• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Martínez Meucci: "No basta violar la Constitución para ocultar ausencia de Chávez"

Guillermo Tell Aveledo afirma que con argucias jurídicas el oficialismo intenta resolver la crisis causada por la enfermedad del Presidente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"En medio de una confusión generalizada, el agresor va tomando lo que quiere por la fuerza mientras que sus adversarios se ven obligados a aceptar esas pérdidas como hechos consumados e incluso legales".

La advertencia del politólogo Miguel Ángel Martínez Meucci resume la sensación de indefensión ante el ejercicio hegemónico del poder público, incluso ante la interpretación acomodaticia de las reglas del juego democrático consagradas en la Constitución.

"Aunque en muchas oportunidades se ha denunciado la violación de la carta magna, el desconocimiento de las normas que regulan el ejercicio de la Presidencia constituye una situación extrema y existe el riesgo de que se imponga un gobierno de facto", advierte Martínez Meucci.

¿Y cómo llegamos al extremo? El politólogo explica que el absoluto control gubernamental de todas las ramas del poder público dificulta, y a veces imposibilita, la defensa de los ciudadanos frente a eventuales abusos de poder. "La democracia no se limita al acatamiento de la voluntad de la mayoría, sino al respeto a las leyes. No basta que el chavismo avale la violación de la Constitución mediante el incumplimiento de la toma de posesión del presidente electo en el día y lugar establecidos en la Constitución. No basta violar la Constitución para ocultar la ausencia del Presidente, quien está convaleciente en Cuba".

Contra reloj. El politólogo Guillermo Tell Aveledo llama la atención sobre lo que considera medular: "Con argucias jurídicas, el oficialismo trata de ganar tiempo para resolver la crisis que puede surgir en sus filas por la ausencia del presidente Chávez".

Como Martínez Meucci, Aveledo considera que la violación de la Constitución en cuanto al funcionamiento del Poder Ejecutivo es un hito trascendente en el progresivo debilitamiento de la Constitución como fuente de protección contra eventuales abusos en el ejercicio del poder. Sin embargo, considera que el mayor daño de la sentencia dictada ayer por el Tribunal Supremo de Justicia es vaciar de contenido la carta magna, lo cual será percibido por más venezolanos cuando se profundice la crisis institucional y no haya árbitros o negociadores confiables.

El analista considera que no se ha tocado fondo y que las avasallantes victorias del oficialismo en los dos últimos procesos electorales "lubrican" los atajos jurídicos que han tomado la Asamblea Nacional y el TSJ para tratar de ocultar lo inocultable: el Presidente no puede gobernar. "Tampoco se puede ocultar que los magistrados no sentencien con criterios jurídicos, sino políticos y siempre a favor del oficialismo", enfatizó.