• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro y Cabello aseguran que el oficialismo no está dividido

El vicepresidente Nicolás Maduro, junto a Rafael Ramírez y Diosdado Cabello | Cortesía: AVN

El vicepresidente Nicolás Maduro y Diosdado Cabello | Cortesía: AVN

El presidente de la Asamblea rechazó que el morbo de la oposición la mantenga esperando que al Presidente le pase algo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las juramentaciones de los gobernadores del oficialismo ayer contaron con el acompañamiento de Nicolás Maduro en Mérida y Trujillo, y de Diosdado Cabello en Mérida. Las referencias al Presidente marcaron los actos.

En la proclamación de Alexis Ramírez, el presidente de la Asamblea opinó que la oposición “tiene el morbo por dentro para ver si al comandante (Hugo Chávez) le pasa algo” y aseguró que el mandatario se está recuperando de sus males.

Aprovechó el acto para enviar un saludo a Chávez y para pedir a los venezolanos que sigan orando por él. “Hubo quienes se creyeron el cuento de que Chávez ya no es el líder de la revolución. El jefe de la revolución bolivariana se llama Hugo Chávez”, agregó.

Que Cabello y Maduro estuvieran juntos en el acto en Mérida sirvió para que el presidente de la Asamblea aclarara que entre ellos no existe ningún tipo de pugna y que no están enemistados.

Rechazó que la oposición insista en tratar de dividir al oficialismo. “Que sigan sacando su cuenta que se van a equivocar. La lealtad hacia el presidente Chávez está garantizada. No hay chismes ni intrigas que valgan. Aquí es unidad o nada. Lo dijo el comandante. Si no estamos unidos, ellos (los de la oposición) van a intentar aprovecharse”, dijo.

En la juramentación de Ramírez, el vicepresidente también aprovechó para aclarar lo mismo que Cabello: que Chávez es el líder unitario y que el Partido Socialista Unido de Venezuela está más unido que nunca. “En Chávez hemos construido más que simple compañerismo”, dijo.

Maduro celebró que el pueblo de Mérida demostrara una vez más su compromiso con la revolución: “El pueblo merideño es patriota, revolucionario y chavista. Aquí vale es el pueblo, la revolución; Chávez como líder unitario”.

Pidió a los merideños que apoyen al gobernador y que actúen sin prepotencia ni altanería. “Nosotros hoy estamos más unidos que nunca y así va a ser hoy, mañana y siempre”, añadió. 

Cabello le recordó a Ramírez que tiene un gran compromiso con la entidad y a los merideños también les dijo que tienen un gran compromiso con el nuevo gobernador.

Pidió al PSUV trabajar en coordinación con el nuevo mandatario regional. “El PSUV no puede quedarse achinchorrado mirando los toros desde la barrera. Debe apoyar al nuevo gobernador de Mérida”, agregó.

Amor. Más temprano, Maduro también acompañó al nuevo gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva, en su acto de juramentación. Desde ahí extendió un reconocimiento a los ciudadanos de la entidad, pues le dieron una victoria al oficialismo con más de 80% de los votos. También agradeció al gobernador por separarse de su cargo de ministro de la Defensa para cumplir la tarea que Chávez le encomendó en Trujillo.

Aseguró que los resultados del 16-D demuestran que el pueblo de los Andes es chavista, bolivariano y está comprometido con la revolución. “Queremos que se le transmita a toda la juventud de Trujillo, a las mujeres, a los patriotas, a los cristianos, comunistas, socialistas, revolucionarios, nuestro agradecimiento en nombre del comandante Hugo Chávez”, señaló.

También dedicó buena parte de su discurso a hablar del jefe de Estado: “¿Cuándo en Venezuela hubo un presidente que asumiera, a riesgo de su propia vida, el defender al pueblo como Hugo Chávez. Los revolucionarios no odiamos, amamos y practicamos el principio cristiano del amor: amarnos los unos a los otros”, expresó.

Maduro pidió a José Gregorio Hernández por la salud del Presidente: “Que siga ayudando a nuestro comandante para que más temprano que tarde podamos tenerlo en territorio venezolano”, dijo.