• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro: ¡Haré un gobierno de milagros!

Diosdado Cabello y María Gabriela Chávez ponen banda presidencial a Maduro | Foto: AVN

Diosdado Cabello y María Gabriela Chávez ponen banda presidencial a Maduro | Foto: AVN

Ministros pusieron los cargos a la orden del mandatario. El Presidente dijo que está dispuesto a hablar “con el diablo y ‘el nuevo Carmona’ para que cese la violencia y respeten la Constitución”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

19 de abril de 2013, un nuevo día de simbología para la “revolución”. Nicolás Maduro sumó reconocimientos como presidente ante las críticas de la oposición, que duda de los resultados electorales y pidió recuento de 100% de los votos. El primer aval fue la proclamación del Consejo Nacional Electoral el lunes 15, el segundo y el tercero ocurrieron ayer.

La juramentación formal en la Asamblea Nacional sirvió para tener la venia de los otros poderes, como el Legislativo, Judicial y Moral, que firmaron el acta oficial que lo acredita como mandatario constitucional para el período 2013-2019. Y, luego, en el desfile cívico-militar, en honor al 19 de abril de 1810, día del grito de Independencia, obtuvo el respaldo de la Fuerza Armada en su condición de comandante del sector castrense. “La Fuerza Armada hará respetar la decisión del pueblo. Es impensable que los militares sean capaces de levantar sus armas contra el pueblo o irrespetar la Constitución”, dijo el ministro de la Defensa, almirante en jefe Diego Molero Bellavia.

Los actos oficiales constituyeron también un reconocimiento internacional, al asistir 60 delegaciones de 27 países; 15, de América Latina; entre ellos, los presidentes Cristina Kirchner (Argentina), Raúl Castro (Cuba, el más aplaudido), Daniel Ortega (Nicaragua) y Juan Manuel Santos (Colombia), quien a la media hora abandonó el Parlamento porque, según Maduro, iba a reunirse con alcaldes colombianos en Bogotá. Rafael Correa (Ecuador) se excusó, pues viajó a Europa, donde se reuniría en Italia con el papa Francisco.

Jura por Chávez. A la 1:15 pm llegó Maduro con Cilia Flores (con quien todavía no sea casado, como prometió) en un Mercedes Benz Clase E, a las inmediaciones del Poder Federal, donde lo esperaban cientos de seguidores, autoridades legislativas e invitados. Al igual que el mandatario de Irán, Mahmud Ahmadineyad, Maduro repartió besos y alzó el brazo izquierdo en señal de victoria.

En el boulevard Bicentenario recibió honores de la FANB y de la Milicia. Diosdado Cabello, presidente Legislativo, lo esperó en la entrada y lo condujo, primero a su despacho y luego al salón de sesiones que, ahora, incorporó un nuevo icono: una foto grande de Hugo Chávez, al lado de un cuadro de Simón Bolívar.

En el hemiciclo tendió sus manos a invitados, aunque Raúl Castro lo saludó al estilo militar. A la 1:48 pm comenzó la cadena que terminó a las 4:15 pm. La juramentación fue corta y tanto Maduro como Cabello alzaron la manos izquierda, mientras sostenían ejemplares de la Constitución. “¿Jura, por la presencia y memoria del Libertador y de Chávez, presidentes, jefes de estados, poderes autónomos, diputados, pueblo en la calle, FANB, cumplir la Constitución, construir el socialismo, que es el legado de Chávez?”

La respuesta: “¡Lo juro, por la Constitución de 1999, el Cristo Redentor y la memoria del comandante supremo”; a lo que Cabello respondió: “¡Queda investido como presidente constitucional!”. La banda presidencial y el cordón fueron colocadas por Cabello y la hija de Chávez, María Gabriela. Luego, ANTV puso la versión del Himno Nacional en la voz de Chávez, pero, debido a problemas técnicos, no sonó más, lo que obligó a los presentes a cantar una sola estrofa; pocos sabían la versión completa.

Promesas. A las 2:24 pm, el nuevo jefe del Estado pidió la bendición y protección del “Cristo Redentor de Chávez”: “¡Que me llene de sabiduría para tender la mano a todos que quieran construir una patria incluyente”, rogó antes de ser interrumpido por un desconocido que burló el cerco de seguridad y llegó hasta el estrado.

