• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro podrá censurar cualquier información

Los dirigentes del gremio periodístico temen mayor hermetismo | Foto: Manuel Sardá

Los dirigentes del gremio periodístico temen mayor hermetismo | Foto: Manuel Sardá

El nuevo organismo de inteligencia es casi idéntico al Cesna, que fue creado por Chávez en 2010. El artículo 3 indica que el nuevo organismo “solicitará, organizará, integrará y evaluará las informaciones de interés para el nivel estratégico de la nación, asociada a la actividad enemiga interna o externa" 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno, a través del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria, Cesppa, podrá declarar de carácter reservado, clasificado o de divulgación limitada cualquier información, hecho o circunstancia que considere estratégicos para preservar la seguridad nacional y prever y neutralizar potenciales amenazas de enemigos internos o externos.

En la Gaceta Oficial 40266, del 7 de octubre de 2013, fue publicado el decreto de creación del Cesppa, cuyo artículo 3 indica que el nuevo organismo “solicitará, organizará, integrará y evaluará las informaciones de interés para el nivel estratégico de la nación, asociada a la actividad enemiga interna o externa, provenientes de todos los organismos de seguridad e inteligencia del Estado y otras entidades públicas y privadas, según lo requiera la Dirección Político-Militar de la Revolución Bolivariana”.

El decreto es casi idéntico al publicado en Gaceta Oficial el 1 de junio de 2010, mediante el cual el entonces presidente Hugo Chávez creó el Centro Situacional de Estudios de la Nación, Cesna.

Los considerandos de ambos decretos son los mismos y las diferencias en los artículos se limitan a la adscripción del órgano al Ministerio del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno (en vez del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, al cual estaba adscrito el Cesna), y a la incorporación de términos como desestabilización y enemigos internos y externos.

Hay coincidencias hasta en la numeración de los artículos. El noveno establece la posibilidad de censura en los mismos términos. Precisamente el desconocimiento de las garantías constitucionales para el ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información fundamentaron la impugnación del Cesna ante el Tribunal Supremo de Justicia por el Colegio Nacional Periodistas, el Sindicato nacional de Trabajadores de la Prensa y la ONG Espacio Público.

Inconstitucional. En la demanda interpuesta ante el TSJ se argumentó que el artículo 57 de la Constitución impide censurar a los funcionarios públicos para que informen sobre asuntos bajo su responsabilidad. Y que el artículo 143 establece que las restricciones a las informaciones por razones de seguridad nacional deben estar expresamente definidas en una ley formal emanada de la Asamblea Nacional, la cual no existe, de manera que no sería suficiente un decreto ley dictado mediante poderes especiales concedidos al jefe del Estado.

Oswaldo Cali, de Espacio Público, informó que la impugnación del Cesna, formalizada el 15 de julio de 2010, está en fase de sentencia. Pero como el Cesppa deroga el Cesna, el TSJ podría rechazar la demanda.

Cali considera que, independientemente de que se denomine Cesna o Cesppa, constituye un mecanismo de censura. El abogado advirtió que el funcionamiento del organismo está expuesto en forma ambigua, lo cual puede abrir espacios al abuso de poder.

A modo de ejemplo, destacó que el artículo 9 estipula que, “las instituciones públicas y privadas”, sin mayores precisiones,  están obligadas  a “proteger, neutralizar y derrotar los planes desestabilizadores en contra de la Nación”. Ello, afirma el abogado, implica el riesgo de que se violen derechos ciudadanos.

Arrecian ataques a la prensa

Con la creación del Cesppa, Maduro reedita un mecanismo que Chávez mantuvo en suspenso, quizás por los costos políticos que implica restringir la libertad de expresión y el derecho a la información.

Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas, opina que los problemas de escasez e inflación que el gobierno atribuye a una guerra económica son tan graves que el presidente se atreve a hacer mayores esfuerzos por controlar la información: “Que la gente solo se entere de lo que al gobierno le conviene, lo cual implique la radicalización de los continuos ataques a medios y periodistas”.

Marco Ruiz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, señala que, a diferencia de Chávez, que demostró mucha habilidad para afrontar las críticas, Maduro no sabe cómo hacerlo: “A falta de carisma, el presidente acude a la coerción para impedir que el ejercicio de la libertad de expresión fundamente las críticas a la gestión gubernamental, sobre todo en materia económica”.