• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

El canciller que destruyó la institucionalidad del MRE

El vicepresidente Nicolás Maduro / AVN

El vicepresidente Nicolás Maduro / AVN

Desde 2006 están cesantes de sus cargos varios embajadores, ministros consejeros y consejeros que debían ir a diario al ministerio para firmar y mantener su salario; se habla de 80

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La historia diplomática venezolana le guarda un puesto a Nicolás Maduro. Con el tiempo se le recordará por la figura que impulsó la desinstitucionalización del MRE, que se evidencia en tres áreas: humana, física y de procesos.

La sustitución de personal diplomático de carrera por cercanos al Gobierno se ha acentuado en estos 6 años. En 2003 y 2005 se hicieron los últimos concursos para ingresar al servicio exterior, 80 personas aprobaron y debían ser ratificados, algo que no ha ocurrido; 60 de ellos, hoy en el despacho, están en un limbo jurídico.

Desde 2006 están cesantes de sus cargos varios embajadores, ministros consejeros y consejeros que debían ir a diario al ministerio para firmar y mantener su salario; se habla de 80.

En la Vicecancillería para América Latina y el Caribe separaron de sus cargos a más de 40 personas en julio, de ellos 17 diplomáticos, que sólo firman. Más de 150 se acogieron en 2010 a un programa de retiro voluntario.

Las vacantes las ocupan contratados, generalmente afectos al Gobierno. Al entrar al cuerpo diplomático -por concurso- se comienza en el rango más bajo, tercer secretario, y se asciende cada 5 años si hay plazas, por un concurso suspendido hace 8 años.

Fuentes afirman que muchos escogidos para ir a legaciones y consulados no son di-plomáticos y reciben un curso express antes de comenzar su gestión. Maduro creó el Despacho Móvil. “Es un grupo de 20 personas que me apoya, viaja mucho; su nombre lo indica, 'despacho móvil''", dijo Maduro el año pasado.

Fuentes señalaron que ha sustituido en la práctica a los equipos estables de la Cancillería. Los damnificados por las lluvias de noviembre y diciembre de 2010 obligaron al Ejecutivo a buscar albergues; uno de ellos fue el MRE. Recibió más de 1.000 afectados. Los de Casa Amarilla fueron reubicados; los de la torre no. Sobre la relación del ministerio con los diplomáticos acreditados en el país, ha mermado.

La acreditación de embajadores foráneos se ha complicado por la enfermedad del presidente. Los diplomáticos lamentan no ser recibidos por representantes del Gobierno.

Los sindicatos de la Cancillería se quejan de las dificultades que tuvieron con las autoridades para que se cumpliera el contrato colectivo 2007-2010.

Desde 2010 incumplen una única cláusula: la que establece un aumento de 25% en su salario. El tema se ha llevado hasta tribunales, muchos casos están en el TSJ. No se ha acordado la discusión de la nueva contratación colectiva, que los sindicatos introdujeron desde agosto y que reposa en la Inspectoría del Trabajo. Esto ocurre a pesar de que Nicolás Maduro fue líder del grupo que creó la nueva Ley del Trabajo y está encargado de verificar su cumplimiento.