• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduró ejercerá ilegítimamente si no es ratificado el 10 de enero

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro / AVN

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro / AVN

Los integrantes del Ejecutivo fueron nombrados para ejercer funciones en el período que termina mañana, explicaron constitucionalistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En ejercicio ilegítimo de sus funciones se encontrarán el vicepresidente Nicolás Maduro y los ministros del actual Gobierno, si continúan gobernando después del 10 de enero sin haber sido ratificados en los cargos por el presidente Hugo Chávez –después de haber sido juramentado para el nuevo período– o por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en caso de que este sea nombrado presidente interino.

Ese es el criterio de los abogados constitucionalistas José Vicente Haro, Enrique Sánchez Falcón y Pedro Afonso, quienes coinciden en que el cargo para el que esos funcionarios fueron nombrados termina mañana.

“Si no son ratificados por quien tenga la potestad presidencial para ese momento, tanto el vicepresidente como los ministros pasarán a ser funcionarios de hecho”, advirtió Sánchez Falcón.

Maduro fue designado vicepresidente ejecutivo de la República para ejercer funciones en un período constitucional concreto, y es el que termina mañana 10 de enero, explicó Haro, docente de Derecho Constitucional de la Universidad Católica Andrés Bello.

“No en vano el primer acto que efectuó Chávez después de tomar posesión el 10 de enero de 2007, cuando también fue reelecto, fue nombrar al vicepresidente y a los ministros. Ese acto es imprescindible”, indicó.

El profesor de la UCAB señaló que desde el punto de vista jurídico se trataría de una usurpación de autoridad debido a que esas personas no estarían investidas para ejercer las funciones y desde el punto de vista político habrían perdido legitimidad. “Eso los colocaría en primera fila para un cuestionamiento sobre la legitimidad democrática, lo que podría derivar en una crisis constitucional y de gobernabilidad”, advirtió.

 

Consecuencias. Si el vicepresidente y los ministros ejercen funciones después del 10 de enero sin haber sido ratificados, los actos que lleven a cabo podrían generarles responsabilidades legales, señaló Sánchez Falcón, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela.

El constitucionalista indicó que podrían ser abiertos procedimientos por la vía administrativa y por la judicial contra esos funcionarios.

“Estarían, por ejemplo, comprometiendo el presupuesto de la nación sin tener facultades para ello. Esto debería traer como consecuencia la actuación de la Contraloría General de la República, que puede activarse de oficio o por solicitud de cualquier ciudadano”, explicó.

Haro advirtió, además, que los actos que hayan sido dictados en tales condiciones serían nulos. “El artículo 138 de la Constitución establece que toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”, indicó.

Maduro, que también es canciller, fue designado vicepresidente el pasado 10 de octubre.

 

Continuidad. Los constitucionalistas consideraron incorrecta la tesis  que ha esbozado el propio vicepresidente, según la cual la juramentación de Chávez es una formalidad y tal acto puede efectuarse ante el Tribunal Supremo de Justicia cuando el mandatario y el máximo juzgado de la República lo consideren conveniente.

“Si bajo el argumento del respeto a la voluntad popular de quienes eligieron a Chávez en la elección del 7 de octubre llega a aplicarse la tesis de la continuidad, tal interpretación no es aplicable al caso de vicepresidente y los ministros, precisamente porque no son funcionarios electos popularmente”, indicó Haro.

El constitucionalista Pedro Afonso, profesor de la UCV, explicó que la soberanía popular debe ser ejercida en el marco de la Constitución.

“La Constitución fue aprobada el 15 de diciembre de 1999 por esa misma soberanía popular que eligió a Chávez,  el 7 de octubre el pueblo no votó por un presidente que transgrediera la propia carta magna que el pueblo aprobó”, dijo.