• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro pedirá poderes especiales para atacar la corrupción

El presidente Nicolás Maduro  / AVN

El presidente Nicolás Maduro / AVN

El Presidente de la República aseguró que declarará una "emergencia nacional" para luchar contra la corrupción, e insinuó que podría pedir una ley habilitante a la Asamblea Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro aseguró la noche de este lunes que declarará una "emergencia nacional" para la lucha contra la corrupción, que incluye la solicitud de "poderes especiales para reformar leyes que le permitan combatirla a fondo".

Sin mencionar directamente una ley habilitante, el primer mandatario insinuó que planea solicitar a la Asamblea Nacional la autorización "para ir a un proceso de reforma de las leyes y de cambio de la institucionalidad, para un combate a fondo. Incluso, si es necesario fortalecer el articulado anticorrupción de la Constitución, lo vamos a hacer".

"Si es necesario cambiar todas las leyes que hay que cambiar para enfrentar la corrupción, lo voy a hacer, pero yo quiero pedir el apoyo de todos ustedes. Yo quiero pedir el apoyo activo, muchachos y muchachas de la juventud. Esta lucha la podemos dar y será victoriosa solo si la juventud con su rebeldía y su crítica nos apoya", reiteró el mandatario.

Acciones de calle para combatir la corrupción

Ese apoyo solicitado por Nicolás Maduro a la juventud se traduciría, y así lo pidió expresamente, en "acciones de calle". Dijo también que se destapó "una olla podrida en el financiamiento de la derecha fascista venezolana". Agregó que en los próximos días se harían anuncios (no detalló de qué clase) acerca de "una putrefacción total desde el punto de vista humano, espiritual, ético, de quienes dirigen la derecha venezolana".

El presidente insistió en pedir "apoyo movilizado del pueblo venezolano. Yo voy a llamar a una emergencia constitucional en la lucha contra la corrupción, contra las mafias, contra el narcotráfico, contra los contrabandistas del poder político".