• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Madre de Geraldine: Mientras enterraba a mi hija, Maduro bailaba salsa

Rosa Orozco, madre de Geraldine Moreno | Foto: Vision Global

Rosa Orozco, madre de Geraldine Moreno | Foto: Archivo

Rosa Orozco, mamá de una de las jóvenes asesinadas durante las "guarimbas" en el 2014, ofreció declaraciones con respecto a la impunidad de los homicidios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En horas de la noche de este miércoles, los familiares de los jóvenes asesinados durante la ola de protestas que inició en febrero del 2014 realizaron una asamblea ciudadana para darle inicio a la campaña “Libertad y justicia”.

En la convocatoria, realizada en Chacao, la madre de Geraldine Moreno, Rosa Orozco, destacó que uno de los objetivos de la reunión era explicar qué es la amnistía. “Si no tenemos amor, reconciliación y un perdón entre los venezolanos, no podemos seguir en esta lucha (…) Los venezolanos siempre hemos sido hermanos. Y eso es lo que se busca con la amnistía”, dijo.

Cabos sueltos

Con respecto a las declaraciones de la fiscal Luisa Ortega Díaz durante su informe de gestión en la Asamblea Nacional, Orozco fijó posición.

“Siga haciendo su trabajo y ocúpese de revisar los casos uno por uno, para que vaya sacándolos. Vamos a cumplir 24 meses y todavía no tenemos ninguno que le hayan dictado sentencia”, aseveró.

Durante casi dos años, el gobierno nacional ha sostenido que 43 personas fueron asesinadas durante las “guarimbas”. Sin embargo, la madre de Geraldine desmintió la afirmación. “Están involucrando a 9 personas que no existen y los que sí existen no tienen ley. Seguimos en una impunidad”, aseguró.

Aclaró que hay venezolanos que fallecieron por infartos o en manos del hampa y el gobierno pretende vincularlos con las manifestaciones.

En relación con el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien nombra reiteradamente en sus discursos a las víctimas del 12F, Orozco le envió un mensaje.

“El menos indicado para hablar de una víctima del 2014 es él. Porque el día que yo estaba enterrando a mi hija, él estaba en una tarima bailando salsa. ¿Qué puedo yo pensar de ese señor que está gobernando a mi país?”, manifestó conmovida.

La activista destacó que seguirá en la lucha por la justicia. “Yo a mi hija le prometí un país libre, yo le juré que se lo voy a regalar y se lo regalaré”, concluyó.