• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro amenaza a los especuladores con ponerles "los ganchos”

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro / EFE

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro / EFE

"Les digo, especuladores del gran capital, capitalistas que quieren robar a nuestro país y a nuestro pueblo: No estamos jugando. Estamos en una fase de aceleración. Nosotros lo hacemos con serenidad”, advirtió el mandatario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro amenazó este sábado con ponerles "los ganchos" a quienes creen que el gobierno está "mamando gallo" con la aplicación de la Ley de Precios Justos.

El mandatario, quien recalcó que parte de sus obligaciones diarias eran “proteger al pueblo en las calles”, anunció que 27.000 fiscales participarán en los operativos adelantados por la Superintendencia de Precios Justos.

"Les digo, especuladores del gran capital, capitalistas que quieren robar a nuestro país y a nuestro pueblo: No estamos jugando. Estamos en una fase de aceleración. Nosotros lo hacemos con serenidad”, advirtió Maduro durante la transmisión del acto de juramentación de los ministros integrantes de la Vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaria, en el salón Sol del Perú, palacio de Miraflores.

El presidente reiteró que el gobierno pondría tras las rejas a quienes especulen con los productos de primera necesidad. Volvió a referirse al “sacudón revolucionario”, del que dijo que se aplicaría con “seguridad y confianza en nosotros mismos”.

Asimismo, recalcó que pronto se incorporarán 516 fiscales a las labores de fiscalización de los establecimientos comerciales bajo la dirección de la Superintendencia de Precios Justos. Este contingente forma parte de 27.000 fiscales que también participarán en los operativos. “Vamos a tener la capacidad para llegar hasta el último palmo del territorio nacional y proteger al pueblo; es el objetivo”, detalló el jefe del Estado.

Fiscalización y auditorías
El mandatario anunció que su gobierno crearía una oficina de control para fiscalizar y perseguir irregularidades en sistema alimentario Venezolano. Además, dijo que se harían auditorías a empresas relacionadas con el sistema de importación y distribución de alimentos.

También anunció la reducción de cinco a tres viceministerios a cargo de la conducción del sistema de alimentación y el relanzamiento del Banco Agrícola de Venezuela.

Reunión con Yván Gil
Más temprano, el mandatario se reunió con la Vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaria, a cargo de Yván Gil, quien recientemente indicó que trabaja en la creación de un conglomerado que agrupe a las empresas estatales del sector alimentario, que contarán con un sistema socialista de administración.

"Tenemos un conjunto de empresas, unas buenas, unas con problemas. Estamos diagnosticando qué decisiones tenemos que tomar en cada una, dónde han ocurrido las fallas, que siempre se producen cuando se sigue el modelo capitalista", expresó Gil.

Puntualizó, además, que el Presidente ordenó un proceso de adecuación del sistema empresarial estatal a los nuevos tiempos.

Comentó que el sistema productivo estatal ha tenido diversos resultados: desde empresas que considera exitosas como la telefónica Cantv, el Banco de Venezuela y Lácteos Los Andes, y otras "que no han tenido el mismo resultado, producto de fallas de gestión, de los entornos hostiles donde se desarrollaron, etc".

Decisiones tomadas
Se ordena la creación de una Corporación, Productora, Distribuidora y de Mercadeo de Alimentos, llamada Corpo-Pdv-Mercal, integradora “de las empresas que hoy ya tenemos de Mercal, Pdval, Abastos Bicentenario, Fundaproal y Logicasa de manera que se controle el direccionamiento de alimentos, ampliando la meta de distribución de 130.000 toneladas/mes a 200.000 toneladas/mes (…), tanto en el sector público como en el privado, convirtiéndonos con esta gran corporación de carácter socialista, en el gran productor, distribuidor y comercializador de alimentos del Estado”.

En segundo lugar, el presidente ordenó la creación de una Oficina Especial de Control Posterior, dependiente del ministerio de Alimentación. Esta oficina tendrá competencia para “fiscalizar las dependencias y entes adscritos así como verificar las actuaciones de sus funcionarios y realizar procedimientos administrativos estratégicos”, detalló el presidente.

Maduro ordenó también iniciar de inmediato una auditoría, a través del Cencoex y del Seniat, a “las importaciones de alimentos y materias primas que realizan las empresas a las que el ministerio de Alimentación les ha otorgado la licencia de importación, el certificado de no producción o las cartas de intención para verificar in situ que efectivamente se esté actuando de manera legal, ajustada a los planes”. “Esta auditoría es una orden que estoy dando, que se haga de manera inmediata”, informó el presidente.

En cuarto lugar, cinco ministerios serán reducidos a tres viceministerios para “que asuman las funciones de coordinación y conducción como Estado Mayor, colectivo, conjunto, en el área del ministerio de Alimentación”. De este modo, quedan creados el viceministerio de Políticas Alimentarias, el viceministerio de Producción Alimentaria y el viceministerio del Sistema Socialista de Alimentación.

Se relanzará el Banco Agrícola de Venezuela para constituir “un poderoso dentro del sistema de financiamiento que coordine estrechamente las políticas entre el ministerio de Agricultura y Tierras, Finanzas y Banca Pública para el diseño de una estrategia de financiamiento”. El presidente de este banco será Yván Gil, como fue anunciado esta semana. El presidente ordenó, asimismo, concentrar el Fondo Ezequiel Zamora y el fondo de Desarrollo Agrario y Socialista “en una sola estrategia alrededor del Banco Agrícola (…) para atender los distintos sectores productivos del país y tener una sola estrategia de financiamiento”.

Otro de los anuncios hechos por el presidente Maduro es la ejecución de un plan de financiamiento de la banca social dirigido a rubros estratégicos a través del fondo de Desarrollo Agrario y Socialista, que será una cartera del Banco Agrícola y del fondo Ezequiel Zamora.

Se reactivará el Centro de balance de alimentos, adscrito a la vicepresidencia ejecutiva. Estará encargado de recibir alertas en tiempo real sobre abastecimiento y producción de alimentos. A este centro lo asisten el ministerio de Agricultura y Tierras, Alimentación, Corpovex, Cencoex, Sala Pequiven. No obstante, pueden ser invitados otros actores, de acuerdo a la información suministrada por el jefe del Estado. Este centro estará adscrito a la vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaria.

Se acordó crear un conglomerado de empresas productivas del campo venezolano, agroindustrial que contemple financiamiento, aprovisionamiento de insumos y maquinarias agroindustriales, producción primaria, cosecha y recepción, procesamiento primario y secundario, y distribución. “Los ministerios del área elaborarán una propuesta de transición al aparato empresarial para esta nueva modalidad organizativa”, dijo el presidente.

Se aprobó el segundo desembolso para el plan de producción Zamora 2014, por 2.428 millones de bolívares, requeridos para la culminación del ciclo norte verano 2014.

Por último, Maduro ordenó la creación inmediata de un sistema único de emisión de guías de movilización de animales y vegetales, así como productos y subproductos de ambos orígenes. Dicho sistema estará a cargo del Sada, con la autorización previa de Salud Agrícola Integral.