El discurso tuvo como centro la figura militar, política y humana de Chávez, su aporte a Venezuela y a la integración de América Latina. “En la Unasur convivimos 12 países de distintos signos, y nos tratamos con respeto, como hermanos. Aspiramos a eso en nuestra patria: respeto, sin cartas escondidas”, dijo, al tiempo que agradeció el comunicado de la Unasur, aprobado el jueves en Perú, en el cual lo respaldan como presidente y aprueban crear una comisión que investigará la violencia del 15 de abril, que dejó 8 muertos.

Maduro propuso “desinfectar la sociedad de antivalores”, como el racismo y la xenofobia. Dijo que usaron la nacionalidad colombiana de su madre para atacarlo. “¡Perro colombiano!, me decían. Ellos odian a Colombia; nosotros la amamos”.

El Presidente criticó a la oposición por no usar los mecanismos legales ante el CNE: “¿Cuántas muertes nos hubiéramos ahorrado si no impugnan las elecciones y llaman a la paz? Iban a marchar hasta el CNE, pero Dios me iluminó y no lo permití; se evitó una mortandad en Caracas. Ellos no han impugnado las elecciones; metieron un documento con inconsistencias, mal elaborado, improvisado. El CNE tomó una decisión estando en Lima y dije: Respeto al CNE. ¡Tendrá mi apoyo institucional y político!”. Sin embargo, dijo que desconfiaba de la Mesa de la Unidad Democrática, pues cree que no aceptarán los nuevos resultados. “Sólo en Venezuela, por capricho de la burguesía, se audita en caliente 54% de las mesas y 100% de centros electorales. En Estados Unidos no se audita ni una máquina”.

Aunque hay versiones distintas sobre la muerte de ocho seguidores del chavismo el 15 de abril, Maduro aseguró que no quedarán impunes los hechos mientras Cabello pidió firmeza a los poderes públicos. “Pagarán quienes los incitaron. Sólo la justicia sanará el odio”, afirmó el Presidente.

Extendió sus manos a quienes lo adversan: “Si aceptan, vengan con el hijo de Chávez a hacer patria. Llamo a la gente, a políticos de oposición, a conversar en función de la patria, con respeto a las instituciones, a los derechos humanos. Estoy dispuesto a hablar con el diablo (que Dios me perdone); con ‘el nuevo Carmona’ para que cese la violencia, el odio, y respeten la Constitución”.

Por primera vez, admitió la merma electoral en el chavismo (4%) y la atribuyó a la “guerra económica”, al sabotaje eléctrico. “¿Qué pasó? Por qué votaron por el candidato antichavista. Hubo un conjunto de factores en estas elecciones; fueron las más reñidas de la historia. Hay que ver lo difícil que es pararse aquí con dolor, pero no me quejo. Soy un combatiente, un guerrero y tengo fe absoluta que haremos un gobierno de milagro, de resurrección, de crecimiento social. Quiero hacer la revolución dentro de la revolución”.

A los ministros, que ayer colocaron sus cargos a la orden, les agradeció lealtad, pero no precisó quiénes serían ratificados; por ahora, sólo Jorge Arreaza ha sido designado como vicepresidente.

Maduro informó que reeditará programas de Chávez, como Barrio Tricolor para reparar urbanismo en comunidades, que convocará esta semana al Consejo Federal para ver si asisten los gobernadores de Miranda y Lara (Henrique Capriles y Henri Falcón, respectivamente).

Entre otros anuncios lanzó la Misión Eficiencia Socialista, el “cuerpo especial secreto de corrupción”, el “gobierno de calle”, las revoluciones de la seguridad, justicia y paz y del poder popular, la Misión Eléctrica, y la reedición de las misiones Robinson y Ribas. “Vamos a cortar la cabeza a la ineficiencia, indolente y a ajustar los planes del Gobierno”.

Al final, confesó que tenía un sueño: entregar la banda presidencial a “una mujer u hombre chavista”.

El espontáneo

“Falló la seguridad. Me han podido dar un tiro”, expresó Nicolás Maduro, luego de que un hombre, que fue identificado como Yendrick Sánchez, se le aproximó y le quitó el micrófono. Diosdado Cabello agarró al sujeto por detrás. Sánchez acostumbra a subirse al podio como broma, como su primo Juan Salas. “Incidente superado. Está mal hecho. Hay que tener disciplina en eventos de esta naturaleza. Ahora, dirán que es un montaje y crearán una fabula”, dijo Maduro.