• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Marco Coello: Me torturaron para que firmara una declaración contra Leopoldo López

Fernando del Rincón y Marco Coello / Twitter @soyfdelrincón

Fernando del Rincón y Marco Coello / Twitter @soyfdelrincón

En una entrevista para CNN en Español, el estudiante sostuvo que si se quedaba en Venezuela habría sido condenado sin derecho a la defensa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marco Coello, uno de los estudiantes imputados por los hechos violentos en la marcha del 12 de febrero de 2014, declaró por primera vez, en el programa Conclusiones de la cadena CNN es Español, tras irse del país.

El joven de 20 años de edad, quien solicitó asilo político en Estados Unidos, declaró ante las cámaras su temor de volver a Venezuela porque considera que no hay Estado de Derecho.

“Cuando supe que la sentencia ya estaba lista, decidí salir del país. Asumí el riesgo porque de todas maneras iba a ir preso”, dijo al periodista Fernando del Rincón.

A pesar de que el gobierno venezolano dijo que Coello era prófugo de la justicia y pidió a Interpol su captura, sus abogados confirmaron que aun no existe una alerta roja en su contra.

"Prefiero luchar por mi país desde afuera, donde sí puedo expresarme", agregó.

Desde que se fue de Venezuela no ha podido hablar con su mamá, a quien llamó su “guerrera”. Además, teme por su seguridad.

¿Cómo se fue del país?

Coello indicó que se fue del país con su papá por el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, estado Vargas. Fue un día antes de que se dictara la sentencia en su contra.

Ante las autoridades aeroportuarias, dijeron que irían a Disney World.

Narró el miedo que sintió por la posibilidad de ser detenido: “Nos escondíamos de las cámaras para que no nos vieran”.

“Después de que me subí al avión vi a mi papá,  nos abrazamos y los dos comenzamos a llorar (…) Fue un llanto de esperanza, de alivio, de dolor y de tristeza”, agregó.

Las torturas

Coello expresó que las primeras 24 horas de su detención fueron las más traumáticas de su vida.

“Una persona que vestía de civil me puso una pistola en la cabeza. Yo pensé que me iba a robar, traté de escaparme y cuando me di cuenta tenía ocho funcionarios con pistolas. Uno de ellos me pegó con un extinguidor y me desmayé”, dijo.

El estudiante indicó que lo metieron en un edificio y lo golpearon. Al final del pasillo vio un letrero que decía Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas  (Cicpc).

“Trataba de escaparme y me protegía pero se ponían más agresivos. Me arrodillaron y me esposaron contra la pared durante 5 horas. Cada funcionario que pasaba me golpeaba la cabeza contra la pared”, señaló.

Durante la detención estuvo incomunicado, encerrado sin ver la luz del día. Llegó a perder la noción del tiempo, no sabía si era de día o de noche.

Coello denunció además que lo llevaron a un cuarto y que con una pistola que le pusieron en la cabeza. Pretendían obligarlo a firmar una declaración que lo declaraba culpable de los hechos de febrero de 2014 y que Leopoldo López lo dirigía.

“Me dijeron que si no lo hacía me iban a matar (…), que sabían quien era mi familia, me dijeron el nombre de mi mamá, mi papá y mi hermano, que si no lo hacía me mataban”, afirmó.

“Mi familia me inculcó buenos valores y no podía firmar algo que no había hecho y menos a  otra persona que no había hecho nada malo y que, quería también, algo bueno para el país”, agregó.

A su juicio, el coordinador nacional de Voluntad Popular es una persona con convicciones que está decidida a pasar la cantidad de tiempo que sea en la cárcel por el amor que le tiene a Venezuela.

“Sabe que en Venezuela hay que sufrir mucho para lograr lo que uno quiere”, sostuvo el estudiante.