• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Marea Socialista exige inclusión de las bases en el Congreso del PSUV

Marea Socialista propuso una auditoría pública e independiente, con participación de expertos nacionales e internacionales, para combatir la corrupción | Foto William Dumont

Marea Socialista propuso una auditoría pública e independiente, con participación de expertos nacionales e internacionales, para combatir la corrupción | Foto William Dumont

La organización hizo recomendaciones para el debate: que se discuta la crisis económica del país y que no se sancione a los críticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ante las pocas oportunidades de participación en las elecciones para escoger a los delegados del III Congreso del PSUV que se realizará el próximo domingo, Marea Socialista pidió al partido de gobierno abrirse a la sociedad, incluir a las bases y a las distintas corrientes que hacen vida dentro del chavismo como única manera de superar la crisis que atraviesa el país.

En una conferencia nacional abierta, en la que participaron alrededor de 250 voceros de Marea Socialista de todo el país, el coordinador nacional de la organización, Gonzalo Gómez, lamentó que 40% de los delegados que se escogerán hoy en las elecciones para el Congreso del PSUV sean “delegados natos”, personas que no fueron seleccionadas por las estructuras de las bases, muchos de ellos diputados, alcaldes o gobernadores.

“Esos delegados son los que van a concentrar el poder de la toma de decisiones. El resto surge de mecanismos que dejan mucho que desear. Difícilmente puede haber democracia en el proceso”, expresó.

Aseguró que son necesarios varios cambios en el congreso, que no es suficiente que se pidan 10 propuestas a las UBCH para llevarlas al presidente Nicolás Maduro, que no debería sancionarse a las figuras críticas y que se debe rectificar frente a las denuncias de Jorge Giordani y Héctor Navarro.

Marea Socialista considera que el gobierno de Maduro se está alejando del “punto de no retorno” hacia el socialismo, al privilegiar los intereses de la lógica del capital.

La organización lamenta que no esté en la agenda la discusión de medidas para superar la crisis económica, el desabastecimiento o el aumento de los precios. Asegura que si el PSUV cae en la “burocratización o adequización”, el III Congreso del partido “podría ser el último”.


Puntos. Marea Socialista presentó cuatro recomendaciones a la dirección del PSUV ante la realización del congreso. Uno: reorganización de la agenda del debate, que incluya como primer punto la coyuntura nacional y las propuestas de urgencia para salir de la crisis.

Dos: que los delegados “natos” pasen a ser invitados. “Es una cuestión de principios que los diputados, gobernadores y alcaldes, que fueron elegidos para un cargo público, no ejerzan de esa manera impuesta la vocería del partido. Son funciones distintas que no se deben confundir”, reza el documento.

Tres: respetar los derechos de las bases, que todos los postulados como candidatos a delegados por las UBCH sean reconocidos como delegados plenos.

Cuatro: elegir del seno de los delegados plenos al congreso una comisión de organización, seguimiento y garantías de participación democrática e igualitaria para el proceso de renovación de la dirección política.

Marea Socialista realizará otra conferencia en la que evaluará los resultados del congreso.



Propuestas para la crisis
Marea Socialista elaboró un documento que contiene cinco exigencias al gobierno para buscar soluciones a la crisis que vive el país. La organización espera sean tomadas en cuenta en la discusión del próximo domingo.

El coordinador nacional de la organización, Gonzalo Gómez, dijo que para combatir la corrupción y evitar la fuga de divisas piden una auditoría pública e independiente, con participación ciudadana y de expertos nacionales e internacionales, para demostrar que la causa del desabastecimiento y la caída en la producción no es una supuesta deuda del gobierno con los empresarios.

También solicita que se planifiquen las importaciones de acuerdo con las prioridades de la sociedad y que haya un control estatal del comercio exterior. Exige combatir “el desabastecimiento programado” con un control de precios efectivo y un mayor control sobre los planes de producción. Gómez advirtió sobre el riesgo de reducir las importaciones: “Significaría que el pueblo va a quedar desabastecido y tendríamos un problema Hay que aumentar la producción”.

Marea Socialista también pide ajustar el salario mínimo mensualmente, de acuerdo con la canasta alimenticia. Por último, piden activar el “poder constituyente”, para que sea el pueblo el que determine cómo será el sacudón necesario en el gobierno.