, pero su cultura de denuncia aparece de forma permanente. Por eso lo han comprado.

DL: ¿Cómo define la nueva Globovisión, que fuera hasta su venta el único canal crítico con el Gobierno? La última periodista despedida afirma que es una oficina de información del Gobierno…

MHO: Los que aparecen comprándola, con dinero procedente del estado, son gente que tienen una misión: neutralizar la parte crítica de Globovisión. Son gente que se ha enriquecido con el Régimen y éste les ha dicho: parte de la plata que han ganado, métanla ahí. Lo más probable es que eso haya sido un mandato a un banco: compren eso.

DL: ¿Y cómo resiste “El Nacional” esta embestida?

MHO: Nosotros seguimos haciendo lo que hemos hecho siempre. Nos hemos reinventado varias veces, sorteando la crisis y publicando lo que nosotros creemos que hay que publicar. Y hasta ahora hemos podido sobrevivir.

DL: ¿Qué tácticas ha empleado el oficialismo para intentar asfixiar a su periódico?

MHO: Primero la publicidad: no hay un centímetro de publicidad oficial. Después la amenaza permanente de todo lo que tiene que ver con permisos y ese tipo de cosas. Tenemos aquí mucha gente que trabaja para lograrlos. Y después el ataque sistemático a través de los medios de comunicación del estado, incluyendo la prohibición de leer el periódico en sitios públicos. Además, nosotros no tenemos acceso a la fuente. Nuestros periodistas son considerados enemigos.

DL: Sólo en mayo se cerraron dos televisiones en Zulia

MHO: Con la ley resorte han controlado la radio y la televisión. Prácticamente la radio crítica no existe, eliminaron los noticieros. Radios anodinas y radios del gobierno…

DL: ¿Y la guerra en las redes sociales?

MHO: Ésa es otra batalla. Ellos han invertido mucho en tener personal oficialista batallando en las redes, amenazan a la oposición y además utilizan un sistema de bloquear páginas. Lo que viene ahora es el control de las redes, el control de Internet. Ellos modificaron la ley resorte para poder intervenir una web y han ido aplicando torniquetes a las redes… Ellos habían asumido una estrategia distinta, porque al principio cuando las redes se pusieron muy críticas decidieron coparlas, contratar gente, darles instrucciones para que neutralizaran. Entraron en la dinámica, por eso para ellos es más difícil ahora decir que van a cerrar aquello, porque ellos mismos decidieron meterse.

DL: Pero parece complicado intentar hoy un control de las redes.

MHO: Lo pueden hacer en el momento que haya una crisis callejera…

DL: ¿Está obteniendo el éxito buscado la táctica gubernamental de invisibilizar a Capriles?

MHO: El problema de Maduro es que tiene tres características que no tenía Chávez: falta de liderazgo, una crisis económica fortísima y un líder de la oposición. Eso hace que este Gobierno esté tambaleándose todo el tiempo.

DL: ¿Está convencido El Nacional que en el 14-A existió fraude electoral?

MHO: Por supuesto, claro que sí. Ellos han ido cerrando las vías democráticas hasta llegar a las elecciones fraudulentas. El Tribunal Supremo son empleados de ellos. La Asamblea, los organismos de participación…

DL: El escándalo del Silvagate provocó la caída de Mario Silva, el periodista favorito de Chávez y una de sus herramientas mediáticas. Usted pleiteó sin éxito contra él, incluso una juez sentó jurisprudencia revolucionaria al sentenciar que insultar con “hijo de puta” es libertad de expresión.

MHO: Yo le demandé sabiendo lo que iba a pasar, porque el sistema judicial está totalmente controlado por el oficialismo. Hay una simbiosis entre el sistema judicial y el poder ejecutivo.

DL: Al menos la caída de Mario Silva habrá supuesto una pequeña alegría

MHO: Por supuesto. Pero su caída obedece al conflicto entre los sectores del chavismo. Maduro no tiene suficiente liderazgo para controlar el chavismo. A mi modo de ver los cubanos le hicieron un favor con esa grabación de Mario Silva, porque Maduro es un hombre de los cubanos. La soberanía aquí no existe y los cubanos le ayudan para mantenerse en el poder. Para los cubanos es fundamental que este régimen no se caiga. Es curioso que la grabación sea con un tipo de la Inteligencia cubana… ¿Para qué? Para proteger a Maduro contra los radicales.

DL: El imperio mediático del chavismo crece y crece, incluso emiten series animadas con Hugo Chávez subido al cielo bolivariano, rodeado de próceres y de expresidentes como Kirchner.

MHO: Es un intento de hegemonía. Pero las dictaduras caen y tienen un control de los medios mucho mayor del que tiene Maduro. No es un requisito absoluto que los medios estén controlados por el poder para que el régimen caiga.

DL: ¿Es imposible que en Venezuela suceda lo que está ocurriendo en Brasil?

MHO: No, no es imposible. El Gobierno es muy inteligente para evitar que eso suceda y la verdad es que la oposición no se compromete con un proceso así. Incluso con la crisis económica puede ocurrir más rápido. La inflación es terrible.

DL: La nueva ley mordaza contra la prensa en Ecuador establece una especie de censura previa para las acciones del gobierno. Algo parecido a las repetidas denuncias de Maduro contra los periódicos independientes que no informan como él quiere del Plan Patria Segura. ¿Teme que se establezca en Venezuela algo parecido?

MHO: Es que ellos controlan la mayoría de los medios. ¿A quién se dirige él cuando dice eso? No tiene problemas en la radio, no tiene problemas en la televisión… Y en los medios impresos, los ha ido controlando… Cuando él arma ese lío, ¿a quién se lo está armando? ¿a su propia gente?

DL: La nueva ley de Correa también establece como “linchamiento mediático” contra las informaciones difundidas de forma reiterada, una buena manera de evitar las críticas…

MHO: Sí, una campaña… La estrategia de Chávez contra los medios se ha difundido por la región: Ecuador, Bolivia, Argentina, Nicaragua… Lo de Venezuela fue una epidemia.