• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro no salió ayer de Miraflores

El vicepresidente Jorge Arreaza disculpó la ausencia de Maduro ante los asistentes a la concentración | Foto AVN

El vicepresidente Jorge Arreaza disculpó la ausencia de Maduro ante los asistentes a la concentración | Foto AVN

El jefe de Estado lleva una semana sin salir del palacio presidencial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro no salió ayer de Miraflores, donde lleva una semana de encierro. Desde temprano, Casa Militar dispuso un operativo especial; barandas desde la puerta 2 del palacio hasta El Calvario, en El Silencio, donde instalaron una tarima, pero el vicepresidente Jorge Arreaza pidió (a las 5:22 pm) que le enviaran un saludo, ya que “por cansancio, no vendrá”. Maduro estaba ronco, dijo.

Los soldados fueron apostados en las azoteas de los edificios; con binoculares, metralletas, así como en los 4 cuatros puntos de entrada al evento, en conmemoración de los 25 años del Caracazo.

Al referirse al 27-F y la violencia de febrero de 2014, Arreaza exclamó: “¡Jamás este Ejército, esta FANB, disparará contra el pueblo!”.

“¡Acompañen al campeón de la paz, a Maduro! ¡No es un pacto de cúpulas!”, expresó el alcalde de Libertador sobre la Conferencia de Paz.

La gente, que partió de Guarenas, Antímano y Catia hasta El Calvario, bailó música llanera y algunos se vieron tristes cuando Alfredo Aray cantó “Linda Barinas” en honor a Hugo Chávez.

Los vendedores no perdieron el día y ofrecieron desde raspaditos, hasta las banderas de Cuba. ¿El costo? 150 bolívares. En el caso del estandarte de Venezuela, el precio variaba según el tamaño, entre Bs 150 y 350. En Catia, Mari Pili Hernández señaló que el 27-F “despertó el pueblo entre la miseria”, mientras que el diputado del PSUV, Freddy Bernal, instó a la organización popular.


“No violamos derechos”
En la urbanización 27-F, en Guarenas, hubo una sesión solemne. El alcalde de Plaza, Rodolfo Sanz, dijo: “Teníamos un gobierno autoritario, el de Carlos Andrés Pérez. No es comparable 1989 con los últimos hechos de violencia”.

El ministro de Educación, Héctor Rodríguez, afirmó: “Los chavistas no violamos los derechos humanos; todas las torturas cesaron con la llegada de Chávez al poder”.