• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro: Madiba seguirá siendo ejemplo vivo de todas las virtudes

La entrevista concedida por el presidente se prolongó por espacio de dos horas | Captura Globovisión

La entrevista concedida por el presidente se prolongó por espacio de dos horas | Captura Globovisión

El primer mandatatio envió una carta al presidente surafricano, Jacob Zuma

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la República, Nicolás Maduro, envió este viernes una carta al presidente de Suráfrica, Jacob Zuma, para expresar su lamento por el fallecimiento del líder Nelson Mandela.

"Madiba era y seguirá siendo ejemplo vivo de todas las virtudes humanas", manifestó el jefe de Estado, quien decretó el pasado jueves tres días de duelo por la partida física de Mandela.

A continuación la carta publicada en el sitio web de la Cancillería venezolana:

Miraflores, 6 de diciembre de 2013
Su excelencia
Jacob Zuma
Presidente de la República de Suráfrica
Señor Presidente: Querido amigo

El Pueblo de Simón Bolívar y Hugo Chávez siente en lo más hondo la partida física del inmenso Nelson Mandela. Estamos de corazón con el noble y heroico Pueblo Surafricano: nos unimos al dolor y a la tristeza de nuestra Madre África y del mundo entero. Hemos decretado tres días de duelo nacional porque se nos ha ido un grande entre los grandes: uno de los hombres más excepcionales que encontrarse pueda en la historia contemporánea.

Madiba era y seguirá siendo ejemplo vivo de todas las virtudes humanas; era y seguirá siendo paradigma luminoso de lo que debe ser el ejercicio de la política. Personificaba la lucha sin tregua por la justicia y la igualdad, el combate cotidiano por la paz, la batalla histórica contra el racismo.

Cómo no evocar sus palabras cuando llegó el fin del apartheid: ¡Viva la libertad! El sol nunca ha iluminado un logro humano más glorioso. En realidad y en verdad, sin Madiba, sin la fuerza espiritual y política de su liderazgo, tan glorioso logro hubiera sido poco menos que inalcanzable.

Encarcelado durante tantos años en una sociedad convertida en una cárcel, nunca pudieron encerrar su indoblegable espíritu. Quienes lo condenaron a las tinieblas, no pudieron evitar que Mandela resplandeciera desde Suráfrica y se extendiera por toda la tierra. Junto a Patricio Lumumba, Samora Machel, Amílcar Cabral, Agostinho Neto, Thomas Sankara, y tantos otros adalides, Madiba encarnó y seguirá encarnando la fuerza histórica de nuestra Madre África liberada y redimida.

Si no pudieron 27 años encerrar su luz, si no pudieron cortar sus alas, ¿cómo podría la muerte llevárselo lejos? Los seres como Nelson Mandela son llama viva y sagrada, fuego eterno, capaz de alumbrarlo todo, de iluminarlo todo con su entrañable presencia.

Estas palabras del Apóstol José Martí reflejan plenamente la vida de Nelson Mandela al punto que parecen escritas para él: Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. En realidad y en verdad, en Mandela va, más allá de la vida física, su Pueblo y todas sus luchas, va la dignidad humana en toda su verdad y en toda su belleza.

Justo en el día de la partida del Padre de Suráfrica, se cumplían nueve meses de la siembra de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez. Cómo no identificarnos con el Pueblo de Suráfrica; cómo no hacer nuestra su aflicción. La partida del Comandante ha sido y es un dolor compartido por todo el Pueblo venezolano, pero un dolor que hemos ido convirtiendo en compromiso con la vida y en decisión irrevocable de vencer. Sé que los hijos y las hijas de Madiba harán lo mismo.

Con toda la fuerza de nuestra tristeza, pero también con la fuerza superior de la esperanza: j Viva Nelson Mandela! j Viva el Padre Madiba! El mundo es otro después de tu paso. Como tú mismo nos lo enseñaste: Un mundo nuevo será ganado, no por aquellos que se mantienen a distancia con los brazos cruzados, sino por los que están en el ruedo, cuyas ropas rompen las tormentas y cuyos cuerpos son heridos en la batalla.

Madiba se queda, nunca se irá: con nosotros y en nosotros va su mirada capaz de trascender el tiempo, con la fuerza que siempre tuvo su razón. La libertad lleva su nombre, la solidaridad es del color de su piel y el futuro habla con su voz.

Hoy, cuando su despedida quebranta el cielo, no podemos sino elevar sus banderas y enarbolarlas como pájaros en vuelo y agradecer así su fecunda existencia, su entrega, su desprendimiento, su humildad, su sabiduría. Su imperecedero legado se proyecta en la Suráfrica libre: la Patria Surafricana de todas y todos, pero Mandela es también la lucha que no termina por un mundo de iguales, un mundo en el que quepan muchos mundos.

Que vuele libre y vuele alto para encontrarse allá, en el infinito, con Bolívar y con Chávez, con Lumumba y con Sankara, con todos los hombres y mujeres, que como él vivieron enseñándonos a perfeccionar la condición humana. Madiba es sol de la historia que haremos y que ya estamos haciendo.

Señor Presidente, en esta hora difícil y dolorosa para el Pueblo surafricano, quiero reiterarle que estamos de corazón con ustedes.

Reciba un abrazo afectuoso y solidario.

¡Que Viva el pueblo de Mandela!
¡¡¡Honor y Gloria a Nelson Mandela!!!,
¡¡¡Hasta la Victoria Siempre!!!,
¡¡¡Viviremos y Venceremos!!!,

Nicolás Maduro Moros