• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Mano dura contra la conspiración” prometió ayer Nicolás Maduro

Nicolás Maduro y Rafael Ramírez compartieron tarima en Monte Piedad / AFP

Nicolás Maduro y Rafael Ramírez compartieron tarima en Monte Piedad / AFP

El vicepresidente dijo que ayer viajaría a Cuba “con temas de consulta para la toma de decisiones”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicepresidente Nicolás Maduro se hizo eco de la denuncia sobre la existencia de un plan para atentar contra su vida y la del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, formulada más temprano por el ministro del Interior, Néstor Reverol. Maduro tocó el tema durante su discurso en el acto central del oficialismo para conmemorar los 55 años del 23 de enero de 1958.

Dijo que los responsables son grupos que se han infiltrado en el país. “Nosotros lo denunciamos porque hay elementos de peso. No se sorprendan con las acciones que se tomen en las próximas horas y días. No vengan a pedir cacao los criminales que se infiltran en nuestro país”, advirtió, aupado por la multitud reunida en el sector de Monte Piedad en la parroquia 23 de Enero.

“¡El que se equivoque tiene que ir preso! ¡El que viole la Constitución y la paz de este país tiene que ir preso!”, enfatizó, apoyado por los militantes del oficialismo, quienes le respondieron eufóricos: “¡Así, así, así es que se gobierna!”.

“¡Mano dura contra la conspiración de la derecha, mano dura de todo el pueblo, del Gobierno, de todos los poderes!”, expresó Maduro, acogido con vítores.

 

Consultas. El vicepresidente informó que ayer mismo partiría a Cuba, donde se encuentra el presidente Hugo Chávez desde el 10 de diciembre. “Rafael Ramírez y mi persona vamos a salir dentro de unos minutos a La Habana a llevarle a nuestro comandante el amor de este pueblo”, dijo.

Más adelante agregó que el viaje tiene otros objetivos: “Vamos con un conjunto de temas de consulta para toma de decisiones”. No ofreció detalles de qué asuntos se consultarán en la isla caribeña.

Precisó que la procuradora Cilia Flores, el canciller Elías Jaua y el gobernador de Barinas Adán Chávez están en Cuba; indicó que él y Jaua viajarán luego a Chile, para asistir a la segunda cumbre de la Celac los días sábado y domingo de esta semana.

 

¿Maduro es Chávez? Al igual que suele hacer Chávez en sus arengas políticas, el vicepresidente recordó que las milicias bolivarianas son “pueblo uniformado y armado para garantizar la soberanía de la patria”.

También coreó varias consignas. Por ejemplo, gritó animado: “¡Yo-soy-Chávez!”, aunque luego matizó con un sonoro: “¡Todos somos Chávez!”.

La intervención de 48 minutos de Maduro estuvo precedida por las palabras del dirigente José Vicente Rangel, quien pidió a las autoridades investigar al presidente del Banco Venezolano de Crédito, Oscar García Mendoza.

No todos quienes se movilizaron ayer tenían claro el objeto de la manifestación. Por ejemplo, Daniel Rodríguez, de 23 años de edad, militante del PSUV-Caracas, dijo en la avenida Libertador: “Hoy se celebra la lucha de los estudiantes en la época de la democracia burguesa que fueron perseguidos y violados sus derechos”.

Tres estudiantes de la Unefa consultados en La Bandera también lucieron confundidos: “En esta fecha secuestraron a un presidente que no me acuerdo el nombre”, dijo Katherine Barrera, de 19 años. “Hoy se celebra la broma esa que pasó el 23 de Enero”, indicó Darwin Barreto, de 19. “Lo de hoy es un apoyo socialista a lo que se vive hoy de no tener violencia”, acotó Yoleisy Araque, de 21 años.

La concentración del oficialismo inició a las 9:00 am y las tres marchas confluyeron en Monte Piedad cerca de las 2:45 pm.

 

El 23 a pie

A las 11:30 de la mañana el vicepresidente Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, llegaron a la avenida principal de Propatria para participar, desde este punto de concentración, en la Toma de Caracas, para conmemorar los 55 años del 23 de Enero y ofrecer apoyo al presidente Hugo Chávez.

“Vamos a ver si estas piernas aguantan”, dijo Maduro en tono informal, cuando se bajó de la camioneta negra que lo llevó hasta este punto de salida. Desde allí, tanto él como Cabello recorrieron en ropa deportiva los sectores de La Silsa, la Zona F del 23 de Enero, la Calle Real de Sierra Maestra, el Bloque 56, el sector de La Piedrita, y la Calle Real de La Cañada, hasta llegar a la esquina de El Rincón del Taxista, donde una colorida tarima recibió a los simpatizantes del oficialismo.

Pañoletas, toallas, franelas, banderas y hasta cuadros rojos con la imagen de Chávez fueron exhibidos por los habitantes de la parroquia durante todo el recorrido. Incluso en sectores como La Piedrita algunos vecinos llegaron a abalanzarse sobre los líderes para tomarse una instantánea del momento.