• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD suspendió reuniones en grupos de trabajo del diálogo

El secretario ejecutivo adjunto de la MUD, Ramón José Medina / Internet

El secretario ejecutivo adjunto de la MUD, Ramón José Medina / Internet

Desde que comenzaron las conversaciones, el gobierno ha detenido a 686 personas y 49 quedaron presas. Cita con cancilleres de Unasur no se ha confirmado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de casi 700 detenciones y cerca de 50 privativas de libertad desde que comenzó el diálogo entre el gobierno y un sector de la oposición, la Mesa de la Unidad Democrática anunció que suspendió las reuniones de los grupos de trabajo: ley de amnistía, comisión de la verdad, gobiernos locales y designación de miembros de los poderes públicos.

El secretario ejecutivo adjunto de la MUD, Ramón José Medina, explicó que tomaron la decisión por el aumento de la represión de los cuerpos de seguridad del gobierno, como se evidenció con la detención de 243 jóvenes de los "campamentos de la libertad" ­la más grande en la historia de Venezuela, de acuerdo con Provea y el Foro Penal Venezolano­, y en los ataques y detenciones contra los estudiantes que ayer intentaron ir a la Nunciatura Apostólica a pedir ayuda, precisamente, contra la represión y la aprehensión injustificada de estudiantes.

La próxima reunión del diálogo gobierno-MUD se realizará el jueves, como anunció a una radio colombiana la canciller de ese país, María Ángela Holguín. Pero Medina aclaró que aún no se ha confirmado si se hará debido a la situación de incertidumbre e indefinición del gobierno frente al diálogo.

Medina opinó que el sector "radical oficialista y militar", que asegura dirige el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, atenta contra la posibilidad de que el dialogo tenga éxito. "Lo está dinamitando ante la impotencia y el silencio aprobatorio de Maduro", señaló.

Cabello creó, por ejemplo, una comisión de la verdad parlamentaria que él preside, lo que estancó el trabajo en ese ámbito, porque en las reuniones con el gobierno se había acordado crear una comisión de la verdad que no se limitara al Parlamento, presidida por alguien de mutuo acuerdo.

Detenciones. Han pasado 33 días desde el inicio de un diálogo que arrancó lleno de promesas, pero cuyo logro más importante hasta el momento es la formación de una junta médica que evaluó la salud del comisario Iván Simonovis; el primer paso para solicitar una medida humanitaria.

Quienes no se sumaron al diálogo aclararon que, mientras hubiese jóvenes detenidos por protestar, no había nada que conversar. Los que sí, prometieron trabajar por la liberación de esos jóvenes. "El presidente Nicolás Maduro tiene en sus manos una lista, elaborada por la unidad y por defensores de derechos humanos, de los estudiantes detenidos y se evalúa caso a caso. Vendrán liberaciones", señaló una fuente de la MUD antes de que se tomara la decisión de suspender el trabajo en las comisiones.

Pero mientras el presidente revisa la lista, el 18 de mayo en la madrugada se detuvo, al menos, a 243 jóvenes ­18 menores de edad­ en los "campamentos por la libertad" y a 11 de ellos se les dictó privativa de libertad.

Desde el 10 de abril, día en que comenzó el diálogo, se ha detenido al menos a 686 personas (ayer en la tarde denunciaban a través de las redes sociales la aprehensión de varios estudiantes en Las Mercedes).

Esas 686 personas representan 23,5% de los 2.917 apresados desde el 12 de febrero, de acuerdo con el Foro Penal Venezolano.

De todos los detenidos, 49 han quedado privados de libertad luego del diálogo, lo que representa 30,4% de los 161 encarcelados por las protestas.

Las muertes, luego del diálogo, no han sido tantas. Desde el 10 de abril han fallecido 4 personas (de un total de 44) por las manifestaciones: José Cirilo Darma García, de 27 años de edad; un GNB que recibió un disparo cuando dispersaba una movilización en Barquisimeto; Mariana Ceballos, arrollada en Valencia; Gabriel Daza, que recibió siete tiros en Valencia mientras recogía dinero para la quema de un Judas; y Jorge Colina, un polinacional que murió por un disparo en el cuello el 8 de mayo, cuando dispersaba una protesta en Los Palos Grandes.

Desde hace días varios de los promotores del diálogo planteaban la posibilidad de retirarse, principalmente por la cantidad de estudiantes detenidos. La Causa R fue el partido que más alertó sobre la necesidad de salirse.

Voluntad Popular nunca apoyó el diálogo mientras existieran presos políticos. Freddy Guevara, responsable político del partido, dijo que no tiene sentido la liberación de un preso de hace 10 años, mientras el gobierno detiene a decenas de estudiantes cada día.