• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Mediación de la Nunciatura permitió iniciar el proceso revocatorio

Recoleccion de firmas en Caracas para activar el referéndum revocatorio al presidente | Foto: Williams Marrero

Foto: Williams Marrero

La entrega de la planilla para la recolección del 1% de las firmas de los electores, paso esencial para activar la consulta, requirió la intervención de varios actores. China y Rusia, aliados del gobierno, lo pidieron.El nuncio Aldo Giordano se reunió con Aristóbulo Istúriz y con Henrique Capriles. La MUD presionó con la calle

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

PRESIÓN INTERNACIONAL

Desde hace dos meses representantes de varias embajadas conversan con el gobierno y con la oposición para servir de mediadores y concertar una solución pacífica, democrática y constitucional a la crisis del país debido a que son muchos los intereses que tienen en Venezuela, afirmaron fuentes diplomáticas de manera extraoficial.

China y Rusia, aliados del gobierno, presionaron para que se entregara la planilla que permite solicitar el revocatorio, pues consideran que es una propuesta sensata para bajar tensiones, indicaron fuentes del chavismo.

"China no puede relacionarse con un país que no le muestra la legalidad de sus contrataciones. No les conviene una relación con Maduro, de más de 50 millardos de dólares, sin basamento legal", aseguró Williams Dávila (AD), de la Comisión de Política Exterior.

La Organización de Estados Americanos y la Unión de Naciones Suramericanas también contribuyeron. El diputado Edgar Zambrano (AD), de la Comisión de Defensa, confirmó que la oposición transmitió sus inquietudes a Ernesto Samper, secretario de Unasur, y le entregó propuestas para el Ejecutivo.

"Unasur y la OEA ayudaron a establecer canales de comunicación con el gobierno".

El martes pasado, Luis Almagro, secretario de la OEA, celebró la decisión vía Twitter.

"Almagro mantuvo constante comunicación con diputados para impulsar la decisión", aseguraron las fuentes.

Henrique Capriles informó el lunes que envió cartas a las misiones diplomáticas en el país, en las que explica el estatus del revocatorio, y opina que una misión de la MUD podría visitar distintos países para aumentar el respaldo a la propuesta.

MEDIACIÓN DE LA IGLESIA

El lunes 18 de abril, el nuncio Aldo Giordano se reunió con el vicepresidente Aristóbulo Istúriz en la sede del despacho ejecutivo. Fuentes de la MUD afirmaron que allí se sugirió al gobierno no poner más trabas a la entrega de la planilla para recolectar las firmas. Una semana más tarde, la oposición recibió el formato del CNE.

Ya la MUD había solicitado la mediación del papa Francisco en la crisis, y en respuesta a esa solicitud intervino la Nunciatura Apostólica, pues le preocupaba una escalada de la violencia, especialmente en la movilización anunciada para el miércoles 27 de abril.

El viernes 22 de abril, el nuncio se reunió un par de horas con Henrique Capriles. "El Vaticano ha estado muy activo en Venezuela y sí influyó en que el gobierno cediera", dijeron las fuentes.

La relación entre la oposición y el Vaticano se construyó gracias al monseñor Dominique Mamberti, ex secretario de Estado de la Santa Sede, y a Pietro Parolín, secretario de Estado, ambos clave para el diálogo entre gobierno y oposición.

El diputado Zambrano dijo por teléfono que la Iglesia pudo influir en la entrega de la planilla: "La prioridad de la Iglesia es la protección de la Constitución, la vida y los derechos humanos. El cardenal Jorge Urosa, la Conferencia Episcopal y su presidente, monseñor Diego Padrón, y el propio nuncio han trabajado para crear las condiciones para el diálogo".

Dávila coincidió: "El papa Francisco ha jugado un papel muy importante. Monseñor Parolín conoce muy bien a Venezuela y el nuncio Giordano se maneja como pez en el agua en esta crítica situación que vive Venezuela, porque vivió en Europa del este".

Monseñor Padrón admitió que ha conversado con el vicepresidente Istúriz para que los conflictos se resuelvan de forma pacífica; sin embargo, dijo que la Iglesia no quiere protagonismo. "Solo intentamos colaborar, facilitar y buscar todo lo que pueda llevar al diálogo. Estamos comprometidos con impulsar el encuentro, bajar la tensión y que se hallen soluciones".

La principal preocupación de la Iglesia ­dijo­ es que la violencia crece. "Los saqueos pueden causar eventos en los que no gana nadie".

PRESIÓN NACIONAL

La planilla para la recolección de firmas se entregó el martes pasado, en buena medida, para frustrar las movilizaciones de la oposición que irían a todas las sedes del CNE el miércoles. El temor del gobierno, afirman fuentes políticas, era "que a los ojos del mundo el respaldo al revocatorio luciera indiscutible".

Fuentes del Poder Electoral aseguraron que aunque los recaudos entregados el 12 de abril pasaron la prueba y Tibisay Lucena, presidente del CNE, se comprometió con un sector de la alianza a entregar la planilla, la protesta de los diputados el jueves causó molestias y el lunes había dudas sobre si se entregaría el formato.

Brian Fincheltub (PJ) dijo que la presión del pueblo organizado influyó, pues el gobierno sabía que si no entregaba la planilla la gente la iba a buscar. "Si no la entregaban, podíamos tener situaciones que lamentar; el país es una olla de presión", dijo.

Fuentes del chavismo afirmaron que para entregar el formato también fue fundamental la presión de un grupo oficialista que tiende puentes a una eventual transición, ante la preocupación por un estallido social como resultado de la escasez de alimentos y el descontento con Maduro.

Un reporte de la Zona Regional 41-GNB Carabobo declaró alertas por amenazas de saqueo en Tocuyito, Valencia y San Diego, el 20 de abril, y la REDI-Occidente confirmó protestas y saqueos en Maracaibo el 26 de abril.

"Un pequeño sector de Miraflores maneja la idea de una transición. Trabajan en un plan para entregar espacios a cambio de conservar sus privilegios y posiciones", reveló el secretario de Propaganda del PCV, Carlos Aquino.