• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Machado afirma que si Maduro no se abre al diálogo no sirve una mediación

La opositora venezolana María Corina Machado / efe

La opositora venezolana María Corina Machado / efe

Entre las condiciones que "no son negociables" de cara a un diálogo, Machado citó la "liberación de todos los presos políticos", que "cese la represión contra las protestas pacíficas" y que se castigue a los responsables de torturas y asesinatos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La opositora venezolana María Corina Machado dijo hoy en Brasilia que el primer paso para que se acepte una mediación en el conflicto que vive su país es que el Gobierno de Nicolás Maduro "demuestre que tiene voluntad de diálogo".

Machado explicó la situación venezolana durante una audiencia en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño y comentó la posibilidad de que el Vaticano oficie como mediador, que ha sido barajada en los últimos días hasta por el presidente Maduro.

La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) se ofreció hoy en Caracas como posible mediadora y, aunque calificó al Gobierno de Maduro de "totalitario", dijo estar dispuesta a facilitar un diálogo para "apaciguar" la ola de protestas que vive el país.

"Si hay alguien en el mundo que pueda generar confianza es el Vaticano", declaró Machado, aunque aclaró que "eso sólo una vez que se demuestre que hay voluntad" para eso por parte del Gobierno.

Entre las condiciones que "no son negociables" de cara a un diálogo, Machado citó la "liberación de todos los presos políticos", que "cese la represión contra las protestas pacíficas" y que se castigue a los responsables de torturas y asesinatos.

"Entonces podremos hablar de una mediación", declaró Machado, quien reiteró que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) "no es confiable" para la oposición.

"La Unasur ya tiene precedentes", indicó la líder opositora, quien recordó que cuando la oposición denunció un supuesto fraude en las elecciones que hace casi un año ganó Maduro, se comprometió a que hubiera un recuento de votos "que nunca" se hizo".

"El pueblo de Venezuela tiene serias dudas sobre la imparcialidad de Unasur", indicó.

Agregó que hay "presidentes y cancilleres" de los países de la Unasur que han hecho declaraciones de apoyo a Maduro y también que, en los más de quince años que tiene el "chavismo" en el poder, la oposición escuchó decenas de promesas de diálogo que "jamás" fueron cumplidas.

Respecto a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien tiene una estrecha relación con Maduro, así como su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva la tuvo con el fallecido Hugo Chávez, dijo que le pediría que "tenga más empatía" con la situación venezolana.

"La hablaría de madre a madre, de perseguida a perseguida", dijo Machado, quien recordó que Rousseff, durante la última dictadura brasileña, fue detenida y torturada por su oposición al régimen.