• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro y opositores acuerdan trabajar en conjunto sin "bajar banderas"

Nicolás Maduro se reunió con alcaldes y gobernadores electos de la oposición / AVN

Nicolás Maduro se reunió con alcaldes y gobernadores electos de la oposición / AVN

Alcaldes y gobernadores entregaron al jefe del Estado un documento en el que exigen la devolución de competencias y la eliminación de organismos paralelos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las 5:40 pm, con 10 minutos de retraso, comenzó la reunión entre el presidente Nicolás Maduro y 68 alcaldes y 2 gobernadores opositores en el Salón Ayacucho de Miraflores.

Una grabación del himno nacional cantado por el fallecido presidente Hugo Chávez, y seguido por los presentes, dio entrada al acto.

"Era necesario dar este paso para abrir una nueva etapa, ustedes tienen su posición política y yo los respeto, y exijo que se reconozca el movimiento revolucionario (...) No vengo aquí a bajar banderas ni que nadie las baje", dijo Maduro, quien dirigió el encuentro rodeado por el vicepresidente Jorge Arreaza y el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez. Sentados junto a los mandatarios regionales estuvieron el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, y de Juventud, Héctor Rodríguez.

Indicó que respeta la posición de sus adversarios y les dio garantías para hacer política en el país. "Seguiremos teniendo diferencias, pero los llamo a trabajar", dijo.

Manifestó que existen recursos económicos suficientes para todas las comunidades, que serán destinados a las gobernaciones y alcaldías.

Exigencia general. El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledesma, fue el primero en tomar la palabra. Entre otras cosas exigió al gobierno la devolución de las competencias y los recursos a su jurisdicción. "Somos portavoces de los ciudadanos que votaron por mí y los que no; represento a más de 700.000 caraqueños que me respaldaron", expresó.

Reafirmó que los gobernantes opositores están resteados con la democracia y solicitó al presidente, como luego lo haría el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, una ley de amnistía para los presos políticos: "Yo le pido en el marco de la Ley Habilitante que promulgue una ley de amnistía para los venezolanos que están privados de libertad y los que están en el exilio".

Señaló que el plan que va a respetar la oposición es la Constitución de la República: "Nosotros estamos aquí porque queremos caminar dentro de la Constitución nacional. Nuestro plan es el plan de la Constitución".

El gobernador de Lara, Henri Falcón, fue el segundo en intervenir y dijo que su asistencia a la cita fue expresión de apego a la democracia, pero no para recibir órdenes porque no son subalternos. "No soy un radical ni comparto radicalismos. Soy un demócrata que cree en el diálogo con respeto a la diversidad".

El tercero en el turno fue el alcalde del municipio Iribarren (Barquisimeto), Alfredo Ramos, que afincó sus palabras sobre la exigencia de la devolución de los bienes patrimoniales y competencias que, aseguró, le han arrebatado a su alcaldía. Señaló la ocupación del Mercado Mayorista como ejemplo.

Ramos indicó que está de acuerdo con que los especuladores y acaparadores sean penados por la ley, pero afirmó que hay gente honesta que ha levantado el mercado que está en completo abandono.

Ante esa declaración Maduro encargó al mayor general Hebert García Plaza trabajar de la mano del alcalde para recuperarlo.

La alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo, felicitó la iniciativa del presidente de reunirse con los mandatarios de oposición y pidió que se creen alianzas para trabajar y resolver los problemas del municipio.

Coincidió con Ramos y Ledezma en solicitar al presidente la devolución de recursos a Maracaibo para mejorar la ciudad y agregó que no puede arreglar sola el problema de la basura, por lo que propuso hacerlo en conjunto con el gobierno.

El alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, pidió "más que palabras, acciones" para resolver la inseguridad que hay en el país.

El alcalde de San Cristóbal del estado Táchira, Daniel Ceballos, denunció durante su intervención una supuesta xenofobia con Colombia del gobierno, a lo que el mandatario nacional fustigó la declaración y le respondió: "Si me buscó me encontró; xenofobia es la de ustedes que me acusaron de haber nacido en Bogotá y lo mantienen todavía. Amor es lo que tenemos por Colombia y por los colombianos. Hubiera estado orgulloso de nacer en Cúcuta o Bogotá. Nací en Caracas y bastante anticolombianismo se propagó y se sigue propagando".

La intervenciones de los mandatarios elegidos las cerró Gerardo Blyde, que solicitó a Maduro una ley de amnistía para los presos políticos y nombró al comisario Iván Simonovis. También cuestionó que el Plan de la Patria plantee convertir a Venezuela en un país socialista.

A lo primero el jefe del Estado respondió que buscará una solución por la vía "humana y constitucional" y a lo segundo propuso que se dilucide en el Tribunal Supremo de Justicia.

Sobre los organismos paralelos, dejó abierta la posibilidad de revisar su existencia según las circunstancias.

Al final Maduro aceptó la propuesta de los alcaldes de mantener contacto con el alto gobierno (vía PIN y correo electrónico) y se comprometió a mantener una relación con los opositores "con más respeto y altura".

Anunció la creación de una comisión de enlace para coordinar acciones conjuntas, que estará presidida por Jorge Arreaza, Wilmer Barrientos y Miguel Rodríguez Torres.

Alcaldes y gobernadores entregaron al jefe del Estado un documento en el que exigen la devolución de competencias y la eliminación de gobiernos paralelos.