• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Nicolás Maduro, el operador político de la diplomacia chavista

El presidente, Hugo Chávez, nombra como su sucesor al vicepresidente, Nicolás Maduro

El presidente, Hugo Chávez, nombra como su sucesor al vicepresidente, Nicolás Maduro

La enfermedad del Presidente y la posibilidad de que no pueda continuar al frente del proyecto político abren las puertas al vicepresidente como el sucesor del líder de la revolución bolivariana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nicolás Maduro ha liderado durante seis años el Ministerio de Relaciones Exteriores. Ha sido, de hecho, el nombre que más tiempo ha durado en el cargo. Allí se le ha identificado y se le podría recordar como el más eficiente operador del Ejecutivo en el cumplimiento de una política exterior ideologizada desarrollada por el gobierno para consolidar la proyección global del gobierno.

Esa larga pasantía lo coloca como una de las figuras con mayor reconocimiento entre los líderes de los países aliados más importantes de Venezuela; desde Irán, Rusia y China hasta Colombia y Argentina.

Maduro llegó al Ministerio en agosto de 2006, en sustitución de Alí Rodríguez Araque, hoy secretario general de la Unasur. Fue testigo y protagonista del nacimiento de la Unasur, cuyo tratado constitutivo se firmó en 2008 y cobró vida jurídica en 2011, y de la Celac, que nació en Caracas en 2011.

Últimamente estuvo ausente de las citas internacionales. El 7 de diciembre no viajó a Brasil para la reunión de Mercosur, la primera de Venezuela como miembro pleno del bloque. Tampoco fue en noviembre a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz –si fue días después a la de la Unasur celebrada en Lima-; en septiembre, en el fragor de la campaña política, se perdió la apertura de otro período se sesiones de la asamblea general de la ONU.

Debió enfrentar la crisis en Honduras, desatada el 28 de junio de 2009, cuando el Ejército, siguiendo una orden judicial, detuvo al entonces presidente, Manuel Zelaya, y después lo envió a Costa Rica. Fue uno de los operadores más activos en el intento por el retorno del mandatario al poder. Incluso estuvo en de julio de 2009 en el vehículo en el que Zelaya llegó a la frontera entre Nicaragua y su país para volver a él.

En junio de 2012 viajó a Paraguay con los cancilleres de Unasur ante el juicio político que realizó el Congreso de ese país al presidente Fernando Lugo, que resultó destituido. Fue acusado de haber arengado a los militares paraguayos, aunque no hay pruebas de ello. Ante la enfermedad de Chávez, en junio de 2010, asumió la representación del país ante el mundo.

Maduro debió enfrentar tensiones diplomáticas. Los nexos con Estados Unidos se de-terioraron desde que Chávez asumió el poder en 1999. En septiembre de 2008 se expulsó al embajador de ese país, Patrick Duddy. Los lazos se recuperaron en 2009. Desde finales de 2010 no hay embajador en ambas capitales.